Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-06

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

¿Tristeza o Depresión?: Cómo reconocer y atacar la enfermedad

Equipo SaludActual

En algún momento de nuestras vidas, todos hemos experimentado sentimientos de tristeza, enojo o angustia al enfrentarnos a situaciones que nos afectan. Sin embargo, cuando el estado de ánimo de una persona afecta la capacidad para desarrollar su vida con normalidad, estamos frente a una depresión.


Las razones que pueden provocar que una persona desencadene una depresión pueden ser variadas. En cuanto a los factores fisiológicos, las personas que presentan esta enfermedad muestran alteraciones del sistema nervioso asociadas a la deficiencia en los niveles de neurotrasmisores como la serotonina, dopamina y noradrenalina.

Estas sustancias influyen en la transmisión de mensajes entre las células nerviosas del cerebro. Algunas de estas regulan el estado anímico, por lo tanto, cuando las cantidades no son las que el cuerpo requiere, puede desencadenarse la depresión.

Por otra parte, también existe un factor hereditario. Cuando un familiar cercano, como los padres o hermanos han enfrentado esta enfermedad, las posibilidades de sufrir una depresión aumentan de un 25% a un 30%.

Además, existen algunas enfermedades que están ligadas a la depresión como la migraña, diabetes, hipertiroidismo, enfermedad de Adisson, Amenorrea hiperprolactinémica y Síndrome de Cushing, la mayoría de ellas relacionadas con alteraciones endocrinas.

Por otra parte, esta enfermedad puede ser también el resultado de la dependencia de drogas depresivas, como el alcohol, los sedantes o los tranquilizantes. Asimismo, también puede desencadenarse una depresión debido a otra enfermedad de carácter crónico o grave.

Finalmente, también se asocia la depresión a períodos específicos, como por ejemplo el embarazo y post parto, en donde la mujer tiene mayores posibilidades de tener dicha enfermedad como consecuencia de las alteraciones hormonales.

¿Cómo reconocer una depresión?

Cuando una persona se enfrenta a una depresión observaremos en ella diversos síntomas tanto físicos como emocionales. En el aspecto físico destacan:

 

  • Cambios en el apetito con pérdida o aumento de peso.
  • Tener problemas para concentrarse y poner atención.
  • Ansiedad, cansancio y falta de energía la mayor parte del tiempo.
  • Dificultad para conciliar el sueño o exceso de este.

 

En cuanto a los síntomas emocionales, las personas con depresión pueden experimentar:

 

  • Sentimientos de desesperanza.
  • Sensación de abandono.
  • Retraimiento de las actividades habituales.
  • pensamientos reiterados de muerte o suicidio.
  • Llanto sin motivo.
  • Sensación de culpa.
  • Pérdida del apetito sexual.
  • Mal humor.
  • Baja autoestima.

 

No todas las depresiones son iguales

Así como las causas de esta enfermedad pueden ser variadas, la depresión no es igual en todos los casos, diferenciándose según su intensidad y alcances:


•Depresión mayor: es el grado más alto de esta enfermedad. En ella deben presentarse 5 o más síntomas durante al menos dos semanas. Si no se recibe tratamiento esta depresión puede extenderse al menos 6 meses. Este tipo de depresión imposibilita a la persona de manera absoluta para trabajar, estudiar, dormir o relacionarse con otras personas. 

•Depresión Atípica: se caracteriza por comer y dormir en exceso. Los pacientes que la padecen se sienten sobrecargados, se angustian por el rechazo, tienen altos grados de negatividad, insatisfacción y desesperanza. Ocasionalmente, este tipo puede confundirse con estrés o cansancio. A diferencia de la depresión mayor, la depresión atípica no invalida completamente a quien la padece. A pesar de ser una depresión más leve, puede durar años si no recibe tratamiento.

•Depresión posparto: Debido a las alteraciones hormonales que se presentan durante el período del embarazo, algunas mujeres se llegan a sentir deprimidas tras el nacimiento del bebé. La depresión post parto es intensa e incluye los síntomas de la depresión mayor.

•Trastorno disfórico premenstrual (TDP): la mujer puede llegar a tener síntomas depresivos durante una semana antes de la menstruación y desaparecen después de esta. Los síntomas del período premenstrual se presentan intensamente y pueden incluso ser invalidantes.

•Trastorno afectivo estacional (TAE): este ocurre con más frecuencia durante las estaciones de otoño e invierno y desaparece durante la primavera y verano. Se le asocia a la falta de luz solar.

¿Cuándo se debe acudir a un médico?

La tristeza es un sentimiento tan habitual que muchas personas con depresión no logran distinguir que padecen esta enfermedad y que deben buscar tratamientos para ella. Por esto, frente a síntomas reiterados, la persona en conjunto con su familia debe ponerse en contacto con el médico.

El doctor indagará en el nivel de gravedad de la depresión y buscará la causa de esta a través de la historia clínica del paciente, una entrevista de salud mental y un examen físico.

El médico le hará preguntas relacionadas con su estado de ánimo y otros síntomas, factores estresantes a los que se esté enfrentando, uso de alcohol, drogas o cualquier medicamento que esté consumiendo y si han existido pensamientos de terminar con su vida.

El tratamiento que el médico entregue dependerá de los síntomas del paciente. Si éste tiene riesgo de suicidio es posible que se requiera hospitalización.

Qué tratamientos existen para la depresión

El tratamiento para esta enfermedad dependerá directamente del grado de depresión que tenga el paciente. La psicoterapia es muy efectiva para ayudarlo a conocerse mejor, descubrir qué le angustia y como mejorar sus formas de pensar, sentir y actuar, permitiendo comprender la depresión y lo que puede hacer al respecto.

Asimismo, según la gravedad de la depresión el médico puede aplicar un tratamiento farmacológico con antidepresivos. Estos se utilizan para corregir los niveles de sustancias químicas del cerebro, involucradas en el control de las emociones, el apetito y los niveles hormonales del sueño, como la serotonina.

Los antidepresivos tienen un efecto entre tres y seis semanas tras iniciar el tratamiento. Si no existen cambios en la enfermedad tras este tiempo de prueba, el médico puede variar la dosis o cambiar los medicamentos. Aunque no provocan dependencia, lo cierto es que sí pueden tener efectos secundarios como insomnio, nerviosismo, disfunción sexual o aumento de peso, entre otros. Por eso, es importante no automedicarse y siempre consultar a un especialista.

Importancia del apoyo familiar

Si bien los tratamientos médicos son efectivos para superar la depresión, también es fundamental el apoyo familiar. Quienes rodean al enfermo deben tener claro que la depresión es una enfermedad y que en muchos casos puede incluso ser invalidante.

Es importante evitar tener la depresión como tema único de conversación e impedir responder a la irritabilidad del enfermo con discusiones. Asimismo, deben pasar tiempo con él y acompañarlo a realizar ejercicios sencillos como caminar.

Si el paciente se enfrenta a una depresión severa, la familia debe estar consciente que la persona deprimida no querrá realizar muchas actividades, aún así no hay que limitarlo haciéndole sentir inútil, es bueno pedirle que ayude con las tareas que están dentro de sus capacidades.

¿Cómo evitar volver a sentirme deprimido?

La vida saludable puede ayudar a prevenir la depresión y a disminuir la posibilidad de que esta vuelva aparecer tras un tratamiento efectivo. De esta forma, dormir bien, tener una alimentación saludable, hacer ejercicio de manera regular, evitar el consumo de alcohol y otras drogas, son hábitos fundamentales.

Por otra parte, es importante realizar actividades que lo hagan feliz, pasar tiempo con la familia y los amigos, además de agregar actividades como meditar, hacer yoga, tai chi u otros métodos de relajación.

 

Carolina Roco.



Comentarios Trastornos mentales

Trastornos mentales
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Trastornos mentales


diseño de sitios web