Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
Jueves 23 de Marzo de 2017

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

¿Qué es la Intolerancia a la lactosa?

Equipo SaludActual

Pese a sus múltiples bondades para la salud, la lactosa no es siempre bien recibida por nuestro organismo, generando una serie de síntomas bastante desagradables que desembocan en una patología cada vez más común. Este es el caso de la Intolerancia a la Lactosa, cuyo diagnóstico y tratamiento es bastante sencillo, sin embargo, debe ser tratada a tiempo para evitar mayores daños posteriormente.


La intolerancia a la lactosa es conocida como una importante fuente de calcio y compañera de nuestra alimentación desde los primeros días de vida, la leche de vaca y todos sus productos derivados es, sin duda, uno de los protagonistas de nuestra dieta diaria. No obstante, existen personas que no logran consumirla y sufren incómodos síntomas.

La patología recibe el nombre de Intolerancia a la lactosa y está cada vez más presente en el mundo. Se trata de la falta de lactasa en el intestino delgado, enzima encargada de digerir la lactosa, componente de los productos lácteos compuesto por glucosa y galactosa. Por esta razón, el producto pasa sin ser digerido, llegando al Intestino grueso donde es descompuesto por las bacterias presentes, lo que genera los síntomas.

Síntomas de la intolerancia a la lactosa

Los síntomas producidos por la Intolerancia a la Lactosa podemos notarlos 30 minutos tras comer o beber algún tipo de lácteo o sus derivados. Algunos de ellos son cólicos, distensión abdominal, diarrea, gases, nauseas, espasmos, enrojecimiento perianal, vómitos y heces pastosas y flotantes.

Otros síntomas colaterales son abatimiento, dolor de cuerpo, problemas al sistema nervioso –ansiedad, angustia, stress-, cansancio y baja concentración, además de trastornos del sueño producto del malestar físico general provocado por la ingesta de leche o sus derivados.

Tipos de Intolerancia a la Lactosa

Existe un tipo de Intolerancia a la Lactosa que es genética, también llamada hipolactasia adquirida. Otro tipo es una variedad temporal y curable, también conocida como Intolerancia Secundaria.

Formas de detectar la intolerancia a la lactosa

Existen varias formas médicas de detectar la intolerancia a la lactosa. Una de ellas es el Test de Hidrógeno en el aliento, consistente en soplar una pipeta cada 15 minutos tras beber una solución con lactosa. Si en la exhalación aparece hidrógeno como producto de desecho, confirmará su presencia.

El Test sanguíneo sobrecarga de lactosa significa una extracción de sangre y medición de glicemia basal, el que se repite tras beber 100 grs de lactosa.

Otro proceso un poco más invasivo es la biopsia de intestino delgado también conocida como endoscopía y además el test genético en que las muestras de ADN confirman o refutan el resultado.

Tratamientos 

Al tratarse de una patología netamente sintomática, las molestias de la Intolerancia a la Lactosa desaparecen tras dejar de ingerir dicha proteína. Esto no significa tener que modificar garrafalmente la dieta, gracias a la aparición en el mercado de productos lácteos sin lactosa, los que poseen el mismo sabor y textura que los originales.

Por otra parte, se aconseja el consumo de leche de soya, arroz, almendras o coco entre otras variantes de la leche normal. Actualmente la dieta vegetariana y vegana ofrece al consumidor todo tipo de productos alimenticios desde los básicos hasta postres, helados, flanes etc.

También existe la posibilidad de tomar tabletas de lactasa, lo que permitirá que estos alimentos se degraden de una manera correcta en el intestino al entregarle al organismo la enzima de la que carece naturalmente.

Por Carolina Bustamante C



Comentarios Nutrición y Alimentación Saludable

Nutrición y Alimentación Saludable
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Nutrición y Alimentación Saludable


diseño de sitios web