Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-15

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Hipertensión arterial en niños y adolescentes

Equipo SaludActual

Alrededor del 2% de los menores de edad presentan hipertensión, aunque esta cifra va aumentando progresivamente, siendo muy significativa en los adolescentes.


Por lo general, cuando estamos en la vida adulta nos enfrentamos a diversas dolencias que son consecuencia de la genética, el paso de los años, una vida poco saludable y pésimos hábitos alimenticios que provocan diversas enfermedades tales como la diabetes o la hipertensión arterial.

Pero, ¿un niño puede padecer de hipertensión arterial? Si bien estos casos son poco usuales, lo cierto es que el actual estilo de vida de los más jóvenes ha provocado un aumento de niños y adolescentes hipertensos.

La hipertensión arterial es un aumento en la fuerza de la sangre contra las arterias en el cuerpo. La presión arterial mide cuánto se está esforzando el corazón y cuán saludables están las arterias.

Hay dos números en cada medición de la presión arterial. El primer número (arriba) es la presión arterial sistólica, la cual mide la fuerza de la sangre liberada cuando el corazón palpita. El segundo número (abajo) es la presión diastólica, la cual mide la presión en las arterias cuando el corazón está en reposo.

La presión arterial alta en los niños se diagnostica al compararse con la presión arterial de otros menores de la misma edad. Es decir, si un niño tiene la presión más alta que el 90% de los niños de su edad, se considera hipertenso.

Sin embargo, como la presión arterial que se considera normal en los niños cambia a medida que van creciendo, no existe una medida estándar para determinar sus valores normales. Por esta razón, muchas veces la hipertensión infantil no se puede diagnosticar con precisión.

La presión arterial alta en los niños menores de 10 años, es por lo general, una consecuencia de otra enfermedad, lo cual se denomina "hipertensión secundaria". Sin embargo, los niños también pueden desarrollar hipertensión si padecen de obesidad, un estilo de vida poco saludable como una dieta deficiente y poca actividad física.

También puede ser el resultado de que hayan nacido prematuros y que hayan tenido bajo peso al nacer. La hipertensión en los niños también se presenta cuando hay enfermedades cardiacas, de nacimiento, problemas de los riñones o alteraciones hormonales.

En cuanto a los síntomas, la mayoría de los bebés no los presenta. En lugar de esto, los síntomas pueden estar relacionados con la afección que causa la hipertensión arterial, como por ejemplo presentar una piel azulada, insuficiencia para crecer y aumentar de peso, infecciones urinarias frecuentes, piel pálida y respiración rápida.

En niños y adolescentes los síntomas son cansancio, dolor en el pecho, dificultad para concentrarse, dolores intensos de cabeza y dificultad para dormir.

Tratamiento: Más fruta y deporte

Además del control constante de la presión arterial, se requiere comenzar una nueva vida con cambios en el estilo de vida que no sólo deberá seguir el paciente, sino también el núcleo familiar. Para esto, se debe hacer un seguimiento constante en el peso, realizar ejercicios o deporte diariamente, restringir los niveles de sodio, evitar el exceso de alcohol y suprimir el cigarrillo en el caso de los adolescentes

Si estas medidas no son suficientes, se debe considerar un tratamiento farmacológico o con medicamentos el que debe ser individualizado, es decir cada paciente tiene su propio esquema de acuerdo a las condiciones del paciente, edad y causa de la hipertensión.

Es así que es importante reforzar los hábitos saludables desde la temprana edad para evitar daños más complejos en la salud en la edad adulta.

 

Macarena Cifuentes Valdés

 



Comentarios Hipertensión Arterial

Hipertensión Arterial
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Hipertensión Arterial


diseño de sitios web