Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-11-15

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Método de Inseminación Artificial para concebir un embarazo

Equipo SaludActual

La efectividad en una Inseminación Artificial radica en la selección de los espermatozoides con mejor calidad y movilidad.


La Inseminación Artificial es uno de los métodos de reproducción asistida y consiste en ingresar al interior del útero de la mujer, una muestra de semen que ha sido previamente examinada y seleccionada, con el objetivo de obtener resultados garantizados. Es decir, se facilita la dirección que el espermatozoide debe seguir para llegar a fecundar el óvulo.

La porción seminal puede pertenecer a la pareja (Inseminación Artificial Conyugal o IAC) o a un donante (Inseminación Artificial de Donante o IAD). Se requiere un donante cuando la pareja masculina presenta una esperma de mala calidad o no presenta espermatozoides. También cuando el hombre tiene alguna enfermedad genética o en casos en los que hay ausencia de pareja masculina.

Los pacientes para quienes está indicada esta técnica son parejas en las que se desconoce la causa de su esterilidad, mujeres que presentan ovulación defectuosa, patologías en el cuello uterino o en el caso de los hombres, en quienes presenten problemas en la calidad y movilidad de su semen.

Preparación del Semen

Para asegurar efectividad en los resultados de una Inseminación Artificial, es necesario realizar una selección de los espermatozoides con mejor calidad y movilidad. El método consiste en procesar la muestra con la que se trabajará con una preparación seminal, para separar espermatozoides que estén muertos o lentos.

Esta fase es muy importante, ya que si el método falla por tercera o cuarta vez, entonces se debe pensar en optar por otras técnicas mucho más complejas, como la Fecundación in Vitro, por ejemplo. Esta se lleva a cabo por medio de una microinyección intracitoplasmática que introducirá un espermatozoide en el óvulo. Este luego será trasladado al útero para que comience a desarrollarse.

Existen tres tipos de Inseminación Artificial, para las cuales la mujer siempre debe haber inducido su etapa de ovulación, a través de la estimulación de sus ovarios con la ingesta de la hormona Folículo Estimulante (FSH) o con Luteoestimulante (LH). Se comprueba el número y tamaño de los folículos producidos en esta etapa a través de ecografías.

El éxito es alcanzado según la salud, edad y estado emocional en que se encuentra la mujer. Sin embargo, está estipulado que esta fase aumenta y asegura la fecundación.

Tipos de Inseminación Artificial  

La Técnica de Inseminación Artificial Intrauterina consiste en el deposito de la muestra de semen examinada y seleccionada dentro del útero, mediante un especulo delgado y flexible, por lo tanto no produce incomodidad. La sensación es parecida a la que se experimenta en un papanicolau y se recomienda cumplir con tres ciclos para lograr efectividad.

Otro de los métodos se llama Inseminación Artificial Intravaginal, que se emplea depositando el semen en el fondo de la vagina, ante la imposibilidad de realizarlo en el coito. Se puede llevar a cabo perfectamente en el hogar, mediante una jeringa estéril. 

Y por último, la Inseminación Artificial Intracervical es a la cual más se acude porque es muy rápido y no produce absolutamente ninguna molestia o dolor. Se logra ingresando la muestra de espermatozoides en el cuello uterino, acercando de manera eficiente al espermatozoide hacia el óvulo.

El proceso se lleva a cabo durante quince días en el hogar de la pareja o la mujer que desea embarazarse. Se realiza una primera visita al centro asistencial de salud que lo asesorará, donde se diagnosticará y comenzará el tratamiento.

Para el caso de la Inseminación Artificial Conyugal, la pareja masculina debe dejar una muestra de su semen para ser examinado. Transcurrida la quincena, se debe realizar una segunda visita para efectuar la inseminación. Luego de esto, en menos de un mes deberían haber señales de un embarazo concebido. 

Tasa de éxito

Los resultados positivos obtenidos con Inseminación Artificial son 13 de cada 100 ciclos. En cuanto a parejas, de cada 100 parejas que intentan 4 ciclos, 60 de ellas logran la fecundación y posteriormente un embarazo exitoso. De estos, un 15 a 20% resultan dobles o comúnmente llamados gemelos. Otro 15% se deteriora en el proceso, por eso se recomienda realizar entre 4 a 6 intentos.

En caso que la pareja haya cumplido los cuatro ciclos y no hayan logrado concebir, se recomienda optar por otros métodos, como el mencionado anteriormente: Fertilización In Vitro.



Comentarios Fertilidad

Fertilidad
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Fertilidad


diseño de sitios web