Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
Martes 27 de Junio de 2017

diseño de sitios web

Fobia escolar: algo más que miedo al colegio

Antonia Reyes Rosenkrank
PSICOPEDAGOGA


La causa principal de la fobia es el miedo a la separación de los padres, la mayoría de los niños con fobia escolar, una vez que están fuera del colegio, prefieren estar rodeados por sus padres o hermanos. 



 

Diego tiene 10 años y últimamente se ha quejado de dolor de estómago, de cabeza, náuseas y algo de fatiga, pero todas molestias vagas, que aparecen y desaparecen sin motivo claro. Sus padres lo han llevado a varios médicos quienes le han pedido varios exámenes y aún no se identifica la enfermedad que tiene Diego.

 

Luego de preguntar sobre conductas del menor para descubrir una posible causa, los padres comentan que estos síntomas se dan principalmente en las mañanas y empeoran cuando Diego va camino al colegio y los fines de semana pareciera que éstos no existen, mas finalizando el domingo comienza a surgir nuevamente. ¿Qué le pasa a Diego, entonces?

Este breve relato nos señala las características típicas de lo que se conoce como fobia escolar. La mayoría de los niños que presentan esta fobia son buenos estudiantes y tienen una buena conducta, no así la cantidad de inasistencias, debido a los malestares que padecen en las mañanas. La pregunta que quizás muchos se estén formulando es por qué ocurre esta fobia. Generalmente tiene como causa principal el tener que abandonar la casa y no como muchos padres creen el asistir al colegio, ya que no debemos olvidar que ésta es una de las primeras pruebas de independencia del menor. Gran parte de la responsabilidad relacionada con este cuadro la tiene los padres sobreprotectores que llegan a crear una ansiedad en sus hijos al momento de la separación, aún cuando ésta sea por unas horas. Por esta sobreprotección, el niño no se siente suficientemente seguro de si mismo, lo que le genera miedo.

Por lo general, los padres ven a la escuela como la causante de esta fobia, ya sea por un profesor, el tipo de pruebas, algún compañero que moleste a su hijo o un problema de aprendizaje que esté haciendo de la vida escolar una pesadilla, por lo que como solución prefieren cambiar al niño de escuela.

Pero ¿cuál es la solución a esta fobia? ¿Requiere algún tipo de tratamiento o la intervención de algún especialista? El primer paso para superar esta fobia depende de los padres y es hacer que el niño asista regularmente al colegio, no hacerle caso a los síntomas que presenta. De esta manera la fobia escolar irá mejorando lentamente y dentro de un mes debiera desaparecer. Por el contrario, si nos dejamos llevar por los síntomas y permitimos que nuestros hijos no vayan al colegio, los síntomas físicos y el deseo de quedarse en casa se harán más frecuentes y costará más terminar con la fobia, probablemente es ahí cuando se tendrá que recurrir a especialistas como psicólogos o psiquiatras y esta fobia podría interferir con la vida social y escolar de nuestros hijos.

¿Qué podemos hacer para ayudar a nuestros hijos a superar esta fobia escolar?
En una primera instancia y tal como recientemente se señaló, hay que insistir en la asistencia a clases lo antes posible de manera de enfrentar este miedo a estar sin los padres. De esta manera los síntomas físicos irán desapareciendo rápidamente. Esta asistencia a la escuela no debe parecer un castigo, sino que debe verse en forma optimista, los padres deben explicarle al niño que nada pasará y que la ida al colegio no es un abandono sino que es por su bien.

Otro punto importante es no dejarse llevar por los malestares matutinos de nuestros hijos. Está claro que en un comienzo se hará muy difícil ¿cómo hacer oídos sordos a los dolores de nuestros hijos? Pero hay que mantenerse firme y no preguntarle al niño cómo amaneció pues eso le dará pie a que comience a señalar dolores. Es importante recordar que hay síntomas que nos deben llamar la atención, ya que pueden ser el inicio de una enfermedad y no pertenecer al cuadro de fobia escolar.

Dentro de estos síntomas están:
Tener más de 37.5oC
Haber vomitado más de una vez en la mañana
Tos muy frecuente
Dolor de oído severo

Es importante un trabajo en conjunto con la escuela para superar esta fobia. Por esta razón los padres deben avisar el diagnóstico de fobia escolar a la escuela, de manera que si el niño presenta los síntomas en la escuela misma, que sea llevado a enfermería por unos 15 minutos y no derivado inmediatamente de regreso a casa. El profesor del menor también debe estar al tanto de esta fobia, de manera que si el niño comienza a manifestar ciertos síntomas frente a determinada tarea, el profesor pueda darle otras opciones al menor para resolver la tarea de manera que no le genere tanta ansiedad.

Se debe encontrar un momento, que no sea en la mañana, para conversar con su hijo sobre sus temores, alentándolo a que describa a qué exactamente le tiene miedo; preguntarle qué cree él que es lo peor que puede suceder en la escuela o camino a ella para y si hay una situación que puede ser modificada, decirle al niño que se hará todo lo posible por cambiarla. Es importante hacerle notar que entiende sus sentimientos para que no se sienta solo o ridículo, pero que debe superar esos miedos (en conjunto) porque es muy importante que asista regularmente al colegio.

Debido a que la causa principal de la fobia es el miedo a la separación de los padres, la mayoría de los niños con fobia escolar, una vez que están fuera del colegio, prefieren estar rodeados por sus padres o hermanos. Hay que motivarlos a que se junten con niños de su edad, amigos del barrio, compañeros de curso; jueguen con ellos, pasen la noche en sus casas. Está claro que como padres esto puede ser algo difícil el alejarse de sus hijos, pero con el tiempo debe ser visto como parte del “tratamiento” contra esta fobia.

Estos son sólo algunos consejos para ayudar a nuestros hijos a acabar con esta fobia escolar, pero ¿qué hacer cuando nada de esto logra terminar con la fobia? ¿Cuándo tomar la decisión de llamar a un profesional? Según indica la experiencia, con los consejos recién señalados, la fobia debería desaparecer dentro de un mes, por lo que si pasado este tiempo el niño sigue con los mismos síntomas, continúa la ansiedad pro la separación o creemos que los síntomas realmente pueden deberse a algo físico y no emocional o si su hijo parece estar deprimido, entonces es el momento de ponerse en contacto, en primer lugar con un pediatra para descartar alguna enfermedad y luego, si es necesario, consultar otro tipo de especialistas como psicólogo o psiquiatra.

ANTONIA REYES R.
PSICOPEDAGOGA

 




Comentarios Psicopedagogía

12/07/2011 - 14:50:17 | Yoselyn

Hola , mi nombre es Yoselyn Alvarado soy asesora educacional de coaching educacional, un centro con registro del ministerio de educación donde se tratan estas necesidades especiales de los niños, de forma integral con programas multidisciplinarios de profesionales, terapeutas, psicólogos, fonoaudiologos, profesores, nutricionistas, entre otros, tratando el desarrollo personal y académico de niños desde los 4 años. Somos un complemento escolar integral, no trabajamos con medicamentos, solo con talleres, y hemos tenido un 100% de efectividad y avances en nuestro niños. Si necesitas más información visiten www.coachingeducacional.cl o directamente a mi mail: admision.coachingeducacional@gmail.com, para hacer un diagnóstico y optar a un programa para tu hijo.

Respuesta

Muchas gracias por tu aporte!

11/05/2011 - 14:06:17 | Rodrigo Perez Coto

A nuestro colegio virtual, postulan niños con fobia escolar. Estamos desarrollando un programa amplio de apoyo a padres y alumnos que están o han pasado por esta fobia, con apoyo de psicopedagogas y psicologas.Si desean participar en el desarrollo de este programa, les rogamos comunicarse a: rperez@ta.cl

Respuesta

Muchas gracias por tu aporte!

24/02/2010 - 11:01:57 | vicente

Very good

Psicopedagogía
Página: 1 de 1 « Primero | 1 | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Psicopedagogía


diseño de sitios web