Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-07

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Cardiología: cómo proteger tu corazón

Equipo SaludActual

Actualmente, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en los países occidentales. Según la Organización mundial de la salud (OMS) cerca de 15 millones de personas fallece debido a algún problema al corazón.


 

 

Chile no se encuentra lejos de esta tendencia al alza, siendo las enfermedades cardiovasculares la primera causa de muerte en un 30% de los casos. Según una encuesta de la Fundación de Cardiología, en el 2012, el 60% de los consultados presentó entre 2 y 4 factores de riesgo (sobrepeso, hipertensión, colesterol y glicemia).

Además, 8 de cada 10 hipertensos no percibe ningún síntoma de que su presión arterial está alta.

¿Pero qué es?

La cardiología es la especialidad médica que se dedica al estudio de las enfermedades del corazón, todas aquellas que puedan afectar a las válvulas, al miocardio, a la circulación coronaria, los grandes vasos, los trastornos del ritmo cardiaco y el pericardio. Además, observa las consecuencias que otras enfermedades puedan provocar en el aparato cardiovascular.

En la actualidad, debido a la mala alimentación, el estrés y la vida sedentaria, las enfermedades coronarias están en constante aumento, razón por la que la cardiología es la especialidad médica con mayor demanda.

¿Cuándo acudir?

Si una persona no ha presentado síntomas ni tiene antecedentes de riesgo asociado, los 40 años son una buena edad para visitar al cardiólogo. Sin embargo, si tiene grandes factores de riesgo como la hipertensión arterial, historial familiar de enfermedades al corazón, si fuma o padece de obesidad o diabetes, es recomendable visitar regularmente al especialista.

Por otra parte, por prevención deben visitar al cardiólogo los ancianos, las personas con historial de enfermedades respiratorias y los niños enfermizos.

Signos para estar atentos

Existen algunas señales importantes frente a las que debemos estar atentos para prevenir enfermedades de tipo cardiológicas:

1. Defectos congénitos: Usualmente estas alteraciones se hacen evidentes después del nacimiento. Sus síntomas son: piel pálida de color gris o azul, hinchazón en las piernas, el abdomen o alrededor de los ojos. Otros defectos severos pueden ser diagnosticados en la niñez o en edad adulta, con síntomas como quedarse sin aliento o sentirse extremadamente cansado tras realizar actividad física, tener acumulación de líquido en el corazón o pulmones, e hinchazón en las manos, tobillos o pies.

2. Patología vascular: Las patologías se originan en una estrechez, bloqueo o rigidez de los vasos sanguíneos. Esto impide que la sangre llegue en cantidades suficientes al corazón, cerebro y otras partes del cuerpo. En la mayoría de los casos estas patologías no se diagnostican hasta que el paciente vive un infarto al corazón, un accidente cerebrovascular o una insuficiencia cardiaca. Por esto, es importante chequearse periódicamente con un médico.

Los síntomas de la patología vascular son el dolor de pecho y tener dificultades para respirar.

3. Arritmias: Son alteraciones del ritmo cardiaco normal, ya sea por latidos demasiado rápidos, lentos o irregulares. Los síntomas son aleteo en el pecho, ritmo cardiaco acelerado conocido como taquicardia, bradicardia (latido cardíaco lento), dolor de pecho, dificultad para respirar, mareos y/o desmayos.
Las causas más comunes que pueden conducir a arritmias incluyen defectos congénitos del corazón; enfermedad arterial coronaria; hipertensión; diabetes; tabaquismo; uso excesivo de alcohol o cafeína; uso de drogas; estrés; medicamentos, suplementos dietéticos y hierbas medicinales; además de padecer enfermedad cardiaca valvular.

4. Alteraciones en el músculo cardiaco: Estas ocurren por un engrosamiento del componente muscular, lo que se conoce como miocardiopatía. En un principio pueden no presentarse síntomas, pero a medida que la situación se pone más grave pueden aparecer algunos signos como falta de aire al hacer deporte, hinchazón en las piernas tobillos y pies, fatiga, mareos y desmayos, además de latidos irregulares y agitados del corazón.

La miocardiopatía se presenta de tres formas:

Miocardiopatía dilatada: es la dilatación del ventrículo izquierdo.
Miocardiopatía hipertrófica: es el crecimiento anormal del músculo cardiaco.
Miocardiopatía restrictiva: es el tipo menos frecuente. Consiste en la rigidez del músculo cardiaco.

Consejos para proteger tu corazón

Para el cuidado del corazón es vital mantener una vida saludable, hacer ejercicio, cuidar un peso normal y no fumar. Estos cuatro hábitos nos pueden proteger de una acumulación temprana de depósitos de calcio en las arterias del corazón y reduce el riesgo de muerte por todas las causas en un 80%.

Asimismo, es importante mantener una dieta rica en verduras, frutas, cereales integrales, frutos secos y pescados. Además, es recomendable mantener bajas las cantidades de grasas saturadas, grasas trans, colesterol, sal y azúcar añadida.

Por otro lado, las personas con problemas de obesidad deben visitar al médico y crear un plan saludable de control de peso, alimentación y actividad física, ya que mantener los kilos a raya les ayudará a reducir los factores de riesgo que llevan a desarrollar enfermedades coronarias y ataques cardiacos.

 

Carolina Roco.

 



Comentarios Cardiología

Cardiología
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Cardiología


diseño de sitios web