Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2020-07-06

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Sexo durante el embarazo

Equipo SaludActual

El sexo durante la etapa de gestación del feto tiene muchos mitos y verdades. A continuación te contamos los principales pros y contras de las relaciones sexuales en período de gravidez.


Una de las principales interrogantes para las embarazadas – y también para sus parejas – es si pueden o no tener sexo durante el embarazo. Resulta que el temor o los mitos que rodean al acto sexual mientras se espera a un bebé siempre están presentes. Sin embargo si tienes un embarazo normal, sin complicaciones, pueden tener relaciones hasta antes de que se rompa la fuente en el término del periodo gestacional.

Sólo el orgasmo femenino puede causar contracciones en el útero, pero al ser éstas en un periodo corto sin mayor prolongación, no resultan dañinas. Lo mismo pasa con las sustancias encontradas en el semen, como la prostaglandinas y la estimulaciones de los pezones, momentos en que también se generan contracciones de corta frecuencia en el útero.

Riesgos del sexo durante el embarazo

Es posible tener sexo siempre y cuando el embarazo no sea de alto riesgo, por lo tanto resulta indispensable consultar a su médico, ya que cada embarazada pasa por un proceso único en dicho periodo. Por lo general hay riesgos en los que es necesario renunciar a las relaciones sexuales, entre ellos están: la amenaza de aborto, partos de pre término, si existe sangramiento, contracciones antes de lo normal que anuncien un parto prematuro y la infección genital.

Hay casos en que los doctores detectan problemas con la placenta, como la insuficiencia placentaria o placenta previa, factores que impedirán tener relaciones frecuentemente. Lo mismo sucede cuando el orificio uterino se abre antes de tiempo, aunque éste último no es riesgoso por si mismo, el problema se produce cuando al momento de tener sexo puedan producirse infecciones que dañen la bolsa amniótica, ocasionando abortos espontáneos o partos prematuros. Y es que el cuello del útero está sellado por una gruesa membrana mucosa que la protege de infecciones.

¿Apetito sexual en el embarazo?

Para muchas mujeres las relaciones son más placenteras durante el embarazo, otras en tanto sienten lo contrario. Depende de cada una. En este proceso de gestación la pelvis tiene más riego sanguíneo, originando una inflamación en los genitales femeninos y además aumenta la humedad en ellos mismos.
Sin embargo así como es beneficioso para algunas, para otras resulta incómodo y doloroso. Hay un porcentaje de féminas que sienten cólicos como los que produce el periodo de menstruación durante o después del acto sexual.

En el caso de los pechos, están hipersensibles durante el primer trimestre. Incluso pueden molestar con el roce. No obstante va disminuyendo con el paso de los meses.

Lo mismo pasa con el deseo sexual, mientras que para algunas aumenta, para otras disminuye o no existe, ya que gran parte de las mujeres sienten que su apetito sexual depende de su estado físico y anímico. Por lo general, en el primer trimestre algunas futuras mamás están demasiado irritables para tener relaciones sexuales, pues es normal sentirse diferente mientras experimentan este proceso. En el segundo trimestre el deseo aumenta, especialmente cuando los vómitos y el cansancio se van estabilizando.


Posiciones sexuales recomendadas

Los cambios físicos que experimentan las mujeres durante el embarazo harán que deban encontrar la posición sexual más cómoda. Por supuesto que encontrarla se hace más difícil a medida que el vientre crece. Por ejemplo, la posición de misionero (con el hombre arriba) es más compleja a medida que el embarazo progresa y casi imposible hacia el final de éste. Éstas son algunas de las posiciones que generan menos presión sobre la mujer y son mucho más fáciles de practicar durante todo el periodo.

•    La mujer sobre el hombre: de esta forma no hay peso sobre el abdomen femenino y podrá controlar la penetración.

•    En una silla: El hombre sentado y la mujer sobre él, en esta posición no hay peso sobre el útero tampoco.

•    Cucharita: La penetración así es menos profunda, importante a medida que avanza el embarazo.



Comentarios Maternidad

Maternidad
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Maternidad


diseño de sitios web