Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-12

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Alimentación sana y peso adecuado en el embarazo

Equipo SaludActual

Entre las hormonas en alza en la mujer y la creencia que más comida significaba más nutrientes, muchas personas aumentaban muchísimo de peso durante el embarazo. Lista de Alimentos para mantener un peso saludable para embarazadas.


La verdad es que si estas embarazada y quieres mantener un peso saludable durante el embarazo, necesitas comer sólo 300 calorías más al día. Para que te des una idea de lo que eso significa es más o menos una rebanada de pan, un yogurt bajo en grasas y una manzana. El aumento de peso saludable durante el embarazo debe ser de 25 a 35 libras ( entre 11 y 15 kilos aproximadamente para una mujer de peso normal antes del embarazo, entre 12 y 18 para quienes eran flacas o bajo imc antes del embarazo y  entre 7 y 10 para aquellas personas con sobrepeso antes del embarazo. Recomendamos consultar al especialista). Permanecer en ese rango,  no sólo va a disminuir su riesgo de tener un bebé que sea demasiado pequeño o demasiado grande, sino que también reduce el riesgo de diabetes gestacional y presión arterial alta.


Estos son algunos alimentos que en realidad NO deben faltar en tu dieta:


Linaza o semillas de lino: Estas pequeñas maravillas están llenas de ácidos grasos omega-3, ácidos grasos esenciales, y tienen uno muy importante llamado DHA. Estas grasas saludables se les conoce como "esenciales" por buenas razones: El cuerpo no puede producirlas por sí mismo, ayudan a metabolizar las vitaminas liposolubles como la A y E, y son fundamentales para el desarrollo de su bebé, sobre todo para sus ojos y el cerebro (tanto el cerebro y la retina se componen principalmente de DHA.) Lo que si tiene que tomar en cuenta la madre es que los omega-3 y DHA pueden ser grasas saludables, pero son todavía grasas (es decir, alta en calorías) y su consumo total debe ser el 30 por ciento de sus calorías diarias.


Carne de res magra: La carne es rica en hierro, un componente crítico de las células rojas de la sangre, que es súper necesario para el bebé y sus células rojas, sino que lo necesita la madre para aumentar el volumen de sangre hasta en un 50 por ciento cuando se está embarazada. Lo que es más, el hierro se acumula en el pequeño cerebro del bebé mediante el fortalecimiento de las conexiones nerviosas. Igual las proteínas en general son importantes. Las proteínas son la base de cualquier dieta saludable. Sus aminoácidos son los bloques de construcción de cada célula del cuerpo y del cuerpo del bebé que espera. Los alimentos ricos en proteínas tienen otros beneficios, también como mantener el nivel de azúcar en sangre estables y ayuda a mantener el hambre a raya, lo que aleja a la madre de los "antojos" de comidas no tan sanas. Algunas de las mejores proteínas para las mujeres embarazadas son: huevos, carne magra, pescado, productos lácteos bajos en grasa, frijoles de soya, frijoles, nueces y quinua.


Lentejas: Uno de los nutrientes más importantes para las mujeres embarazadas es una vitamina B llamada ácido fólico, y las lentejas están llenas de él. Tiene un poderoso efecto protector contra defectos del tubo neural, como la espina bífida, una enfermedad en la que parte de la columna vertebral está expuesta. Debido a que el beneficio es tan importante y más importante desde muy temprano en el embarazo, la mayoría de los cereales, pasta, pan y productos de arroz están fortificadas. También puede encontrar el ácido fólico en los verdes oscuros de hojas verdes, espárragos y frijoles.


Naranjas, fresas, toronja, y otros cítricos: Estan cargados de vitamina C y este nutriente es esencial porque ayuda en la fabricación de colágeno, una proteína que proporciona la estructura de los huesos, los cartílagos, los músculos del bebé y los vasos sanguíneos. La vitamina C es también un antioxidante, lo que significa que ayuda a prevenir enfermedades y pelea contra los radicales libres. La mujer embarazadas debe comer por lo menos 65 miligramos diarios de vitamina C.


Granos, panes y cereales: son la fuente ideal para la energía del cuerpo. Los carbohidratos complejos contienen fibra (para ayudar con la salud de los intestinos), proteína (que ayudan al músculo, la piel y  la salud en general), así como la mayor parte de las vitaminas del grupo B, especialmente tiamina o vitamina B1 (que apoyan el metabolismo del cuerpo ). También contienen ácido fólico. y algo de hierro. Lo ideal es comer panes y cereales integrales (por ejemplo, pan integral o cereales integrales, en lugar de pan blanco). Esto aumenta la cantidad de vitaminas y nutrientes que obtengan de estos alimentos, así como proporcionar ayuda al cuerpo contra el estreñimiento.


Agua
: Si bien no es un alimento, el agua tiene que ser parte fundamental de la dieta de la mujer embarazada. Seguramente habrás escuchado que se necesitan ocho vasos al día y estando embarazadas es indispensable que llegues a tu meta. Este líquido ayudará a la futura madre y a su bebé en el crecimiento de nuevas células, ayuda a mover nutrientes, eliminar toxinas, y mucho más. El agua también hace que la madre se sienta más llena, por lo que estará menos tentada a comer cosas que no le corresponden como comida rápida y golosinas. Además de los peligros de la deshidratación son reales e importantes: Se puede correr el riesgo de parto prematuro.

NOTA DE LA REDACCIÓN:
Estimado Usuario: Salud Actual genera sólo una guía básica de orientación en el tema.
Recomendamos visitar y consultar a un especialista idóneo para tener una guía personalizada y válida.

 



Comentarios Maternidad

Maternidad
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Maternidad


diseño de sitios web