Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-05

diseño de sitios web

Higiene personal cómo única forma de evitar el sarro

Natalia Oróstegui
Equipo periodístico
Saludactual.cl

El procedimiento para eliminar el sarro dental es indoloro y se denomina tartectomía.


El sarro, también conocido como tártaro o cálculo dental, es una mezcla de restos de alimentos, desechos celulares, sales minerales y de bacterias, que  se adhieren de manera gradual sobre los dientes.

El sarro suele acumularse en las caras interiores de los dientes. Se reconoce por ser de consistencia dura, superficie irregular, color café, sensación de tener la boca amarga y mal aliento.

Al no remover la placa bacteriana, ésta se acumula y en poco más de 24 hrs. comienza a convertirse en cálculo o tártaro dental, sustancia dura más conocida como sarro dental. Cuando ya se ha formado el cálculo el cepillado dental no lo podrá remover, es muy consistente y se encuentra firmemente adherido, por lo que será necesario consultar con un profesional para eliminarlo, comenta para la revista Salud.com, el Dr. Agustín Zerón, periodontólogo y ex presidente de la Asociación Dental del DF. El procedimiento para eliminar el sarro dental es indoloro y se denomina tartectomía.

El cuidado de la boca es muy importante, ya que la acumulación de bacterias en ella, se ha relacionado también con enfermedades sistémicas y problemas digestivos. Sin embargo, los problemas más comunes son los relacionados con las enfermedades periodontales, ya sea gingivitis o periodontitis.

Cuando hablamos de periodontal, nos referimos a que se desarrolla alrededor de los dientes. Estas enfermedades tienen un origen infeccioso bacteriano y afectan las encías, destruyendo las estructuras que soportan a los dientes e impiden que se suelten o  caigan. La causa más frecuente de estas enfermedades es la placa bacteriana o sarro, que permanentemente se está formando sobre los dientes.

Algunos síntomas de una enfermedad periodontal, son el sangramiento y oscurecimiento de las encías, presencia de “pus” alrededor de los dientes, cambios de posición de los dientes y halitosis o mal aliento permanente.

Para impedir la acumulación de este biofilm bacteriano o colonias de bacterias, es muy importante la higiene y el autocuidado, siendo necesaria una prolija limpieza bucal, la que debe incluir un adecuado cepillado y utilización de hilo dental, para acceder  a las caras ubicadas entre los dientes, las que son de más difícil acceso. Para alcanzar lugares difíciles también puede utilizarse un enjuague bucal antiséptico dos veces al día.

Por otro lado, se recomienda que los cepillos dentales sean pequeños y de cerdas suaves y redondeadas, permitiendo acceder a todos los rincones de la dentadura, el que  debe cambiarse cada 2 ó 3 meses. Los especialistas también recomiendan utilizar una pasta dental flourada, hilo dental, no comer productos azucarados, y visitar al odontólogo cada 2 o 3 meses.


 



Comentarios Odontología

Odontología
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Odontología


diseño de sitios web