Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2021-10-17

diseño de sitios web

Alimentación durante el embarazo

Leyla Lama San Juan
Matrona

Uno de los mitos que existen es que la mujer embarazada debe comer por dos. Esto no tiene nada de cierto, ya que lo importante no es la cantidad, sino que la calidad de lo que se come.


Si se está enfrentando el embarazo con un peso normal, hay que seguir con la dieta habitual, aumentando 300 o 500 calorías más. La idea es que se aumente un kilo por mes comiendo sano, consumiendo muchas frutas, verduras y alimentos con fibras, tomando 2 litros de agua al día y evitando las grasas y alimentos con muchos aliños porque, además de molestar, durante la gestación las hormonas hacen el tránsito intestinal más lento, por lo que hay más posibilidades de sufrir estreñimiento y va costar mucho más ir al baño. Si se empieza el embarazo con sobrepeso u obesidad, lo ideal sería no aumentar más de cinco a siete kilos, ya que con obesidad hay más riesgo de que se desarrollen enfermedades durante la gestación.

Si la dieta acostumbrada no es muy variada y con carencia de frutas y verduras (de donde se puede obtener vitaminas y minerales esenciales), sería bueno que el médico o la matrona le indicaran complejos multivitamínicos que existen en el mercado.

Hay que consumir mucha leche, por lo menos un litro diario, o en su defecto alimentos que la contengan, como yogurt, queso fresco y postres hechos en casa. Los requerimientos de calcio van aumentando durante el embarazo, y si no hay suficiente cantidad, el feto va a sacar calcio del cuerpo de su madre, lo que podría aumentar el riesgo de osteoporosis en edades mayores.

Es común que ocurra durante la gestación cierto grado de anemia, lo que se puede solucionar tomando medicamentos con fierro, a partir -más o menos- de la semana 18 de embarazo hasta el término de éste.

No es necesario comer grasas ni aceites de más, porque los hidratos de carbono (que se encuentran en frutas y legumbres, entre otros) se transforman en la grasa necesaria que el cuerpo necesita.

También hay que disminuir los alimentos que contengan cafeína, como el café, el té y las bebidas cola. Si se está muy acostumbrada a tomar café, se puede disminuir el consumo a dos tazas diarias, no más.

Ácido fólico

Otro elemento importante que se recomienda consumir es el ácido fólico, que es una vitamina que previene las malformaciones en el feto, específicamente problemas en el tubo neural.

Cuando está la intención de quedar embarazada, hay que comenzar a alimentarse bien desde antes, porque si se enfrenta un embarazo con deficiencia de ácido fólico y aunque se empiece a ingerirlo cuando ya se está embarazada, de igual manera puede quedar el tubo neural mal cerrado, lo que deriva en una "espina bífida".

Hay alimentos que contienen ácido fólico, como todos aquellos hechos de la harina. En Chile, la harina está fortificada con ácido fólico, por lo que beneficia comer pan y masas, pero siempre en cantidades moderadas. Si se quiere programar un embarazo, lo recomendable es visitar primero al ginecólogo para que dé una pauta de preparación para mantener una dieta equilibrada e ingerir todos los requerimientos nutritivos que se necesiten en esta etapa.



Comentarios Ginecología

05/03/2018 - 13:47:38 | kathia

Los alimentos que consumimos son muy importantes para que estes no vayan a disminuir nuestra fertilidad sin que nos demos cuenta, si queremos embarazarnos debenmos saber que alimentos debemos consumir y cuales no, aqui pueden encontrar toda esa informacion, mucha suertewww.tinyurl.com/4col937

Respuesta

Muchas gracias por tu comentario y aporte. Suerte!

Ginecología
Página: 1 de 1 « Primero | 1 | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Ginecología


diseño de sitios web