Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2020-01-28

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Infecciones oftalmológicas en verano

Equipo SaludActual

Después de la llegada de la primavera las infecciones oculares comienzan a aumentar y llegan a su punto máximo durante el verano, debido a la sobre exposición al sol, el cloro de las piscinas, el polvo ambulante, sal de mar, y el polen ambulante, estos son los principales vehículos para contraer una conjuntivitis.


 

 

En verano, nos vemos mucho más expuestos a diferentes factores que pueden provocar infecciones oculares. Es por esto que hay que tener ciertas precauciones en esta etapa del año.

Es más, la mayoría de las personas cuidan su piel y el cabello durante esta fecha, dejando de lado la importancia de los ojos, el hecho de refregarse los ojos podría ser perjudicial, dado que si se hace con las manos sucias, esto podría traer alguna infección.


La infección más común entre niños y adultos durante esta época es la conjuntivitis. Esta es la inflamación de la conjuntiva que genera que las glándulas lagrimales produzcan un exceso de lágrimas. Esta hinchazón hace más visibles los vasos sanguíneos, lo que enrojece los ojos, causando picazón y ardor.

La queratoconjuntivitis, conocida como resequedad ocular, ya que las glándulas lagrimales producen menos lágrimas, causando ardor y picazón, donde la sobreexposición al sol, el aire acondicionado o el humo de cigarrillo pueden ser factores detonantes para que esto ocurra en algunos casos.

Maneras de prevenir las infecciones oculares

Algunas de las precauciones que se deben tener presentes en la época veraniega para evitar infecciones son las siguientes:

  • Alejarse del uso de lentes de contacto en las piscinas y playas, porque esto aumenta el riesgo a contagiarse alguna infección y de paso aumentar la sequedad ocular.
  • No mirar directamente hacia el sol, puesto que los rayos UV podrían causar daños graves a los ojos, 
ocasionando lesiones a la retina, tumoraciones de la conjuntiva (pterigium) y cataratas.
  • Disminuir en todo lo posible exponerse al sol: aparte de afectar a la piel, afecta a los ojos, arriesgando sequedad e irritabilidad en la superficie ocular, contrayendo Queratitis actínica y dañando la córnea.
  • No refregar los ojos, porque esto incrementa la inflamación.
  • Tomar sol con lentes de contacto puesto causa graves daños y - en caso de usarlos- asegurarse que sean lentes con filtro UV.
  • Evitar el contacto del cloro de las piscinas, para ello utilizar gafas protectoras, porque el cloro de las piscinas irrita los ojos y transmite infecciones.

Otros consejos para tener en consideración para disfrutar de un verano sin infecciones:

  • Lavarse las manos a menudo y evitar el contacto con los ojos.
  • Usar gafas con protección solar homologadas.
  • Si nota sequedad en los ojos, póngase lágrima artificial.
  • En verano es frecuente contraer conjuntivitis y otros tipos de infecciones oculares, acudir al oftalmólogo si nota algo extraño en sus ojos.

Para poder disfrutar de un verano sin complicaciones estos consejos básicos pueden ser de gran utilidad, son simples y cotidianos, es sólo de optar por la higiene y el cuidado de los ojos, que generalmente no se cuidan como es debido. Se recomienda comenzar a adquirir hábitos de limpieza para evitar problemas en un futuro, sobre todo con los niños.

 

Patricia González.

 



Comentarios Oftalmologia

Oftalmologia
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Oftalmologia


diseño de sitios web