Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-13

diseño de sitios web

Trastorno Disfórico Premenstrual ( TDPM )

Dr. Giorgio Agostini
Psicólogo Clínico




El trastorno  Disfórico Premenstrual implica un compromiso anímico y puede llegar a trastornar la vida de una mujer, limitando y comprometiendo de manera profunda su historia y calidad de vida.


 





En congresos, reuniones de especialistas y en la práctica clínica diaria tendemos a enfocar los problemas de nuestros pacientes desde la particular visión de nuestra profesión perdiendo de vista muchas veces el aporte que puede entregar otra mirada. Peor aún cuando vemos al paciente como un conjunto de síntomas descuidando su "ser persona" que implica una forma de interactuar con el mundo y con su cuerpo.

Ahora bien, existen fenómenos que están más influenciados por el elemento fisiológico o bien por el psicológico y se debe prestar atención a aquello que principalmente está generando el trastorno para de esta forma realizar adecuadamente el diagnóstico y el tratamiento.

En este tema es importante intentar visualizar cómo un fenómeno corporal trasciende el soma y se incorpora a la vida psíquica de una mujer generando una perturbación tal que no logra controlar y que más bien la domina.

Se ha observado que al dejar que este cuadro de Trastorno Disfórico Premenstrual TDPM se manifieste en su evolución natural se constituye como un cuadro crónico y limitante en el desarrollo de una persona presentando frecuentemente morbilidad asociada. Se evidencia deterioro en el área de las relaciones y en lo laboral, especialmente se ve afectada la familia, la pareja y la capacidad de eficiencia, aún cuando, se conservan las funciones cognitivas.

2. DIAGNOSTICO: TRASTORNO DISFORICO PREMENSTRUAL (DPM)

La disforia premenstrual es una variante severa del Síndrome Premenstrual que afecta aproximadamente al 5% de las mujeres en edad fértil, sin diferencias socioeconómicas, geográficas, étnicas, culturales o temporales.

Esta enfermedad es descrita ya desde la menarquia pero su prevalencia se encuentra entre la tercera y la cuarta década de la vida y con tendencia a permanecer hasta la menopausia y a remitir de manera espontánea en cierto porcentaje de casos. Se ha reportado que la sintomatología comienza o se agrava luego de los partos, con la edad, al comenzar o suspender los anticonceptivos orales o luego de someterse a esterilización tubaria.

Las variables clínicas asociadas al TDP el antecedente de Trastorno Depresivo Mayor o depresión post parto, los cuales también se presentan con mayor frecuencia luego de diagnosticado TDP.

No se encuentra relación entre los trastornos de personalidad y la enfermedad, bordeando el 10% al igual que en el resto de la población.

En general los síntomas aparecen cerca de la ovulación o durante las dos semanas previas a la menstruación, y finalizan por completo unos días después del inicio de la menstruación.

Síntomas característicos:
· Irritabilidad
· Enfado
· Animo deprimido
· Ansiedad
· Labilidad afectiva
· Fatiga
· Apetencia por Carbohidratos

Criterios Psiquiátricos (DSM - IV) para el TDM:

A.- Los síntomas ocurren durante la semana previa a la menstruación y remiten unos días después del inicio. Deben estar presentes cinco o más de los siguientes síntomas, y al menos uno debe ser 1, 2, 3 ó 4:

12. Animo deprimido, disforia o desesperanza
13. Ansiedad, tensión interna
14. Labilidad emocional, con llanto frecuente
15. Irritabilidad, enfado o aumento de conflictos interpersonales
16. Pérdida de interés en las actividades cotidianas
17. Dificultad para concentrarse
18. Letargia, fatigabilidad o falta de energía
19. Cambio significativo en el apetito, atracones o antojos
20. Hipersomnia o insomnio
21. Sensación de agobio, de estar rebasada o fuera de control
22. Otros síntomas físicos como hipersensibilidad o aumento de tamaño mamario, cefalea, molestias articulares, hinchazón, aumento de peso, etc.

B.- Los síntomas interfieren con el trabajo, la escuela, las actividades cotidianas o las relaciones interpersonales.

C.- Los síntomas no son una exacerbación de otro trastorno del estado del ánimo o de la personalidad (aunque pueden coexistir)

D.- Los criterios A, B y C deben ser corroborados por evaluaciones diarias prospectivas durante al menos dos ciclos consecutivos.

Etiología de TDPM

La etiología de esta enfermedad no se ha logrado precisar. A continuación las hipótesis que se han entregado:

· Hipótesis hormonal: una hipótesis antigua hablaba de fluctuaciones hormonales pero ésta no se ha comprobado por cuanto no se han encontrado diferencias hormonales consistentes entre controles y quienes sufren la enfermedad. La observación de que algunas mujeres presentan síntomas cíclicos una vez suspendida la actividad ovárica ha llevado a pensar que el TDP pueda tener un orígen encefálico, con síntomas dirigidos por ciclos endógenos centrales, lo que se contrapone con la evidencia de que la supresión de la ovulación provoca una desaparición de síntomas premenstruales. Estudios no publicados de E. Correa revelan que algunas pacientes postmenopáusicas y asintomáticas durante algunos años, la reaparición del cuadro se correlacionaría con el inicio del tratamiento de sustitución hormonal. De este modo, podría ser la ciclicidad normal o sustituida de la función ovárica el factor gatillador de los eventos biológicos y clínicos de la TDP.

· Hipótesis cerebral: se especula también que pueda corresponder a una enfermedad cerebral con síntomas determinados por ritmos biológicos cíclicos.

· Hipótesis cultural: algunos investigadores postulan que puede llegar a ser el resultado de un estereotipo cultural en que las mujeres estarían socialmente condicionadas a esperar experimentar síntomas en la fase lútea del ciclo, hipótesis que se contradice con otros estudios.

· Hipótesis biológica: habrían estudios que apoyan la idea de que existirían bases biológicas para este trastorno. A partir de investigaciones en la heredabilidad en gemelas y de hembras primates se ha observado la presencia de cambios conductuales premenstruales que incluyen el aumento de la agresividad, del apetito y aislamiento social. Existe un estudio que reveló que el 70 % de las hijas de madres que presentaban SPM compartían el síndrome.

Visión psicológica:

Desde una mirada psicológica o en términos psicodinámicos podríamos intentar entender la sintomatología premenstrual como una "sensación subjetiva de pérdida", esto es, como el aviso de la posible pérdida de acceder a la maternidad.

Un hijo que no nace es un hijo que no vive y aún cuando a nivel consciente una mujer se diga que no es el momento para tener un hijo, que no se dan las condiciones, que no tiene una pareja estable o que su pareja está en conflicto, etc. las razones conscientes pierden peso para el sujeto inconsciente que en su pulsión de vida desea expresarse a través del cuerpo, un hijo es crear y el no concebirlo es negar la posibilidad de vida.

Por lo tanto, cada vez que el cuerpo de una mujer accede al período menstrual accede también a un duelo llevando un luto rojo y tal vez desde esa misma percepción tengan sentido los síntomas de tristeza, irritabilidad y ansiedad elementos característicos de un duelo.

Serotonina

Por otro lado, se ha logrado encontrar que el TDPM está relacionado con alteraciones serotoninérgicas:

· La función ovárica normal gatilla el TDPM
· Durante la fase Lútea, la progesterona aumenta el turn-over de la serotonina.
· Los síntomas del TDPM son característicamente serotoninérgicos: ánimo deprimido, ansiedad, labilidad afectiva, irritabilidad.
· Los ISRS(inhibidores de la recaptación de serotonina) han demostrado efectividad en el tratamiento del TDPM.

3.- DEPRESION: Diagnóstico diferencial con TDPM

Depresión

Sabemos que el síntoma fundamental de la depresión es el ánimo disminuído o tristeza vital y que el síndrome depresivo se complementa con otras alteraciones emocionales, entre otras la ansiedad; alteraciones del pensamiento, como la dificultad para concentrarse e ideas pesimistas; alteraciones somáticas, por ejemplo; dolores, alteraciones del comportamiento como el llanto y por último las alteraciones de los ritmos biológicos, entre otras el agravamiento matinal de los síntomas. Además pueden predominar la inhibición o la agitación ansiosa.

Clasificación Descriptiva-terapéutica del Síndrome Depresivo

INHIBIDOTIPICOANSIOSO AGITADO
LentificaciónAlteracionesAngustia
psicomotoraEmocionales
ApagamientoAlteraciones PensamientoInquietud
Inmovilidad Hipersomnia EstuporAlteraciones Somáticas Alteraciones Ritmos Alteraciones ComportamientoAgitación Intranquilidad Desasosiego


Depresión premenstrual

Las pacientes de TDPM graves se aprecian sombrías y mustias, con una tristeza que no proviene de algún motivo exterior sino que aparece bruscamente a la conciencia de la mujer y le sorprende, se acompaña de falta de ánimo, dificultad para disfrutar, franca inhibición en el pensar, en la capacidad para concentrarse y de tomar decisiones.

Las pacientes refieren sentir que el cuerpo entero participa, los movimientos se vuelven más lentos, las extremidades pesadas y frías, como una cenestesia hipertrofiada aunque no amenazante de la integridad como en el caso del hipocondríaco.

Los ritmos biológicos están alterados, predominando la hipersomnia con somnolencia diurna, evacuación intestinal, evacuación intestinal lenta o ausente y falta de apetito acompañada por una forma particular de antojo que se acerca a lo descrito en las bulímicas. Este antojo surge como una avidez abrupta e intensa, sin dar tiempo a fantasear el alimento y tampoco representarse comiéndolo, es una urgencia y una ausencia de lucha por postergar el impulso pues emerge la ilusa idea de que el solo probar lo antojado les hará desaparecer esa vaga tensión interna que le embarga, lo que ocurre parcial y transitoriamente luego de comer todo el alimento deseado obtenido. El chocolate u otros, ricos en hidratos de carbono, suelen ser los alimentos ansiados, antojando rara vez un alimento ajeno a su apetito habitual, sin llegar nunca a vomitar aunque se tome dolorosa conciencia de la gran cantidad de calorías ingeridas.

No se observan ideas de culpa o autodesaprobación caracteríticos en la depresión. La paciente TDP teme lo que le ocurre, reconoce y recuerda las experiencias pretéritas y fásicas, aspira y espera a que el tiempo transcurra aunque teme que pueda permanecer en el estado en que se encuentra, es una angustia óntica, con la vivencia de la disolución de su ser y el temor ante ella.

La presencia de tristeza e irritabilidad observadas en algunas pacientes no concuerda con los estados mixtos descritos desde Kraepelin pues a diferencia de lo que ocurre en esos pacientes no se observa la aceleración del pensamiento , el insomnio, las ideas de grandiosidad ni la hipersexualidad. La presencia de estos síntomas , la ideación suicida, la agresividad y la violencia hacen pensar más bien en un error diagnóstico o en morbilidad asociada a un cuadro del espectro bipolar como postula Otero.

Estudios de Pallavicini comunican algunas características peculiares que observaron en 20 pacientes graves, tales como el curso temporal de la irritabilidad y del mal humor que surgen al despertar y van aumentando a lo largo del día, así como la susceptibilidad permanente con gran dificultad para controlar sus impulsos agresivos. Describen la aparición de sentimientos de inseguridad personal con una reactivación de complejos físicos o intelectuales padecidos en la adolescencia así como la frecuente exacerbación del rasgo más negativo de su personalidad. Sin embargo, buscan mantener la imagen externa de salud, ocultando socialmente sus molestias y son vistas como sanas pero conflictivas en su trato durante los días sintomáticos.

Diagnóstico Diferencial entre SPM Y TSPM

El DSM -IV enfatiza que el diagnóstico presuntivo requiere que los síntomas estén confinados a la fase lútea tardía y a los primeros días del ciclo, se presenten no menos de cinco de los once síntomas descritos y al menos uno debe ser de la fase disfórica, que exista una interferencia marcada en la vida de relación y los síntomas sean on-off.

Es tarea del clínico lograr diferenciar el TDP del clásico SPM que se caracteriza por síntomas físicos con leves o moderados cambios psíquicos, de la morbilidad asociada con otros cuadros del eje I y II, y de la magnificación premenstrual que ocurre cuando síntomas físicos y/o psíquicos de otros cuadros médicos se intensifican durante la fase lútea.

En el diagnóstico diferencial son importantes el tiempo de inicio y regresión de los síntomas, la evidencia de que estos limitan la vida diaria de la paciente y la certeza que no representen la exacerbación de síntomas correspondientes a otra patología.

La exacerbación sintomática que se suele observar en la fase lútea tardía de muchas pacientes depresivas en tratamiento obedece entre otras causas, a la presencia de niveles plasmáticos farmacológicos disminuidos, al aumento del agua corporal total o aun mayor clearance de creatinina en el período premenstrual.

Es importante señalar que existan mujeres que presentando los síntomas característicos del cuadro no refieran interferencia en la vida de relación. Por lo que no se estaría frente a un TDP sino que correspondería a un SPM, aunque es prudente la observación de varios meses para determinar si existe algún factor estacional que disminuya o aumente los síntomas.

4.- PERSONALIDAD Y TDPM

Ningún ser humano es igual a otro. Cada personalidad individual es el resultado final de una interacción entre un conjunto único de factores biológicos y del medio. Sin embargo, hay características que se repiten en cierto tipo de personas y que han llevado a los psicólogos a agruparlas como tipos de personalidades.

De este modo, existirían diferentes tipos de personalidades, entendiendo que el nombre de cada estilo de personalidad obedece al rasgo central presentado en el sujeto.

Ahora bien, es importante señalar que el TDPM viene a alterar el estado anímico y conductual de la paciente, exacerbando algunos rasgos ya presentes en la personalidad, desequilibrando el manejo de la conducta en términos de tristeza, rabia, alimentación y relaciones, influyendo de manera más o menos importante de acuerdo a la gravedad del TDPM y al tipo de personalidad que lo padezca. Pero jamás va a cambiar el tipo de personalidad de la paciente porque eso ya estaría estructurado en la persona.

Por lo tanto, si bien existen síntomas comunes en el TDPM podemos pensar que de acuerdo a la personalidad de la paciente éstos serían vivenciados de manera diferente.

Tipos o Estilos de Personalidad:

5. Personalidad Depresiva
6. Personalidad Obsesiva
7. Personalidad Histérica
8. Personalidad Narcisista

Personalidad Depresiva: se caracteriza porque tiene en su sí mismo, en términos de identidad y autoestima, un exagerado y distorsionado énfasis en las relaciones interpersonales como fuente de valoración. Un sujeto en que su estabilidad depende de la valoración de los otros, es decir de cómo lo ven o cuánto lo aprecian. Pueden haber dos vertientes:
- El depresivo preocupado del abandono, la soledad, de ser desvalido, es decir el depresivo centrado en el otro.
- El depresivo autocrítico, autoexigente, preocupado de su autonomía, fracaso, culpa, de sentimientos de incapacidad, esto es dominado por su objeto interno, siendo muchas veces tirano consigo mismo.

Por las características mencionadas si una mujer es de personalidad depresiva y además padece un TDPM claramente este trastorno afectará de manera radical su vida por cuanto el TDPM interfiere de manera importante en las relaciones ya sea familiares de pareja o laboral, generando mayor sentimiento de minusvalía o de culpa.

Personalidad Obsesiva: Se observa un carácter obsesivo con síntomas que aparecen a nivel del cuerpo, la conducta y el pensamiento. En el cuerpo aparecen compulsiones de limpieza, en la conducta compulsiones tipo rituales y en el pensamiento a través de ideas obsesivas.
La problemática nuclear del obsesivo es mantener los impulsos sexuales y agresivos bajo control porque los sienten incontrolables y negativos. Se caracterizan por ser limpios, muy ordenados u obstinados funcionando en polaridades, vicio - virtud, limpio - sucio, ordenado - desordenado. Suelen ser muy críticos, hostiles con la palabra, de un lenguaje escrupuloso. En general avaros porque no pueden entregar ya que entregar es entregarse al otro. Tienden a dividir en las relaciones más cercanas el tipo de vínculo, por ejemplo, no tener vida sexual con su esposa porque la viven como pura - madre y a tener relaciones fuera porque la otra mujer sí puede gozar.

En este tipo de personalidad un TDPM exacerbaría el elemento agresivo generando gran perturbación para la mujer y tal vez mayor separación a nivel relacional. También puede aparecer una elevada preocupación por lo corporal.

Personalidad Histérica: el rasgo central es que todo lo que hace es para evitar el sentimiento de exclusión, ser centro para no ser excluído. La exclusión es especialmente dolorosa por lo cual necesita ser histriónica, ser capaz de expresar y con eso llamar la atención y no necesariamente de manera positiva. Su comportamiento a nivel afectivo es sobrereaccionar emocionalmente, una desproporción entre el estímulo y la respuesta, siendo personas cálidas se involucran demasiado. Tienden a ser lábiles emocionalmente, muy inestables. Pero poseen una buena capacidad para interactuar socialmente. Muestran una baja tolerancia a la frustración, mucha rabia, "pataletas", pena. Las histéricas se mueven en tres posibilidades de afecto: entre la rabia y el rencor, celos y rivalidad, acto y vergüenza. Muchas veces se muestran hipersexuales o sexy sin lograr concretar de manera adecuada el acto. También hay una variante de histeria "la bella indiferencia" que se muestra muy recatada, seria y poco abierta a las relaciones sociales, pero en el fondo este silencio conductual y expresivo es la forma de atraer al otro y llamar su atención.

Como se puede ver en este tipo de personalidad lo emocional juega un rol importantísimo de tal manera que un TDPM es un elemento patógeno altamente nocivo en su estabilidad interna y relacional, la irritabilidad, la labilidad y la tristeza comandarían de manera desadaptativa su interacción con los demás.

Personalidad Narcisista: esta personalidad tiene una imagen sobre valorada de sí mismo pero centrada, su comportamiento y acción, en la necesidad de lograr admiración de los demás. Puede incluso aparecer el elemento de grandiosidad como una cáscara que si se agrede se rompe y la persona tiende a deprimirse al ver el vacío. A nivel patológico en un narcisismo maligno se agregan aspectos sádicos y en la psicosis la megalomanía como ser el rey de reyes. Aparecen en general necesidad de logros, éxito, belleza, brillantez. Son demandantes y la gratitud no es un afecto muy característico en ellos porque sienten que no deben reciprocidad; no es un favor es un deber del otro hacia ellos. Frente a la crítica sienten mucha rabia, presentan dificultad para empatizar, tienden a idealizar a los que los admiran y desvalorizan a los que no. Las pérdidas les provocan bastante dolor y herida que se vive con mucha rabia, impotencia, suelen hacer duelos patológicos. Las depresiones y duelos son serias.

De esta forma, un TDPM en una mujer narcisista afecta su imagen, física y psicológica y su ánimo pudiendo generar una elevada irritabilidad y tristeza.

En términos generales el TDPM afecta el área emocional a nivel de tristeza e irritabilidad generando mayor trastorno en la medida en que la personalidad de la paciente sea menos o más adaptativa. Por lo tanto, en tales casos sería recomendable trabajar no sólo el TDPM sino también los conflictos psicológicos que su personalidad mantiene a través de un tratamiento interdisciplinario con psicólogos.

5.- TRATAMIENTO

2. Medidas generales y sintomáticas

Los resultados deun estudio realizado con pacientes TDP muestra que existiría una sensible mejoría luego del primer ciclo al ser tratadas con:

· dieta
· ejercicio
· entrenamiento de relajación y manejo del estrés

De las medidas anteriores solo el ejercicio, que aumenta endorfinas, estaba significativamente relacionado con la mejoría de síntomas físicos, antojos, irritabilidad, ansiedad, ánimo y concentración.

Otras pacientes con SPM suelen beneficiarse con estas medidas generales asociadas a terapias farmacológicas sintomáticas como el uso de antiinflamatorios, piridoxina, bromocriptina o espironolactona durante el período sintomático. Se debe señalar que 2/3 de las pacientes con la enfermedad no responden a los tratamientos conservadores recién mencionados.

2.- Tratamiento del TDP

Los tratamientos se pueden dividir en farmacológicos y no farmacológicos. Dentro de estos últimos la privación de sueño y la luminoterapia son los más importantes.

· Privación de sueño
· luminoterapia
· farmacoterapia

Farmacoterapia:
En las últimas décadas se ha comunicado que muchos fármacos han sido eficaces en tratar pacientes que cumplen los vagos criterios de SPM. Existirían cinco grupos de fármacos:

1 Tratamientos hormonales
2 Diuréticos
3 Piridoxina
4 Inhibidores de la ovulación
5 Inhibidores selectivos de la recaptura de sertonina


Tabla de Tratamiento

1.- Si el diagnóstico es SPM
a.- Medidas generales
Reducir tabaco, chocolate, cafeína, sal y alcohol
Hidratos de carbono frecuentes y escasos
Disminuir peso
Ejercicio diario y técnicas de manejo del estrés

b.- Medidas farmacológicas sintomáticas
Vitamina B6
Calcio
Magnesio
Vitamina E
Ac. mefenámico
Espironolactona
Bromocriptina

2.- Si el diagnóstico es TDP estacional
Luminoterapia o privación de sueño

3.- Si el diagnóstico es TDP moderado
SSRI intermitente (20 mg fluoxetina o citaopram en fase lútea)

4.- Si el diagnóstico es TDP severo
Dosis mayores SSRI intermitente
Cambiar SSRI o usarlo todo el ciclo
asociar otras medidas o fármacos (carbonato de calcio)

5.- Si el diagnóstico es TDP refractario
Replantearse el diagnóstico, pensar en conmorbilidad.
Descartar patología de tiroides
Agonista Gn RH o danazol asociado a medidas anteriores.


6.- Conclusión y Comentarios:

La etiología de esta enfermedad pareciera estar multifactorialmente determinada y por lo tanto se debe abordar integralmente en un trabajo interdisciplinario si es posible.

En la actualidad se considera que el TDP es un cuadro crónico, que aumenta el riesgo de trastorno depresivo mayor, depresión post parto así como de otros cuadros del espectro serotoninérgico si no es tratado y cuya recaída es altamente probable si se suspende la terapia. Por lo cual es importante realizar una terapia con un adecuado diagnóstico y tratamiento haciendo responsable tanto al terapeuta como a la paciente.

Finalmente y como comentario al margen pero dentro de la línea de las consecuencias de este trastorno. Se ha observado cómo a partir de este trastorno las mujeres tienden a ser discriminadas a nivel relacional y laboral. Y si no lo creen es cosa de atender a las propagandas de televisión en que de manera burlesca los hombres señalan cómo les ha cambiado la vida desde que la mujer toma cierto medicamento para "esos días". Se tiende asociar a la mujer con inestabilidad emocional producto de este trastorno. A su vez, laboralmente he podido constatar en procesos de selección de personal cómo los clientes que solicitan postulantes para algún cargo excluyen al género femenino aludiendo a motivos tan subjetivos como: "las mujeres pasan por esos períodos, son muy inestables", situación que las deja fuera del proceso. De tal manera que en todo sentido los efectos del TDPM son muy nocivos para la mujer.

Este es un trastorno que al ser tratado adecuadamente puede mejorar la historia y calidad de vida de una mujer y evitar situaciones conflictivas así como discriminatorias.

7. Fuente:
- Etty Rapapport, Apuntes de Personalidad.
- Eduardo Correa Donoso y Enrique Yadresic Marinovic
Psicopatología de La Mujer, Ediciones de la Sociedad de neurología, Psiquiatría y Neurocirugía de Chile.
- E. Eriksson Departamento de farmacología, Universidad de Goteborg, Suecia. Simposio Lundbeck, Madeira, Noviembre 1998.
- Lolas, F. Comunication of Emocional Meaning, alexithymia, and Somatofrm Disorders: A Proposal for a Diagnostic Axis. Psychosom. 52: 214-219, 1989). Laboratorio Lundbeck



Comentarios Sindrome Pre Menstrual

22/01/2018 - 03:18:08 | luisa nuñez

esta muy bueno este articulo ahora por lo menos se que ouedo hacer para mitigar un poco el dolor de cada mes.

20/08/2010 - 10:09:36 | sonia Herrera

Me parece realmente interesante,pues es una patologia que afecta a la gran mayoria de las mujeres,este tipo de articulo deberia salir a relucir, porque muchas mujeres lo padecen y no saben el porque de dichas manifestaciones y cambios en su comportamiento...

Respuesta

Muchas gracias por leernos y por tu opinión!

Sindrome Pre Menstrual
Página: 1 de 1 « Primero | 1 | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Sindrome Pre Menstrual


diseño de sitios web