Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2021-04-16

diseño de sitios web

Infecciones no tratadas en la zona genital pueden derivar a cáncer

Natalia Oróstegui
Equipo periodístico
Saludactual.cl

Virus de Papiloma Humano (VPH) es la principal causa de enfermedades en la zona genital.


El Virus de Papiloma Humano (VPH) es la principal causa de enfermedades en la zona genital, llegando en algunos casos a transformarse en cánceres mortales. El VPH se transmite por vía sexual y sólo en Estados Unidos se estima que 40 millones de personas se encuentren infectados con éste virus.

El VPH puede causar principalmente tres tipos de enfermedades dentro o alrededor de la zona genital. En primer lugar, puede provocar verrugas, pequeñas protuberancias que se forman en la punta del pene o alrededor de la vagina o el ano. Las verrugas no son graves por sí mismas, pero su presencia puede significar que existen otros problemas de fondo como displasia precancerosa, ésta debe ser tratada rápidamente.

La displasia es un crecimiento anormal de las células debido a disturbios en el proceso de maduración de la misma, a diferencia de las verrugas, la displasia no se puede ver ni detectar a simple vista. Es aquí donde radica su gravedad, ya que la es considerada como el paso anterior al cáncer cervical.

Una displasia en su primera etapa puede ser removida con cirugía o tratada mediante quemado químico o láser. Por el contrario, no tratada se puede transformar en cáncer. Los cuatro tipos de cáncer más comunes derivados del VPH son el cáncer cervical, cáncer anal, el cáncer de pene y el cáncer de recto.

También existen otros tipos de cáncer en el aparato genital femenino como los producidos por la aparición de tumores, por ejemplo cáncer al endometrio, ovario, cérvix uterino y vulva, son las localizaciones donde con más frecuencia se desarrolla el cáncer genital femenino.

El cáncer de endometrio representa casi la mitad (47%) de los cánceres que afectan el aparato genital femenino. La edad media de las afectadas es de 62 años y suele presentarse en mujeres postmenopáusicas. Entre los factores de riesgo destaca una dieta rica en grasas saturadas, obesidad, la menarquía precoz y la menopausia tardía.

El cáncer de ovario representa el 22% de las patologías ginecológicas. La edad promedio de aparición es a los 60 años. Según evidencia epidemiológica existen ciertos factores que disminuyen el riesgo de padecer esta enfermedad: como consumir anovulatorios orales, haber tenido al menos un hijo y haber dado lactancia. Por otro lado los factores de riesgo son los tratamientos para la fertilidad y las dietas ricas en grasa. Este tipo de tumores suele tener un muy mal pronóstico, ya que al momento de ser detectado ya es demasiado grande o se ha expandido por toda la zona haciendo muy difícil su tratamiento.

El cáncer también es una patología que afecta a la zona genital masculina. El cáncer se origina por una división o desarrollo anormal o descontrolado de las células y según se localicen se denomina el cáncer. Entre los más comunes está el cáncer de testículo, a la próstata y anal.

Los testículos son como los ovarios de la mujer, cumplen una función reproductora y hormonal. Las causas del cáncer de testículos, como la mayoría de los cánceres, no se conocen a ciencia cierta. Sin embargo, existen ciertos factores de riesgo que aumentan la posibilidad de su desarrollo, por ejemplo un crecimiento anormal de los testículos, antecedentes familiares del mismo cáncer y algunas enfermedades cromosómicas como el Síndrome de Klinefelter.

El cáncer de próstata es otro de los cánceres que más comúnmente atacan a los varones. La próstata es una glándula ubicada en la pelvis, delante del recto y debajo de la vejiga. Al contrario del cáncer de ovario en la mujer, el de próstata es un tipo de cáncer con muy buen pronóstico, ya que incluso en etapas avanzadas se puede tratar con cirugías o quimioterapia.

Por último se encuentra el cáncer de ano entre las patologías más comunes que afectan la zona genital. El ano es un esfínter muscular que se encuentra en el extremo del intestino grueso, y su función es controlar el proceso de defecación. El 85% de los casos se da en pacientes blancos y la posibilidad de aparición aumenta con la edad. Los factores de riesgo para este tipo de cáncer es padecer una infección por el Virus de Papiloma Humano y úlceras anales.

Fuentes: Boletín Oncológico http://www.boloncol.com/  y http://www.aidsmeds.com/



Comentarios Ginecología

20/03/2018 - 19:29:21 | Martha Eugenia

Excelente reporte, es muy instructivo, me dio curiosidd ya que mi padre tiene cancer de prostota

Respuesta

Muchas gracias por tu comentario. Suerte con la enfermedad de tu padre.

Ginecología
Página: 1 de 1 « Primero | 1 | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Ginecología


diseño de sitios web