Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-08

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Inyección intracitoplasmática de espermatozoides

Equipo SaludActual

La inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) se puede utilizar como parte de un tratamiento de fecundación in vitro para ayudar a la pareja a concebir un hijo. La ICSI es la forma más exitosa de tratamiento para los hombres que son estériles y se utiliza en casi la mitad de todos los tratamientos de fecundación in vitro.


La inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) es una tecnología de reproducción asistida  que se utiliza para tratar problemas de infertilidad relacionados con el esperma. La ICSI se utiliza para mejorar la fase de la fertilización de la fertilización in vitro (FIV) mediante la inyección de un solo espermatozoide en un óvulo maduro. El óvulo fertilizado (embrión) se transfiere entonces al útero de la mujer.
La ICSI se puede recomendar cuando hay una razón para sospechar que puede ser difícil lograr la fertilización. Se utiliza con mayor frecuencia entre parejas que están lidiando con problemas de infertilidad masculina. Se puede recomendar este procedimiento en estos casos:

  • El hombre tiene un recuento muy bajo de espermatozoides.
  • Otros problemas con el esperma se han identificado, como la mala morfología (forma anormal) y/o mala motilidad (malos nadadores).
  • En intentos previos de fertilización in vitro (FIV) no se logró la fertilización.
  • El hombre se ha sometido a una vasectomía y el espermatozoide se ha recogido de los testículos o el epidídimo (el depósito de espermatozoides).
  • Otras situaciones en las que el conteo de espermatozoides es cero y la inseminación de donantes no se quiere.
  • El hombre no eyacula espermatozoides pero los espermatozoides se han recogido de los testículos.
  •  El hombre ha tenido problemas para obtener una erección y eyacular. Esto incluye hombres con lesiones de la médula espinal, la diabetes y otros trastornos.

Lo que hay que tomar en cuenta es que la ICSI no es la solución a todos los problemas de la fertilidad masculina. Si su cónyuge tiene un recuento bajo de espermatozoides, como resultado de un problema genético, esto podría ser transmitido a cualquier hijos que se tengan. El médico generalmente recomendará que el hombre se haga un análisis de sangre antes de comenzar el ciclo de ICSI.
En el procedimiento del ICSI al igual que con el tratamiento de FIV estándar, se le dará a la mujer medicamentos para la fertilidad para estimular sus ovarios a desarrollar varios óvulos maduros para la fertilización. Cuando los huevos están listos para la colección, el hombre y la mujer se someterán a procedimientos separados.

Los embriones se pueden transferir dos, tres o cinco días después de la fecundación. Cinco días después de la fecundación el embrión será en el estadio de blastocisto. Si acaba de tener un embrión transferido (llamado transferencia de un solo embrión electiva, o ESET), que tiene una transferencia de blastocistos puede mejorar sus posibilidades de tener un embarazo viable. Un ciclo de ICSI tarda entre cuatro semanas y seis semanas.

Las tasas de éxito de la ICSI son más altas que si utiliza los métodos de fecundación in vitro convencional. Mucho de esto va a depender del problema de fertilidad en particular y de la edad. Mientras más jóven es el paciente, los huevos son más saludables y mayor es la probabilidad de éxito.
Si bien entre las ventajas del ICSI está la oportunidad de concebir a un hijo genético cuando otras opciones están cerradas y ayuda a parejas con infertilidad inexplicada, hay que tomar en cuenta que este es un procedimiento más caro que la FIV, y tiene los mismos riesgos de la fecundación invitro estándar como nacimientos múltiples y embarazos ectópicos



Comentarios Fertilidad

Fertilidad
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Fertilidad


diseño de sitios web