Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-12

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Valvulopatía, síntomas y tratamientos

Equipo SaludActual

La Valvulopatía es una enfermedad cardíaca valvular que se caracteriza por un defecto o daño en una de las cuatro válvulas del corazón: mitral, aórtica, tricúspide o pulmonar. 


Las cuatro válvulas del corazón son: Válvula aórtica, que se encuentra entre el ventrículo izquierdo y la aorta; Válvula tricúspide, ubicada entre la aurícula y el ventrículo derecho; Válvula pulmonar, alojada entre el ventrículo derecho y la arteria pulmonar; y Válvula mitral, situada entre la aurícula y el ventrículo izquierdo. Normalmente, las válvulas aseguran que la sangre fluya con la fuerza adecuada en la dirección correcta y en el momento adecuado.

Las válvulas mitral y tricúspide controlan el flujo de sangre entre las aurículas y los ventrículos (cavidades superiores e inferiores del corazón). La válvula pulmonar controla el flujo de sangre desde el corazón a los pulmones, y la válvula aórtica regula el flujo de sangre entre el corazón y la aorta; y de este a los vasos sanguíneos para el resto del cuerpo. Las válvulas mitral y aórtica son las más afectadas por las Valvulopatías. 

Las Valvulopatías pueden ser valvulopatía mitral, que comprende la estenosis mitral y la insuficiencia mitral; y la valvulopatía aórtica, que a su vez comprende la regurgitación valvular aórtica y la estenosis valvular aórtica.

Para compensar este pobre bombeo cuando se produce alguna valvulopatía, el músculo del corazón se agranda, perdiendo así la elasticidad y la eficiencia. En algunos casos, la acumulación de sangre en las cavidades del corazón tiene mayor tendencia a la coagulación, aumentando el riesgo de accidente cerebro-vascular o embolia pulmonar.

Algunas personas nacen con valvulopatía, mientras que otras la adquieren a medida que van creciendo y envejeciendo. La valvulopatía que se desarrolla antes del nacimiento se llama Enfermedad de la Válvula Cardíaca Congénita o Valvulopatía Congénita. Esta puede ocurrir sola o con otros defectos congénitos del corazón.

La Valvulopatía Congénita a menudo implica a las válvulas pulmonar o aórtica, cuando estas no se forman correctamente. Estas válvulas pueden no ser el tamaño correcto o tener la forma equivocada, o pueden carecer de una abertura a través de la cual la sangre pueda fluir correctamente. 

La Valvulopatía adquirida usualmente involucra las válvulas aórtica o mitral. Aunque las válvulas son normales al principio del desarrollo del individuo, los problemas desarrollan con el tiempo. Las válvulas pueden estropearse por infecciones, por traumatismos, por envejecimiento, etc. Hace años la causa fundamental era la fiebre reumática, una enfermedad infrecuente ahora en los países desarrollados.

Tanto la valvulopatía congénita y adquirida puede causar la estenosis o el reflujo.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de la válvula? 

Dificultad para respirar. El paciente puede notar esto, más cuando está realizando cualquier actividad (como sus actividades diarias normales) o cuando el paciente se acuesta en la cama boca arriba y totalmente horizontal. Es posible que el paciente tenga que dormir apoyado sobre unas cuantas almohadas para respirar mejor. 

Debilidad o mareos. El paciente puede sentirse demasiado débil para llevar a cabo sus actividades diarias normales. También puede causar mareos, y en algunos casos, desmayos repentinos.

Molestia en el pecho. Es posible que el paciente sienta una presión o peso en el pecho con la actividad física o al salir al aire frío. 

Palpitaciones. Esto puede sentirse como un ritmo cardíaco rápido, latido irregular del corazón, latidos salteados o  sensación irregular en su pecho. 

Hinchazón de tobillos, pies o abdomen. Esto se conoce como edema. La inflamación puede ocurrir en el abdomen, lo que puede provocar que el paciente se sienta hinchado. 

Aumento rápido de peso. Un aumento de peso de dos o tres libras en un día es posible cuando se desarrolla una valvulopatía. 

Los síntomas no siempre están relacionados a la gravedad de la enfermedad de la válvula. El paciente puede no tener síntomas en absoluto y tener una valvulopatía severa que requiera tratamiento inmediato. 

Tratamiento de las Valvulopatías

Actualmente, no hay medicamentos que puedan curar la valvulopatía. Sin embargo, los cambios de estilo de vida a menudo pueden tratar con éxito los síntomas y retrasar los problemas durante muchos años. Sin embargo, es posible que necesite cirugía para reparar o reemplazar la válvula cardíaca defectuosa. 

Los objetivos del tratamiento de la valvulopatía pueden incluir:

  • Prevenir, tratar o aliviar los síntomas de otras enfermedades cardiacas relacionadas. 
  • La protección de las válvulas del corazón de un daño mayor. 
  • Reparar o reemplazar las válvulas defectuosas cuando causan síntomas graves o que amenazan la vida del paciente. Las válvulas de reemplazo pueden ser artificiales o biológicas.
Por Clementina Ramos

 



Comentarios Enfermedades cardiovasculares

Enfermedades cardiovasculares
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Enfermedades cardiovasculares


diseño de sitios web