Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2020-09-21

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Exámenes obligatorios durante el embarazo

Equipo SaludActual

Un examen a tiempo puede dar a conocer a los futuros padres acerca de malformaciones y/o enfermedades que pueden llegar a tener los bebes a la hora de nacer. En el caso de detectar estas últimas, se puede empezar a recetar medicamentos a la madre para evitar que el niño nazca con estas.
A su vez, estos procedimientos también se utilizan para verificar si la salud de la madre en potencia está bien o si se encuentra con alguna enfermedad generada por un embarazo mal cuidado.


Los tres grandes exámenes obligatorios durante el embarazo


EXÁMENES SANGUÍNEOS:

El primer procedimiento que se realiza a una embarazada es un examen de sangre. Este se realiza con el fin de detectar a tiempo alguna enfermedad que se haya generado en la madre a causa de su estado de embarazo. Algunos ejemplos de los padecimientos que se pueden manifestar, y de las funciones para las que sirve esta toma de sangre son:


Diabetes Gestacional
: Se genera cuando el páncreas de la mujer embarazada no es capaz de generar por sí solo la hormona encargada de mantener estable el nivel de azúcar en la sangre, la insulina. Tras esto, se genera una alteración en el nivel de glicemia de la persona ocasionándole esta enfermedad.

Comprobar la protección contra la Toxoplasmosis: Este análisis se debe hacer todos los meses que dure el embarazo, con el fin de verificar que en ninguno de estos la madre se haya contagiado de este mal. Si en algunos de ellos se encontrara una ausencia de anticuerpos contra esta afección, significa que la madre no está inmunizada y se encuentra vulnerable a favor de este padecimiento. Si ese fuera el caso, los especialistas requieren la medicación inmediata de la paciente.

Comprobar la protección a la hepatitis B: Se realiza durante el sexto mes de embarazo. Si este test resulta positivo, quiere decir que la madre es portadora del virus de la hepatitis B. Por esto, él bebe debe de ser vacunado justo después del parto. Junto a esto, todos los integrantes del núcleo familiar también deben de ser vacunados para prevenir el contagio.

ORINA:
Los componentes que se eliminan a través de la orina nos permiten descubrir compontes de posibles enfermedades futuras que no se pueden a preciar a primera vista.

  • Si existe la presencia de azúcar en este fluido, podríamos estar ante la existencia de una diabetes gestacional.
  •  Si se encuentra albúmina, pueden ser tres alternativas de trastornos: toxicomanía, hipertensión arterial y/o aparición de edemas.
  • La aparición de gérmenes confirma que la paciente sufre de alguna infección urinaria, la cual al no ser tratada a tiempo, puede enviar al hospital a la persona.


ECOGRAFÍA
:
Es el examen fundamental para vigilar la correcta formación del feto durante estos nueve meses. Gracias a este. Se pueden detectar con anticipación las posibles malformaciones con las que viene él bebe, como por ejemplo, la falta de alguna extremidad. También, este chequeo permite dar a conocer las diversas variaciones de medidas que presenta el feto durante su crecimiento y, por su puesto, saber su sexo. Otro punto a favor es que a través de estos, se pueden escuchar los latidos del corazón del bebe.
Este se realiza con la ayuda de una sonda de ultrasonidos colocada sobre el abultado vientre materno. Para facilitar la transmisión de estos, se embetuna la superficie del estómago con un gel, el cual funciona como lubricante para el conducto.
Los médicos recomiendan realizar a lo mínimo tres ecografías durante el embarazo:


1)    Primera Ecografía: Debe realizarse éntrelas 11-14 semanas de amenorrea. Estas nos permiten:

  • Verificar la cantidad de fetos que se encuentran en la placenta
  • Detectar ciertas malformaciones
  • Distinguir la placenta
  • Reconocer los riesgos de ciertas anomalías cromosómicas
  • Controlar el correcto desarrollo del feto.

          Algunos padres más precavidos optan por realizar un examen dopper.


2)    Segunda Ecografía: También llamada ecografía de la morfología, está prevista entre las 18-24 semanas de gestación. Es aquí en donde se puede ver a un feto más formado. A su vez, es el periodo más anhelado por los futuros padres, ya que se puede apreciar el sexo del bebe. También se puede advertir si es que viene con algún problema cognitivo, como síndrome de Down.

3)    Tercera Ecografía: Es la última que se practica y se efectúa entre las 32 y 34 semanas. Sirve principalmente para reconocer la posición en la cual se encuentra la criatura dentro del útero  y verificar la cantidad de líquido amniótico que se posee.


Ya sea a través de exámenes sanguíneos, orina o ecografías, es importante que todas las embarazadas se hagan estos análisis para evitar cualquier enfermedad que pueda afectar la vida del bebe. En el caso de que este venga con algunas malformaciones, estas pruebas nos ayudarán a estar mejor preparados para enfrentar dicho obstáculo que durará para toda la vida.

Por Macarena Faunes Ponce



Comentarios Maternidad

Maternidad
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Maternidad


diseño de sitios web