Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2020-01-28

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Infecciones urinarias en el embarazo

Equipo SaludActual

Muchas mujeres sufrimos de esto, y sabemos lo molestan que son. Las infecciones urinarias no escapan de nadie, independientemente de lo sana que seas y a pesar de seguir recomendaciones como el jugo de arándano y fomenteras si el dolor ataca muy fuerte, sabemos que el tratamiento final será analgésicos fuertes y antibióticos. Pero cuando esperamos un bebé, cómo podemos manejar estas molestas infecciones sin que los medicamentos interfieran en el desarrollo de nuestro hijo?


Y lo que pasa es esto: las infecciones de orina son bastante comunes durante el embarazo. La mayoría de las infecciones urinarias son causadas por gérmenes (bacterias) que provienen de nuestro propio intestino. Ellas, normalmente, no causan ningún daño cuando se mantienen dentro de nuestros intestinos pero al traspasarse a otras partes de nuestro cuerpo, pueden ponerse peligrosas. La mayoría de las infecciones urinarias pueden provenir de una bacteria que viajó desde nuestro ano a la uretra, sentándonos en un inodoro sucio o si no se realiza una limpieza adecuada. Una vez en la uretra viajan a la vejiga y ahí se multiplican rápidamente causando la infección. La peor complicación es que esta infección en la vejiga suba a través d los uréteres e infecte a los riñones, lo que se llama pielonefritis. Esta es una de las complicaciones médicas graves más comunes del embarazo, ya que se puede extender por tu torrente sanguíneo y ser potencialmente mortal. Una infección en los riñones también puede tener consecuencias graves para el bebé. Esto porque aumenta el riesgo de parto prematuro y de tener un bebé de bajo peso al nacer, lo que se relaciona con un  mayor riesgo de mortalidad fetal o neonatal.
Y la verdad es que las mujeres son más propensas a las infecciones de orina que los hombres,  porque la uretra (el tubo de la vejiga que suelta la orina) es más corta y se abre más cerca del ano.  Y cuando hablamos de embarazo, las mujeres que están esperando un bebe son aún más propensas a las infecciones, por los cambios hormonales que afectan el tracto urinario y tienden a frenar el flujo de orina y porque la vejiga también pierde tono durante el embarazo. Se hace más difícil vaciar completamente la vejiga y esto la hace más propensa al reflujo, que es una condición en la que un poco de orina fluye de regreso de los uréteres hacia los riñones.


¿Cuál es el tratamiento de una infección de orina cuando está embarazada?
Si se hace la prueba de orina y el urocultivo es positivo, ahí se indicará qué bacteria está atacando tu tracto urinario y tu médico te indicará qué antibiótico tomar. Es importante que sea el médico quien recete los antibióticos para que el escoja el que no le haga ningún daño al bebé. También es importante que se complete el ciclo del antibiótico. Porque muchas mujeres sienten una notable mejoría al empezar el tratamiento, pero para matar completamente la bacteria, deben completar los días que se le mandaron. Cuando se terminen los antibióticos, tu médico te mandará un nuevo examen de orina para comprobar que la infección haya sido tratada adecuadamente.
Si tienes dolor, seguramente tu doctor te recetará un poco de paracetamol, que  suele aliviar cualquier dolor, molestia o fiebre.


¿Qué puedo hacer para prevenir la infección de orina?
Si tú has sufrido de cistitis, sabeY lo que pasa es esto: las infecciones de orina son bastante comunes durante el embarazo. La mayoría de las infecciones urinarias son causadas por gérmenes (bacterias) que provienen de nuestro propio intestino. Ellas, normalmente, no causan ningún daño cuando se mantienen dentro de nuestros intestinos pero al traspasarse a otras partes de nuestro cuerpo, pueden ponerse peligrosas. La mayoría de las infecciones pueden provenir de una bacteria que viajó desde nuestro ano a la uretra, sentándonos en un inodoro sucio o si no se realiza una limpieza adecuada. Una vez en la uretra viajan a la vejiga y ahí se multiplican rápidamente causando la infección. La peor complicación es que esta infección en la vejiga suba a través d los uréteres e infecte a los riñones, lo que se llama pielonefritis. Esta es una de las complicaciones médicas graves más comunes del embarazo, ya que se puede extender por tu torrente sanguíneo y ser potencialmente mortal. Una infección en los riñones también puede tener consecuencias graves para el bebé. Esto porque aumenta el riesgo de parto prematuro y de tener un bebé de bajo peso al nacer, lo que se relaciona con un  mayor riesgo de mortalidad fetal o neonatal.
Y la verdad es que las mujeres son más propensas a las infecciones de orina que los hombres,  porque la uretra (el tubo de la vejiga que suelta la orina) es más corta y se abre más cerca del ano.  Y cuando hablamos de embarazo, las mujeres que están esperando un bebe son aún más propensas a las infecciones, por los cambios hormonales que afectan el tracto urinario y tienden a frenar el flujo de orina y porque la vejiga también pierde tono durante el embarazo. Se hace más difícil vaciar completamente la vejiga y esto la hace más propensa al reflujo, que es una condición en la que un poco de orina fluye de regreso de los uréteres hacia los riñones.


¿Cuál es el tratamiento de una infección de orina cuando está embarazada?

Si se hace la prueba de orina y el urocultivo es positivo, ahí se indicará qué bacteria está atacando tu tracto urinario y tu médico te indicará qué antibiótico tomar. Es importante que sea el médico quien recete los antibióticos para que el escoja el que no le haga ningún daño al bebé. También es importante que se complete el ciclo del antibiótico. Porque muchas mujeres sienten una notable mejoría al empezar el tratamiento, pero para matar completamente la bacteria, deben completar los días que se le mandaron. Cuando se terminen los antibióticos, tu médico te mandará un nuevo examen de orina para comprobar que la infección haya sido tratada adecuadamente.
Si tienes dolor, seguramente tu doctor te recetará un poco de paracetamol, que  suele aliviar cualquier dolor, molestia o fiebre.


¿Qué puedo hacer para prevenir la infección de orina?

Si tú has sufrido de cistitis, sabes que tomar mucho líquido es fundamental para poder mantener tu vejiga sana y de hecho, esto ayudará durante el transcurso de la enfermedad. A pesar que esto te ocasione muchos viajes al baño, es una buena manera de mantener la vejiga sin líquido, ya que mientras más agua tomes, más líquido expulsarás.
El extracto de arándano ha sido siempre usado como una medida preventiva, ya que este evita  que la bacteria e. coli se adhiera a la pared de la vejiga y al revestimiento del tracto urinario.
Tomar probióticos es una buena manera de prevenir las infecciones. Ya que estas bacterias ayudarán a mantener tus bacterias internas en un buen nivel. Puedes conseguirlos comiendo yogures naturales que tengan probioticos. Debes buscar los que son bajos o no tienen azúcar, ya que el azúcar dificulta la acción de estas bacterias buenas.
Lo que tienes que tener en cuenta es que estando embarazada, la mejor recomendación para tu salud y la de tu bebé siempre la tendrás de la mano de tu obstetra o médico de confianza.
s que tomar mucho líquido es fundamental para poder mantener tu vejiga sana y de hecho, esto ayudará durante el transcurso de la enfermedad. A pesar que esto te ocasione muchos viajes al baño, es una buena manera de mantener la vejiga sin líquido, ya que mientras más agua tomes, más líquido expulsarás.
El extracto de arándano ha sido siempre usado como una medida preventiva, ya que este evita  que la bacteria e. coli se adhiera a la pared de la vejiga y al revestimiento del tracto urinario.
Tomar probióticos es una buena manera de prevenir las infecciones. Ya que estas bacterias ayudarán a mantener tus bacterias internas en un buen nivel. Puedes conseguirlos comiendo yogures naturales que tengan probioticos. Debes buscar los que son bajos o no tienen azúcar, ya que el azúcar dificulta la acción de estas bacterias buenas.
Lo que tienes que tener en cuenta es que estando embarazada, la mejor recomendación para tu salud y la de tu bebé siempre la tendrás de la mano de tu obstetra o médico de confianza.



Comentarios Maternidad

Maternidad
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Maternidad


diseño de sitios web