Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-13

diseño de sitios web

Juan Alberto González

Ejercicio físico y osteoporosis

Juan Alberto González
Profesor de Educación Física
UNAB

Todos sobre osteoporosis y una terapia efectiva de ejercicios. Se considera que existe durante el ejercicio físico un factor mecánico que altera la carga eléctrica del hueso, con lo cual se activan las células formadoras de tejido óseo. 


I. DEFINICIÓN:

Es una enfermedad sistémica del esqueleto que se caracteriza por una reducción de la masa ósea y deterioro microestructural del tejido ósea, con aumento en la fragilidad ósea y en la susceptibilidad a las fracturas.

II. EVOLUCIÓN:
Se considera incorrectamente a la osteoporosis como una enfermedad de viejos, dado que su inicio corresponde en promedio a la edad entre los 45 y 52 años. La masa ósea alcanza su máximo entre los 28 y 38 años. Después de esta edad los huesos no aumentan de tamaño y la densidad ósea tampoco se eleva. Como consecuencia del envejecimiento los huesos disminuyen ligeramente de tamaño, así como de densidad. La disminución de la masa ósea no origina síntomas por ella misma, pero origina fragilidad con posibilidad de fractura.

El tejido óseo está conformado por dos componentes:

· Uno cortical que es la capa externa compacta.
· Otro trabecular que es la capa interna y esponjosa.
La pérdida ósea normal asociada a la edad principia a los 40 años y llega a constituir el 25% de la masa, tanto en el compartimento cortical como el trabecular. La influencia postmenopáusica por la deficiencia estrogénica se estima en un 10% adicional en la región cortical y en un 20% en la región trabecular.

III. ALTERACIONES FISIOLÓGICAS Y METABÓLICAS:

La inmovilidad con ausencia de actividad muscular (ejercicio) produce desordenes metabólicos y fisiológicos tal como:
· Hipercalciuria
· Balance negativo de calcio.
· Sarcopenia
· Osteopenia
· Metabolismo

3.1 Hipercalciuria

Eliminación exagerada de calcio por la orina.

3.2 Sarcopenia:

Es un fenómeno producto de la atrofia de ciertos sectores de un músculo. La atrofia muscular ataca directamente a las fibras musculares del tipo IIb y IIc, las responsables de las contracciones potentes, veloces, coordinación, equilibrio, rectificaciones posturales y de la fuerza muscular. La pérdida de tejido muscular y ausencia de actividad física que traccione, sobrecarge e impacte al hueso nos conducen a la osteopenia.

3.3 Osteopenia:

Es la pérdida del hueso con un mínimo riesgo de fractura, es el paso previo a la osteoporosis, con el riesgo de fractura, las que ocurren especialmente en las regiones óseas conformadas por tejido trabecular (cuello del fémur, cuerpos vertebrales y porción distal delradio).

3.4 Metabolismo:

· Declinación del metabolismo basal en un 5% por década.
· Metabolismo basal representa el 60% de la energía total de una mujer para mantener su homeostasis fisiológica.
· La declinación puede representar cambios importantes en Balance Calórico y Composición Corporal.
· Ingesta v/s Gasto calórico (este último va disminuyendo).
· Gasto calórico diario de un 15% v/s 50% en una mujer que realiza ejercicios físicos periódicos.

IV. TERAPIA EJERCICIOS FÍSICOS

La forma exacta en que la actividad física promueve la formación ósea no se conoce en su totalidad; se considera que existe durante el ejercicio físico un factor mecánico que altera la carga eléctrica del hueso, con lo cual se activan las células formadoras de tejido óseo. 

La aplicación de programas de ejercicios físicos para la prevención de la pérdida ósea, deben cumplir ciertos principios:
4.1 Principio de Especificidad:
El ejercicio físico debe estresar el sistema fisiológico específico que se desea entrenar, en este caso el esqueleto. Los diseños de los programas deben estresar aquellos sitios del esqueleto con más riesgo de fracturas.
4.2 Principio de Sobrecarga:
Debe existir un incremento progresivo en la intensidad del ejercicio para lograr una mejoría continua. La carga aplicada al esqueleto debe estar dentro de la capacidad del hueso para resistir el esfuerzo necesario.
4.3 Principio de Reversibilidad:
El efecto positivo del ejercicio en el hueso se pierde lentamente cuando se discontinua el programa de tratamiento físico.
4.4 Principio de Valores Iniciales:
Los que tienen la masa ósea más baja son los que tienen el mayor incremento, los que están en el promedio o arriba del mismo son los que tienen menos mejorías.
4.5 Principio de Retorno Disminuido:
Existe un límite biológico a la mejoría derivada de los ejercicios en el funcionamiento de cualquier síntoma fisiológico. Cuando se acerca a ese límite más y más esfuerzo se requiere para obtener pequeñas ganancias.

5.0 FASES DEL ENTRENAMIENTO FÍSICO

5.1 I FASE

En su primera fase del entrenamiento se aplicará un programa de ejercicios de característica:

· Cardiopotencia trabajo aeróbico dividido en 4 series de 10 minutos cada uno, donde se incrementará cada 3 minutos la intensidad o resistencia en un 3%.
· Con una duración entre 6 a 8 semanas.
El objetivo a lograr es el aumento del tamaño o grosor de las fibras musculares, mediante la aplicación de un ejercicio físico moderado y sostenido (de larga duración y baja intensidad), dando lugar a una hipertrofia muscular en las fibras de tipo I.

5.2 II FASE

En su segunda fase de entrenamiento lo relevante de la planificación del programa a aplicar deberá ser la familiarización paulatina de la práctica del ejercicio con características específicas aplicando: 

· Trabajo cardiovascular (aeróbico) intermitente.
· Trabajo de fortificación muscular (pesas).
· Con una duración de 3 a 4 semanas.
Este tipo de trabajo mixto nos permitirá aumentar y recuperar paulatinamente:
· El incremento del volumen de oxígeno máximo (VO2 máx.), su capacidad cardiorespiratoria.
· La estimulación del tono muscular a nivel de sarcómeros (encargados de la contracción muscular) esencialmente en las fibras musculares del tipo IIb (rápidas), recuperando la pérdida estructural y funcional que sufrió el músculo.

V. SEGUIMIENTO

Después de dos meses de entrenamiento físico se deberá volver a evaluar su estado de Composición Corporal en cuanto a incremento de:

· Densidad mineral ósea.
· Masa magra.
· Masa grasa
Lo más relevante del aporte del Ejercicio Físico en quienes en algún momento presentan sarcopenia, osteopenia para luego manifestarse en osteoporosis, es que mediante la práctica del ejercicio físico que un comienzo fue como terapia; puedan incorporarlo como importante de su vida cotidiana como un fármaco natural en prevalencia de nuestro equilibrio psicológico, fisiológico, social y espiritual.



Comentarios Osteoporosis

03/03/2010 - 10:51:54 | norma correa

deseo que se publique no tanto como teoria en los ejercicios, sino más bien demostraciones para los ejercicios de osteoporosis, osteopenia, algunas imagenes servirian más que la mucha teoria gracias, Norma

Osteoporosis
Página: 1 de 1 « Primero | 1 | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Osteoporosis


diseño de sitios web