Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-08-21

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Reconstrucción Dérmica: tratamiento al rescate de quemaduras

Equipo SaludActual

De acuerdo a su gravedad, se dividen en quemaduras de primer, segundo, tercer y cuarto grado. Su tratamiento depende de la zona del cuerpo y el daño generado en la piel.


Las quemaduras son lesiones a la piel con causas multifactoriales. Entre sus principales razones se encuentran la sobreexposición térmica, ya sea por alta o baja temperatura; contactos con sustancias químicas, golpes eléctricos o sobre exposición solar, entre otros. Estas lesiones están clasificadas según su seriedad y gravedad. De acuerdo a ésta última, se dividen en quemaduras de primer, segundo, tercer y cuarto grado.

El tratamiento de las quemaduras depende de la zona del cuerpo y el compromiso de piel que abarque la lesión.  Las quemaduras de primer grado comprometen la capa superficial de la piel y pueden ser causadas por una larga exposición solar, o al establecer contacto con un objeto caliente, como una plancha o líquidos de alta temperatura, por ejemplo. Esto provoca sensación de ardor y la piel adquiere un color rojizo. También aparecen ampollas, pero la piel se regenera con el pasar de los días. 

Dentro de las quemaduras de segundo grado se distinguen dos tipos, las superficiales y profundas. La primera corresponde a un tipo de lesión que daña las dos principales capas de la dermis. Esta quemadura se caracteriza por presentar dolor y grandes ampollas. Además, no hay daño en las glándulas de la piel. En cambio, en la quemadura profunda, hay deterioro en la capa media de la piel, daños en las glándulas del sudor y las productoras de grasa. Incluso puede haber pérdida de piel y carbonización. 

Para aquellas quemaduras de nivel superficial, el médico especialista en medicina estética, Jose Luis Monardez, recomienda algunos cuidados. "Hay cremas especiales que tienen nutrientes especificos para lubricar la piel, como la vitamina A. La dejan bastante humectada y cubierta con diferentes tipos de aposito, luego se debe esperar a que sequen las ampollas, se regenere el tejido y aparezca piel nueva", explicó Monardez.

Una de las más graves quemaduras es la de tercer grado, ya que el daño penetra todo el espesor de la piel, incluyendo terminaciones nerviosas, vasos sanguíneos y linfáticos. Se destruyen los folículos pilosos y las glándulas sudoríparas y sebáceas. En este tipo de lesión no hay dolor, ya que las terminaciones nerviosas son completamente destruidas.

Finalmente, la quemadura más grave es la de cuarto grado, ya que compromete daño muscular y oseo. Suele presentarse por congelación y su consecuencia más extrema puede desembocar en necrosis y caída de extremidades. 

Para evaluar los daños a la piel, los especialistas tienen una escala especial que mide la gravedad de cada quemadura, llamada “Regla de Pulasky y Tennsion” o “Regla de los 9”. Esta escala puede ser aplicada en adultos y varía en niños, según su edad. Por ejemplo, en adultos la cabeza quemada corresponde a un 9% de la superficie total corporal, mientras que cada extremidad corresponde a otro 9%. En cambio, en niños y bebés la cabeza es un 18% y sus brazos y piernas, superior a un 9% del total. 

Cirugía reconstructiva 

Para tratar una quemadura a nivel estético se pueden llevar a cabo distintos procedimientos, que no solo tienen un fin relacionado a la belleza, sino reconstructivo. La cirugía plástica, además de la parte externa, ayuda a recuperar movilidad y sensación en el área afectada. Existen diversos tipos de reconstrucción, como por ejemplo, la inclusión de injertos de piel, es decir, sacar una porción de tejido sano y trasplantarlo a la zona quemada.

También es común la micro cirugía, en que el médico usa un microscopio para operar, lo que le ayuda a conectar las terminaciones nerviosas de las partes de la piel que se busca recuperar. Esta cirugía  es ideal para reparar y reconectar vasos sanguíneos. 

Asimismo, una de las técnicas más usadas en la reconstrucción de piel es la expansión del tejido. Éste procedimiento consiste en la inserción de una especie de placa con una solución salina dentro del cuerpo, lo que hace que la piel se expanda y crezca lentamente. De esta forma, el propio paciente forma su piel y el nivel de rechazo de este método es escaso. 

El procedimiento y su recuperación puede tomar hasta cuatro meses. La ventaja de este proceso es que no deja cicatriz.  Como posibles efectos adversos,  se pueden formar ampollas e inflamación del tejido tratado.

Entre las consecuencias de las quemaduras solares está el desarrollo del cáncer cutáneo, el que se debe al crecimiento anormal de células malignas a la piel. La persona puede detectar los síntomas de ésta enfermedad a través de lunares, manchas o coloración de la piel fuera de lo normal, acompañando de picazón y ardor. El cáncer de piel ha sufrido un fuerte incremento de casos durante las últimas décadas, debido al aumento al daño de la capa de ozono. 

Marisa Muñoz


SALUACTUAL recomienda los siguientes centros:

CIRUGÍA PLÁSTICA EN CLÍNICA GINESTETICA
Cirugia Plástica, Estetica en Santiago, Chile
BlefaroplastÍa en Chile, aumento mamario,abdominoplastia, rejuvenecimiento facial, lipoaspiración

http://www.ginestetica.cl


Comentarios Cirugía Plástica

Cirugía Plástica
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Cirugía Plástica


DIRECTORIO MEDICO
CONSULTAS

diseño de sitios web