Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2020-06-04

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Lifting o rejuvenecimiento de cuello

Equipo SaludActual

La poca definición de la línea de la barbilla, la flacidez o la aparición de dos “cordones” en el cuello son algunas de las evidencias de que ya no somos tan jóvenes. En consecuencia, muchas personas optan por un lifting de cuello o plastismoplastia y conoce de ella a continuación.


Para comenzar, con el pasar de los años vamos notando como la piel va perdiendo firmeza. Sobre todo la epidermis que comprende la cara y el cuello. Por lo que en esta ocasión nos referiremos a un procedimiento que da como resultados el rejuvenecimiento del cuello: la plastismoplastia (ya que se estira el músculo platisma) o, como es más conocido, el lifting de cuello.

En este sentido, a partir de los 25 años, la producción elastina y colágeno va disminuyendo. En efecto, al finalizar la tercera década de nuestra vida, se comienzan a notar ciertos síntomas de vejez en nuestro cuello: arrugas, flacidez, entre otros.

Incluso, con el pasar del tiempo, a algunas personas les aparecen una especie de cordones que van desde la punta de la barbilla hasta la clavícula o sólo recorren el cuello desde la papada hasta abajo. Pues es la piel de esta zona del cuerpo la que se ve altamente perjudicada.

Sin embargo, además de la edad, existen otros factores que influyen en el envejecimiento del cuello: gran y brusca pérdida de peso, cambios hormonales debidos a la pre-menopausia o tratamientos médicos, enfermedades asociadas a la pérdida de colágeno, el consumo excesivo de comida chatarra, la exposición al sol sin protección, etc.

Para solucionar este incómodo y poco estético problema existen varias soluciones:

  • Las no quirúrgicas y de cuidado diario: Implica los ejercicios faciales diarios, el uso de cosméticos o medicamentos con colágeno y elastina, consumir vitaminas A, C y E, hidratarse y alimentarse saludablemente. No obstante, estas medidas son preventivas y no reparatorias.

  • Tratamientos estéticos profesionales no quirúrgicos: Entre muchos otros, nombraremos los procedimientos más frecuentes o populares. En primer lugar, la aplicación de bótox o neurotoxina botulínica la que se aplica en pequeñas dosis en lugares específicos. El efecto puede durar hasta 6 meses. Asimismo, debe ser aplicada por un experto para reducir los riesgos.

    También existen masajes en centros de estética diferentes tipos de cremas y sustancias. De igual modo está la aplicación de radiofrecuencia monopolar, la que tras la aplicación se atenúan las arrugas y líneas, se definen los contornos, levanta y aprieta la piel. Este procedimiento tiene más tiempo de efecto, pero no es definitivo.

    Todas estas técnicas son para quienes tienen una leve caída de los tejidos del cuello, puesto que de ser severo, se debe recurrir a otros métodos.

  • La cirugía: Este procedimiento consiste en estirar la piel del cuello, retirando los excedentes, para mejorar su apariencia. Junto a esto, se tensan y acomodan los músculos, inclusive, se puede utilizar la liposucción el fin de dar una apariencia más juvenil.

 

Cirugía de rejuvenecimiento o lifting de cuello

En este sentido, dependiendo del daño o el nivel de flacidez, el médico cirujano tomará las decisiones sobre si el o la paciente son candidatos para el lifting de cuello, de la técnica que llevará a cabo, del tipo de anestesia a utilizar, etc.

El procedimiento en sí consiste en la eliminación de la grasa localizada en el cuello, el estiramiento de los músculos de la zona (platisma) y el sacando de la piel excedente. Que, en conjunto, da como resultado el rejuvenecimiento del cuello.

Mayoritariamente, se realizan tres incisiones: una debajo del mentón para estirar los músculos y eliminar la grasa y dos detrás de cada oreja, que se usan para retirar el exceso de piel y estirar los músculos por los lados. En consecuencia del estiramiento del platisma lateral y central, los tejidos quedan absolutamente estirados.

Todo procedimiento debe realizarse con meticuloso cuidado, ya que de retirar mucha grasa o estirar demasiado los músculos, puede crearse una imagen irreal o un cuello demasiado marcado, lo que es poco estético.

El médico decidirá si utilizar sólo las incisiones detrás de las orejas o las 3, dependiendo de la gravedad del envejecimiento. Por ejemplo, si una mujer presenta esas bandas que van desde el mentón a la parte inferior del cuello, será necesario intervenir en las tres partes, para lograr un mejor resultado. Por el contrario, si sólo se quiere levantar un poco, bastará con el estiramiento lateral.

Si bien, esta técnica casi siempre va de la mano junto a un lifting facial, existe la posibilidad de que las pacientes necesiten sólo quitarle años a su cuello y no a su rostro. Las razones pueden ser que no la necesita o porque, anteriormente se hizo un rejuvenecimiento facial y luego de la intervención y el post operatorio, descubrió que existe una discordancia entre la cara y el cuello.

Entonces, aunque son similares y casi siempre van de la mano, el rejuvenecimiento de cuello es una intervención independiente y no rejuvenece la cara.

 

Consideraciones a tomar antes de someterse al lifting de cuello

Sin duda alguna, es necesario recurrir a un médico cirujano plástico reconocido y que el establecimiento donde se haga la intervención cuente con los instrumentos necesarios, ya que en caso de necesitar una reanimación o cualquier evento, el lugar y el especialistas deben estar capacitados para mantener a sus pacientes con vida.

Junto a esto, es vital hacer una investigación previa antes de ir a su consulta, puesto que la información encontrada podrá dar una orientación sobre el profesionalismo de quien nos intervendrá. O sea, nunca está demás tener algún tipo de recomendación.

Luego, hay que tener consideración los logros y riesgos reales de la operación. Ya que muchas veces las personas que acuden a una mejora estética sueñan con alcanzar estándares que distan mucho de lo concreto. Por lo tanto, el médico debe darle las verdaderas expectativas.

Todos los pacientes deben realizarse algunos exámenes de laboratorio para saber en qué condiciones se encuentra. En ese sentido, la persona que se someterá un lifting de cuello debe ser totalmente honesta sobre su condición de salud, medicamentos que consume, costumbres y hábitos, incluyendo su estado psicológico y sus planes a futuro, verbigracia, si piensa disminuir de peso.

Esto, pues el profesional de la salud y estética debe tener claro cuáles son las condiciones en las que operará. De la misma forma, en caso de emergencia, debe estar al corriente de sus características corporales: alergias, enfermedades previas, etc.

Asimismo, los pacientes deben dejar de consumir -en promedio 10 días previos al “trabajo”- ciertos medicamentos como aspirinas, antiinflamatorio, vitamina A, algunos productos homeopáticos que puedan generar problemas de coagulación, entre otros.

A su vez, debe ingerir antibióticos, vitamina C y otros medicamentos que el médico le recomendará para obtener una recuperación óptima.

 

Riesgos

Como esta operación debe ser realizada con anestesia, que puede ser general o local más sedantes, corre con los mismos peligros que la anestesia de por sí trae.

Otro punto vital es el cigarrillo. Para los fumadores existe un gran riesgo, de manera extrema, de generar necrosis en la piel del cuello. En palabras más simples: la muerte irreversible del tejido o las células. Otros percanses son infecciones y mala cicatrización.

Por tanto, los pacientes fumadores que se someterán a una plastismoplastia deben dejar el hábito al menos dos semanas antes de la intervención y esperar antes de volver a fumar. Obviamente, se recomienda dejar el hábito.

Finalmente, se pueden presentar sangrado excesivo, hematomas, pérdida de piel, cicatrices poco estéticas, decoloración de la piel, edema persistente o hinchazón, entre muchos efectos propios de una cirugía.

En el caso de tener dolor de pecho, dificultad para respirar, sangrado o cualquier síntoma molesto, debe comunicarse inmediatamente con su médico.

 

Candidatos al lifting de cuello

Quizás todas las mujeres y hombres que tienen flacidez en su cuello o sientan que los avejentan, creen que pueden realizarse el rejuvenecimiento de cuello. Mas, los mejores candidatos son aquellos quienes gozan de buena salud en general y tienen expectativas realistas de los resultados.

Y lo cierto es que, a pesar de que la piel de la paciente esté caída, aún debe conservar cierta elasticidad y tener una estructura ósea facial definida.

Por lo tanto, mientras es común que las personas entre 40 a 60 años se intervengan, dependiendo de las características, un paciente saludable de 80 años puede realizarse un lifting de cuello.

 

Recuperación

Idealmente, esta intervención es ambulatoria, por lo que el paciente podrá volver a su hogar el mismo día o al día siguiente y al trabajo aproximadamente 14 días después de la intervención. Durante un tiempo -tres semanas, más o menos- no se podrán realizar fuerzas o levantar objetos pesados, ejercicios ni movimientos bruscos. Se recomienda dormir con la cabeza en alto.

Por otro lado, el dolor puede ser controlado con analgésicos, por lo que es vital que se comunique con su médico de no soportar el malestar, pues puede ser señal de alguna hemorragia o de otras complicaciones.

Se utilizan vendajes, aunque se recomienda usar alguno que pueda moldear y dar contorno a la piel.

 

Resultados

Puede que los resultados finales se vean varios meses después de la operación, aunque posterior a la inflamación se puede notar una gran mejoría. Por lo que la mayoría de los intervenidos se sienten completamente satisfechos, por los significativos y notorios cambios.

En el mejor de los casos, los resultados pueden ser rejuvenecer al rededor de 10 años y que estos duren una década. Por el contrario, hay que recordar y tener siempre presente que es un rejuvenecimiento, por lo tanto, no detiene el tiempo.

 

Conclusiones

A modo de conclusión podemos llegar a lo siguiente: siempre hay que recordar que para mantener una piel saludable hay que evitar hábitos como el cigarrillo y el alcohol, ya que éstos agregan toxinas a nuestro organismo, le quitan hidratación e impiden la absorción de nutrientes.

Luego, de existir ese molesto envejecimiento, prematuro o no, existe una gran variedad de tratamientos, pero ninguno es definitivo, pues el paso de los años es irremediable. Por lo tanto, es necesario tener expectativas reales al momento de tomar una decisión.

De igual modo, cuando se haga una intervención, desde la aplicación de inyecciones o una cirugía, debe hacerlo con profesionales que puedan responder en caso de complicaciones. En la misma línea, siempre el mejor consejo es el autocuidado, cerciorándose de que donde nos tratarán es un lugar serio, con prestigio y que cumple todas las normas legales.

Finalmente, antes y después de la operación de lifting de cuello es primordial que siga cada una de las indicaciones del médico cirujano al pie de la letra, porque de esta manera se reduce al mínimo los riesgos, aunque hay que tener presente que éstos no desaparecen y que los resultados dependen de una gama de factores.

 

Mireya Guzmán Q.


SALUACTUAL recomienda los siguientes centros:

CIRUGÍA PLÁSTICA EN CLÍNICA GINESTETICA
Cirugia Plástica, Estetica en Santiago, Chile
BlefaroplastÍa en Chile, aumento mamario,abdominoplastia, rejuvenecimiento facial, lipoaspiración

http://www.ginestetica.cl


Comentarios Cirugía Plástica

Cirugía Plástica
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Cirugía Plástica


DIRECTORIO MEDICO
CONSULTAS

diseño de sitios web