Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2020-09-19

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Síndrome del Ojo Seco

Equipo SaludActual

La polución del medio ambiente y las tareas que generan mayor atención visual, producen la Xeroftalmia, o más bien conocida como el “Síndrome del Ojo Seco”.


Los ojos son uno de los órganos más delicados que requieren especial atención. Sólo basta con que una pequeña partícula ingrese a la zona ocular, para sentir molestias acompañadas de ardor y enrojecimiento inmediato. Y aunque este último ejemplo pudo haber sido un accidente fortuito, existen patologías que afectan a estos órganos y requieren una visita obligatoria al médico. Aquí, podrá conocer más sobre una de ellas.

La Xeroftalmia, o más bien conocida como el “Síndrome del Ojo Seco”, es una de las enfermedades del ojo más recurrente en las consultas oftalmológicas y cada día es más común en la población debido a dos factores: la polución del medio ambiente y las tareas que generan mayor atención visual, como el uso frecuente del computador. 

Esta patología se debe a la insuficiente hidratación o lubricación de la superficie ocular de la cornea y la conjuntiva. En la minoría de los casos se debe a que la cantidad de lágrimas en los pacientes es insuficiente, sin embargo, la razón más recurrente es el exceso de evaporación de la lágrima, o porque la película lagrimal no tiene la composición adecuada, por lo que se rompe antes de tiempo impidiendo que la superficie se hidrate como corresponda. 

A veces, esta patología puede ser consecuencia de otras enfermedades. Por ejemplo, suele asociarse a enfermedades de párpados, pues la mala posición de éstos puede provocar que la lágrima no se reparta homogéneamente y la superficie ocular no logre hidratarse. Lo mismo sucede con alteraciones neurológicas, como las parálisis faciales o las inmunológicas.

Para identificar esta enfermedad, hay síntomas comunes como la sensación de picazón en el ojo y sentir arena al parpadear; ambos se vuelven recurrentes. A ello se puede sumar en algunos casos, la dificultad de abrir los ojos en la mañana, situación que muchos de los pacientes confunden con la conjuntivitis. 

¿Qué factores inciden en su desarrollo?

Edad: Uno de los principales factores que aumentan la probabilidad de padecer esta patología está relacionado directamente con la edad, especialmente si se trata de mujeres que están experimentando cambios hormonales con la menopausia. 

Síndrome de Sjögren: Esta es una enfermedad que afecta al sistema inmune en el organismo, principalmente se caracteriza por la inflamación y resequedad en la boca, los ojos y membranas mucosas. Este síndrome se traduce directamente en el daño de glándulas lacrimales y afecta la producción de lágrimas.

Lentes de contacto: Son un producto que al usarlo aumenta la evaporación de las lágrimas, lo que se traduce en sequedad del ojo, incomodidad e incluso infecciones. Las personas que padecen esta patología son intolerantes al uso de lentes de contacto.

¿Qué tratamiento puede recibir el paciente?

Es necesario tener en cuenta que si la enfermedad no comienza por algún motivo especial, puede llegar a convertirse en una patología crónica. Sin embargo, el tratamiento que ofrecen los médicos es paliativo y básicamente, para mejorar la calidad de vida del paciente.

La principal recomendación es emplear el uso de pomadas oftálmicas nocturnas, usar lágrimas con o sin conservantes, más espesas o liquidas, todo dependiendo de la que produzca un mayor alivio para el paciente. 

Las lágrimas artificiales son las que más lubrican e hidratan la superficie ocular del ojo, y aunque existen otros complementos si no son suficiente, suelen ser las más recurrentes. Sin embargo, todo depende del paciente, pues en algunas ocasiones se deben asociar incluso componentes inflamatorios, como los corticoides. 

Además del uso de este lubricante es necesario que los pacientes sigan algunas recomendaciones que podrán mejorar aún más su calidad de vida. Una de ellas es que los pacientes estén en lugares ventilados, que no sean cerrados en donde la calefacción o aire acondicionado sean fuertes, pues resecan el ambiente y con ello la superficie ocular.

Por lo general, el Síndrome del Ojo Seco aumenta en el trabajo o el hogar dado la ventilación artificial, es por eso que es favorable la humedad del ambiente, pese a ello es necesario el uso de lentes si transita por calles congestionadas, evitando el exceso de viento y partículas.

En cuanto al uso frecuente del computador que perjudica a estos pacientes, es necesario usar lubricantes oculares en forma de gotas o ungüentos cada una hora, además es aconsejable el uso de lentes y colocar el computador a una distancia inferior, para que no se eleven los párpados de forma continua, lo que disminuye la evaporación de la lágrima. 

Fernanda Carrera



Comentarios Oftalmologia

Oftalmologia
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Oftalmologia


diseño de sitios web