Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-15

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

¿Cómo se produce la Muerte Súbita?

Equipo SaludActual

Todo se concentra en el estimulador eléctrico del corazón, llamado nódulo sinusal, este genera impulsos eléctricos que fluyen de una manera ordenada a través del corazón para sincronizar el ritmo cardíaco y coordinar el bombeo de sangre desde el corazón al resto del cuerpo.


La muerte súbita es la aparición repentina e inesperada de una parada cardiaca en una persona que aparentemente se encuentra sana y en buen estado. La muerte súbita se produce cuando los latidos cardíacos son tan rápidos que el corazón tiembla en lugar de bombear sangre al cuerpo y al cerebro. Si no se trata, puede llevar a la muerte en minutos. 

A diferencia de otros músculos en el cuerpo, que se basan en las conexiones nerviosas para recibir la estimulación eléctrica que necesitan, el corazón tiene su propio estimulador eléctrico, un grupo especializado de células llamadas el nódulo sinusal situado en la cámara superior derecha (aurícula derecha) del corazón. El nódulo sinusal genera impulsos eléctricos que fluyen de una manera ordenada a través del corazón para sincronizar el ritmo cardíaco y coordinar el bombeo de sangre desde el corazón al resto del cuerpo. 

Si el nodo sinusal empieza a fallar o falla el flujo de impulsos eléctricos, esto resultaría en una arritmia que provocaría que el corazon latiera de manera irregular. Si bien muchas veces esas interrupciones en el ritmo son momentáneas e inofensivas, algunos tipos de arritmia puede ser graves y conducir a una parada repentina en la función del corazón o lo  que se conoce como paro cardíaco súbito. 

En la mayoría de los casos, sobretodo en personas sanas, no se producen arritmias duraderas sin un desencadenante externo, como una descarga eléctrica, el uso de drogas o traumatismo en el pecho (conmoción cardíaca). 

El paro cardiaco súbito no es un ataque al corazón (infarto de miocardio), pero puede ocurrir durante un ataque al corazón. Los ataques al corazón ocurren cuando hay una obstrucción en una o más de las arterias que van al corazón, evitando que el corazón reciba suficiente sangre rica en oxígeno. Si el oxígeno en la sangre no puede llegar al músculo del corazón, el corazón se daña. 

Por el contrario, el paro cardiaco súbito ocurre cuando el sistema eléctrico presenta un mal funcionamiento y de repente se vuelve muy irregular. El corazón late de manera peligrosamente rápida, los ventrículos se vuelven temblorosos (fibrilación ventricular) y la sangre no fluye en el organismo. En los primeros minutos, lo más importante es que el flujo de sangre al cerebro se reduce tan drásticamente que la persona pierde el conocimiento. Lo siguiente es la muerte a menos que se de tratamiento de emergencia adecuado. 

Una arritmia potencialmente mortal por lo general se desarrolla en una persona con una enfermedad cardíaca preexistente, como por ejemplo: 

Enfermedad arterial coronaria: La mayoría de los casos de paro cardiaco súbito ocurren en personas que tienen enfermedad arterial coronaria. En esta enfermedad, las arterias se obstruyen gracias al colesterol y otros depósitos, reduciendo el flujo de sangre al corazón. Esto puede hacer que sea más difícil para el corazón tener impulsos eléctricos sin problemas. 

Ataque del corazón: Si se produce un ataque al corazón, a menudo como resultado de la enfermedad arterial coronaria, puede desencadenar una fibrilación ventricular y paro cardíaco repentino. 

Agrandamiento del corazón (miocardiopatía): Esto ocurre principalmente cuando las paredes musculares del corazón se estiran y se agrandan o engrosan. Los músculos de su corazón son anormales y esta condición conduce a daños en los tejidos del corazón y arritmias potenciales. 

Enfermedad cardíaca valvular: Una fuga o estrechamiento de las válvulas del corazón puede conducir a estirar o a engrosar el músculo cardíaco. Cuando las cámaras se agrandan o debilitan a causa del estrés causado por una válvula apretada o con fugas, hay un mayor riesgo de arritmia. 

La cardiopatía congénita: Cuando se produce un paro cardíaco repentino en los niños o adolescentes, puede ser debido a una afección cardíaca que estuvo presente en el nacimiento (cardiopatía congénita). 

Los problemas eléctricos en el corazón: En algunas personas, el problema es en sí mismo el sistema eléctrico del corazón en vez de un problema con el músculo del corazón o de las válvulas. Estos se llaman alteraciones del ritmo cardíaco primario e incluyen condiciones tales como el síndrome de Brugada y el síndrome de QT largo. 

Síntomas

Los síntomas de paro cardíaco son repentinos y drásticos. Pueden incluir colapso repentino, falta pulso, falta de respiración y pérdida del conocimiento. A veces, otros signos y síntomas preceden un paro repentino. Estos pueden incluir fatiga, desmayo, mareos, dolor en el pecho, falta de aliento, debilidad, palpitaciones o vómitos. Pero un paro cardiaco repentino a menudo se produce sin previo aviso. 

Cuándo consultar a un médico 

Si tiene frecuentes episodios de dolor en el pecho o malestar, palpitaciones del corazón, latidos irregulares o rápidos, respiración sibilante inexplicable, dificultad para respirar, desmayos, sensación de desmayo o mareos, consulte a su médico de inmediato. 

 

Cuando el corazón deja de latir, la falta de sangre oxigenada puede causar daño cerebral en sólo unos pocos minutos. La muerte o daño cerebral permanente puede ocurrir dentro de cuatro a seis minutos del paro cardiaco. Por eso, los primeros minutos en que la persona esté presentando algún síntoma de paro cardiaco son fundamentales para evitar la muerte o el daño cerebral.

Por Clementina Ramos



Comentarios Enfermedades cardiovasculares

Enfermedades cardiovasculares
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Enfermedades cardiovasculares


diseño de sitios web