Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-16

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Cáncer cutáneo: la importancia de prevenir los tumores a la piel

Equipo SaludActual

Los síntomas del cáncer de piel  pueden ser cambios en la superficie de la dermis, ya sea en su textura, color o forma; sensibilidad, picazón, manchas de diverso color que crecen rápidamente y heridas de difícil cicatrización, entre otros.


Los tumores cutáneos suelen estar asociados al cáncer a la piel y se caracterizan por el crecimiento anormal de células en alguna parte de la superficie de la dermis. Existen diversos tipos y el más frecuente es el Melanoma, que ha aumentado progresivamente, trayendo como consecuencia que el cáncer dérmico sea uno de los más frecuentes durante la última década, conjuntamente con el incremento del daño de la capa de ozono. 

La piel cumple un rol fundamental en el cuerpo, ya que lo protege del calor, la luz, las heridas y bacterias, entre otros. El cáncer a la piel se produce por un incremento indiscriminado de sus células superficiales, que puede llegar a expandirse a zonas más profundas de la epidermis y propagarse a otras partes del cuerpo. 

El cáncer cutáneo de tipo Melanoma suele presentarse más en personas con determinadas características, tales como su aspecto físico (piel y ojos claros), clima (lugares con mayor exposición a la capa de ozono) y genética.

Los síntomas de cáncer cutáneo pueden variar según la persona y pueden ser; cambios en la superficie de la piel, ya sea en su textura, color o forma; sensibilidad y picazón de ésta, manchas de diverso color que crecen rápidamente y heridas de difícil cicatrización, entre otros.

Las lesiones a la piel, además de tipo Melanoma, puede presentarse de forma Carcinoma. Éste último de subdivide en dos tipos: los de células basales y los de célula escamosa. El primero se caracteriza por protuberancias en la zona de la cara, orejas o parte superior del tronco. De hecho, más del 90% de los Carcinomas de éste tipo ocurren en zonas de la piel expuestas al sol.  Generalmente esta lesión se da tanto en hombres como mujeres, sobre todo después de los 40 años. 

En cambio, los Carcinomas de células escamosas se originan a partir del epitelio de la piel. Pueden aparecer en forma de protuberancias y a menudo de superficie áspera. Hay que tener cuidado con el rápido crecimiento de esta mancha o tumor, ya que puede expandirse rápidamente. Otro tipo de tumor a la piel que puede ser canceroso es el Sarcoma de Kaposi, que es una lesión de color rojo y azulado que puede aumentar de tamaño. 

Existen tres formas principales para el tratamiento del cáncer a la piel: cirugía, quimioterapia, en la que se utilizan remedios para eliminar células cancerosas; y radioterapia, que corresponde al uso de rayos X para eliminar las células malignas.

Mediante la cirugía, el médico extirpa el pedazo de piel con células malas. Si la zona operada es visible, como el rostro, se usa un injerto de piel de otra parte del cuerpo para cubrir  la zona operada. 

El médico evaluará el tratamiento a seguir, si es solo extirpar un tumor o si deberá usar un tratamiento más profundo y extenso, o una combinación de técnicas. Esto dependerá de la severidad de la lesión, así como también de la edad, factores genéticos y condición actual de salud del paciente. 

Las personas deben estar muy atentas a su piel en cuanto al cambio de crecimiento de lunares, pecas y marcas que cambien de forma, tamaño y textura. Esto es motivo de consulta al médico. Como forma de prevención al cáncer de la piel y el envejecimiento prematuro, se recomienda el uso diario de cremas solares sobre factor 30 para protegerse de los daños producidos por los rayos ultravioletas. 

Marisa Muñoz



Comentarios Dermatología

Dermatología
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Dermatología


diseño de sitios web