Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-06-18

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Odontología geriátrica: la importancia de visitar al dentista en la tercera edad

Equipo SaludActual

La tercera edad es una etapa importante en la vida. Con el paso de los años el país ha visto cómo esta parte de la población aumenta: en la última década (según datos del Censo 2012), los mayores de 60 años aumentaron de un 11% a un 14%. Esto involucra la preocupación por su calidad de vida, incluyendo una buena salud dental.


La salud dental puede jugar un rol fundamental en la salud de los adultos mayores. La boca es una parte esencial del sistema estomatognático: grupo de órganos encargados de la fonación, masticación y deglución (huesos, piel, dientes, entre otros).

Si bien es poco probable que una enfermedad o infección bucal provoque la muerte -razón por la que a veces no se le da mucha importancia o la relevancia que realmente tiene-, es clave mantener a los abuelitos sanos en este aspecto, puesto que incluso los mantiene felices y con el autoestima muy alto.

Como es de suponer, debido a la edad y padecimientos de base (diabetes, hipertensión, osteoporosis, entre muchas más) es muy probable que las caries o enfermedad periodontal se compliquen, ya que la recuperación puede ser más lenta y la prevención más difícil.

De esta manera, es fundamental realizar exámenes médicos y un trabajo en equipo entre especialistas.

Otro punto relevante es la administración de fármacos, porque pueden interactuar, lo que puede ocasionar problemas mucho mayores con los medicamentos que el adulto mayor utilizaba con anterioridad.

Por este motivo se recomienda avisar con antelación a cualquier tratamiento las medicinas que la persona esté consumiendo.

En este mismo sentido, algunos fármacos pueden provocar xerostomía -disminución o falta de salivación- lo que propicia la aparición de caries o molestias para quienes tienen prótesis removible. Esto también puede ser efecto de enfermedades como diabetes, deterioro senil o, incluso, la deshidratación.

Dependiendo de la causa de esta afección el profesional deberá decidir cuál será el tratamiento a seguir.

Volviendo a las enfermedades más frecuentes en adultos mayores, la caries puede provocar la pérdida de piezas dentales. Ésta es una enfermedad infecciosa y multifactorial totalmente evitable, ya que aparece cuando hay placa bacteriana producida por la falta de cepillado.

Luego, las enfermedades periodontales -cualquier padecimiento de los tejidos de protección y soporte del diente- también son denominadas infecciosas. Al igual que las caries, produce la pérdida de dientes.

Por otro lado, es habitual que los abuelitos usen prótesis -totales o parciales-. Sin embargo, es recomendable conservar la mayor cantidad de dientes en la boca, ya que estos mantienen la sensibilidad, masticación eficiente y características estéticas.

En este sentido, si se pierde una o más piezas se debe reemplazar lo antes posible, para evitar problemas futuros.

Asimismo, se debe destacar que ninguna prótesis será definitiva ni tampoco significa el fin del cuidado dental.

En resumen, es primordial mantener una buena salud dental, por lo que a continuación presentaremos algunas recomendaciones:

•Cepillado frecuente con pasta dental fluorada. De manera ideal, 5 veces al día: al levantarse, después del desayuno, almuerzo y cena y, finalmente, antes de dormir. De no ser posible, después de cada comida.

•Utilizar enjuagues bucales con flúor. Si no es posible diariamente, una vez por semana como mínimo.

•Usar un cepillo de dientes de cerdas suaves.

•Control odontológico anual.

Los abuelitos con prótesis removibles deben lavarla tres veces al día con agua y jabón. Además de una vez por semana desinfectarlos: se deja durante 10 minutos en un vaso con agua y 10 gotas de cloro. También es necesario que el odontólogo la limpie cada seis meses.

Si el adulto mayor es desdentado, debe limpiarse las encías al menos después de cada comida de manera delicada con un cepillo suave o gasa.

Por último, si se presenta sequedad bucal, heridas producidas por prótesis, sospechas de caries, halitosis (mal aliento), encías rojas o sangrado de éstas, movilidad de dientes, entre otros problemas bucales, o si se realizará algún procedimiento quirúrgico, se debe visitar al dentista, ya que un tratamiento oportuno mejorará los resultados.


Mireya Guzmán.

 



Comentarios Geriatría, Adulto Mayor

Geriatría, Adulto Mayor
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Geriatría, Adulto Mayor


diseño de sitios web