Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
Domingo 26 de Marzo de 2017

diseño de sitios web

Un mal ambiente familiar aumenta el riesgo de sufrir depresión infantil

Natalia Oróstegui
Equipo periodístico
Saludactual.cl

Un niño con depresión se puede reconocer porque muestra los siguientes síntomas: tristeza, irritabilidad, pérdida de la capacidad para interesarse en alguna cosa, llanto fácil, entre otros.


 

Aunque parezca increíble los niños también se pueden entrar en estados de tristeza permanente e incluso sentirse sin ánimo de vivir, refutando la creencia popular de que ellos son los más felices porque no tienen responsabilidades, ni problemas graves.

 

Sin embargo, esta concepción ha cambiado. Se puede definir a la depresión infantil como una situación afectiva de tristeza mayor en intensidad y duración que ocurre en un niño, sobre todo cuando está expuesto a un ambiente familiar hostil.

Un niño con depresión se puede reconocer porque muestra los siguientes síntomas: tristeza, irritabilidad, pérdida de la capacidad para interesarse en alguna cosa, llanto fácil, falta del sentido del humor, sentimiento de no ser querido, baja autoestima, aislamiento, cambios en el sueño, cambios de apetito y peso, hiperactividad, disforia e ideación suicida en los casos más extremos.

Existen diversas teorías que explican la depresión infantil, una de ellas es la conductual, en la que el pequeño poseería una carencia de habilidades sociales, debido a traumas por eventos negativos ocurridos en el pasado. La otra posibilidad es la existencia de juicios negativos, fracasos, modelos depresivos o ausencia de control. A esto se le podría agregar la pérdida de la autoestima.

Por otro lado, existe una razón biológica, que se atribuye a una disfunción del sistema neuroendocrino, donde aumentan los niveles de cortisol y disminuye la hormona de crecimiento; por una disminución de la actividad de la serotonina (neurotransmisor cerebral) y por herencia de sus familiares directos, que tuvieran cuadros de depresión.

Es importante asegurar un buen ambiente familiar, ya que esto afecta en el carácter de los niños de manera determinante, sobre todo desde los 0 hasta los 3 años, periodo en que desarrolla todos los elementos básicos con los que más tarde va a construir su vida futura: lenguaje, afectos, hábitos, motivaciones.

Los padres deben preocuparse de ayudar a sus hijos a desarrollarse internamente, creando una autoestima que los ayude a enfrentar el mundo exterior sin miedos ni inseguridades. Ya que, podría tener consecuencias en el futuro según la psicóloga de Psicologa del Centro de Salud Familiar, comenta que “este es un trastorno que lleva a mala adaptación psicosocial prolongada, con alto riesgo de suicidalidad, de criminalidad, afectando directamente e indirectamente a un alto porcentaje de la población”.

Tratamiento para la depresión infantil

Una vez detectado el problema, el tratamiento de la depresión infantil debe ser personalizado, ya que cada niño tiene causas y realidades diferentes, además la edad que tengan hace que el tratamiento sea distinto.

Según la psicóloga, “es importante tocar el tema en familia, escuchar al niño y conceder confianza y credibilidad a los sentimientos del niño y lo más importante es fomentar actitudes, conductas y diálogos optimistas”.

Por otro lado, los fármacos más recomendados para el tratamiento son los antidepresivos Tricíclicos, también se usan inhibidores selectivos de la receptación de serotonina ISRS, por su eficacia, baja letalidad por sobredosis y fácil administración una vez al día.



Comentarios Pediatría

Pediatría
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Pediatría


DIRECTORIO MEDICO
CONSULTAS

diseño de sitios web