Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2020-07-06

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Embarazos múltiple: mellizos y gemelos

Equipo SaludActual

La demanda por fertilización asistida han elevado las estadísticas de embarazos de más de un feto. Mellizos y gemelos forman parte de esta definición. ¿ Cómo detectar un embarazo múltiple?


El embarazo múltiple se origina tras el desarrollo simultáneo de 2 o más fetos en el útero. Este tipo de gestación ha aumentado los últimos años, especialmente por el extenso uso que se le ha dado a las técnicas de fertilidad. La genética y el embarazo tardío o previo también son antecedentes a considerar y que pueden originarlo.

¿Cómo detectar un embarazo múltiple?

¿Cómo saberlo? Algunos de los antecedentes con los cuales la madre o el médico pueden sospechar de algún embarazo fuera de lo común, son tener una historia familiar similar, un útero más grande de lo esperado, haber usado medicamentos para la infertilidad ; participar de un proceso de fertilización asistida, o tener náuseas o vómitos exagerados al comienzo del embarazo. La ecografía y el ultrasonido son las principales herramientas de comprobación.
Este proceso, que vive la madre y sus hijos son considerados de alto riesgo.

Diferencias entre mellizos y gemelos:

Los mellizos, se originan producto de los embarazos múltiples más frecuentes. Corresponden a 2 óvulos que son fecundados por 2 espermatozoides, resultando 2 embarazos pero cada uno con su propia placenta.

Los gemelos pueden ser monocigóticos, que son los que proceden de un solo óvulo que se ha dividido en dos partes y que han seguido desarrollándose por separado hasta formar a dos bebés completamente idénticos, del mismo sexo y genéticamente muy parecidos. Los dicigóticos son el resultado de una fecundación múltiple, es decir que múltiples óvulos fueron fecundados por múltiples espermatozoides, por lo que son distintos.

Dentro de las complicaciones que puede experimentar la madre es el parto prematuro. La duración normal de un embarazo simple es de 40 semanas en promedio, en este tipo es de 37. En estos partos existen mayores riesgos de preeclampsia o hipertensión inducida por el embarazo. El bajo peso que presentan los bebés al nacer es otra de las complicaciones; y es lógico, ya que comparten el flujo de alimentos que reciben del útero materno. Sin embargo, recuperan el peso mucho más rápido que los demás recién nacidos.

Durante el embarazo múltiple, muchas mujeres pueden presentar incomodidades más intensas que las normales. Los cuidados a tener son similares a cualquier otro embarazo: alimentarse bien, descansar lo requerido y estar supervisada por un especialista.

Algunas madres podrán planificar un parto por cesárea, otras tendrán que esperar el parto normal. Ambas alternativas son posibles, dependiendo de cómo se encuentren los bebés y de la posición en que vengan. La conversación con el médico es fundamental.



Comentarios Maternidad

Maternidad
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Maternidad


diseño de sitios web