Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2021-10-26

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Sangrado anormal: ¿cuándo preocuparse?

Equipo SaludActual

En algunas ocasiones, se producen sangramientos que no corresponden al período menstrual. Conozca aquí sus posibles causas.


 

En una mujer en edad fértil, un sangrado genital normal se define como la menstruación producida con una periodicidad de entre 21 a 35 días, con una cantidad de no más de 80ml, y una duración menor a 7 días.

Sin embargo, muchas veces las mujeres experimentan sangrados o manchas anormales, que son por lo general de carácter uterino, y que difieren de lo normal en su cantidad, forma, duración o periodicidad, o que ocurren en momentos que no deben, como por ejemplo entre menstruaciones, al tener relaciones sexuales, antes de la menarquia (primera menstruación) o después de la menopausia. 

¿Cuáles son las causas de un sangrado anormal?

Aunque en sí el sangramiento o manchado anormal no es una condición seria, la mujer debe informarle a su médico, para evitar complicaciones mayores y para saber con exactitud qué lo está produciendo. Él decidirá qué tratamiento debe seguirse, dependiendo de las causas.

Embarazo: En una mujer en edad fértil, siempre debe considerarse la posibilidad de un embarazo. Aunque manchar y/o sangrar lo mínimo puede ser normal, cualquier sangramiento durante el embarazo debe ser evaluado por un doctor. 

Ovulación: La ovulación también puede generar pequeños sangramientos o manchas durante el ciclo.

Síndrome de Ovarios Poliquísticos: Este desequilibrio hormonal, que es muy común en las mujeres en edad fértil, interfiere con la ovulación normal, lo que puede causar sangramientos. 

Medicamentos: Si una mujer comienza un tratamiento con pastillas anticonceptivas, o por orden de su doctor las ha cambiado, puede experimentar manchado anormal durante los primeros meses. Esto también puede ocurrir si no se las toma regularmente: Por ejemplo, si más de una vez al mes olvida tomársela una noche y la toma al otro día en la mañana.  

Dispositivo intrauterino: Más conocida como la “T de Cobre”, este dispositivo también puede aumentar las posibilidades de sangrar o manchar, y puede además causar una menstruación más fuerte de lo normal. 

Infección de órganos pélvicos: Una infección en la vagina, el cérvix, el útero, las trompas de Falopio o los ovarios puede causar sangramiento genital, especialmente después de tener relaciones sexuales. Por lo general, las causas de estas infecciones son las enfermedades de transmisión sexual.

Enfermedad pélvica inflamatoria: Esta enfermedad causa inflamación del útero, trompas de Falopio u ovarios.

Otras causas: Algunas mujeres pueden sangrar de manera anormal si presentan enfermedades como el hipertiroidismo o la diabetes. También puede producirse en mujeres con estrés emocional agudo o que realicen exceso de ejercicio, aunque esto último es más común que cause la ausencia total de menstruación.

Otras razones más severas, cuando el sangramiento es excesivo, podrían ser algún tipo de cáncer, como por ejemplo el cáncer al cuello uterino.

Ante todo, siempre es recomendable visitar al ginecólogo si se presenta cualquiera de estos tipos de sangrado anormal.

 

Carolina Henríquez.

 



Comentarios Ginecología

Ginecología
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Ginecología


diseño de sitios web