Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
Viernes 20 de Octubre de 2017

diseño de sitios web

Juan Alberto González

¿Celulitis ?

Juan Alberto González
Profesor de Educación Física
UNAB

La piel muestra una belleza aparente, el efecto provocado por la polución (contaminación ambiental), los rayos ultravioleta (UV) causantes del fotoenvejecimiento y otros, activan a esta piel los llamados radicales libres.


I. ¿Qué es la celulitis?

Se trata de un desorden funcional y estético, que afecta principalmente a la mujer, se manifiesta por la acumulación de líquidos y grasas en algunas zonas del cuerpo. Esta acumulación se produce en el tejido celular subcutáneo (grasa) que se encuentra inmediatamente por debajo de la piel, y compromete la circulación de esa zona, incluyendo la piel que está por encima.
Este concepto excede al hecho del simple acumulo de grasa en una región determinada (por ello no responde a la dieta), y habla de una alteración de la estructura del Tejido Celular Subcutáneo, el Tejido Adiposo y de la circulación vecina. Así, la afección consiste en la formación de un tejido patológico de consistencia similar a la gelatina, conformado por grasa, agua y residuos, de estructura compartimentalizada, y que queda atrapado bajo la piel. Es por ello, que aún con las dietas más severas, este tejido no reaccionará como el resto de las grasas, que se eliminan.


II. ¿Cuál es el origen y los factores relacionados?

La celulitis afecta en forma altamente predominante a las mujeres por estar íntimamente relacionada con los importantes cambios hormonales que experimenta la mujer a través de su vida. Los factores que la generan son múltiples:
o Hereditaria: ya desde la adolescencia comienzan a mostrar un trastorno similar a la silueta de la madre.
o Embarazo: produce un agravamiento de la celulitis.
o Aumento de peso: complica aún más este cuadro.
o Alteraciones en las funciones tiroidea, hepática e intestinal.
o Malos hábitos: alimenticios, tabaco, café, algunos medicamentos y hábito sedentario.


IV: ¿Dónde se localiza y cual es su clasificación?

El proceso celulítico puede ser corporalmente generalizado o, lo que es mucho más frecuente ubicarse en zonas determinadas.
Los casos generalizados son patrimonio casi exclusivo de mujeres que padecen de obesidad. El trastorno marcado por el binomio obesidad-celulitis, se localiza desde su inicio (pubertad) en los miembros inferiores, acompañado de importantes alteraciones circulatorias. En general en la segunda década de la vida y muchas veces consecutivo al embarazo, se producen aumentos bruscos de peso que progresivamente llevan a una afectación generalizada que recrudece en la menopausia y complica otros sistemas, tales como el osteoarticular y el cardiovascular.
La celulitis localizada, por su parte, es la forma más frecuente y las zonas preferenciales de ubicación corresponden a abdomen, muslos (sectores superior, interno y posterior), nalgas, rodillas (cara interna), tobillos, espalda (parte inferior y superior) y algunas otras regiones.
Más allá de su distribución, la celulitis puede clasificarse según su consistencia en:
a) Dura o compacta
La celulitis dura o compacta, generalmente se encuentra en mujeres jóvenes en buen estado físico, en personas obesas que no están bajo tratamiento y en pacientes con peso ligeramente excedido. Se la llama de este modo por la consistencia firme y dolorosa a la palpación, siendo generalmente una celulitis de reciente comienzo y de localización preferente en caderas.
b) Edematosa
La variedad edematosa afecta a mujeres de todas las edades, pero con mayor frecuencia a jóvenes y adolescentes, lo que habla de una precocidad que la hace más grave. Es de consistencia pastosa y se localiza preferentemente en miembros inferiores.


c) Blanda o fláccida
La variedad blanda o fláccida afecta preferentemente la cara anterior del muslo y brazos, el tejido se presenta con características esponjosas, "la piel de naranja" es sumamente evidente y es más frecuente luego de los 40 años en mujeres poco activas físicamente o sometidas a regímenes que han determinado un brusco descenso del peso. Generalmente es acompañada de várices.

d) Mixta
La forma mixta corresponde a la coexistencia simultánea de las variedades anteriores en distintas zonas, ya que todas ellas son difíciles de encontrar en forma pura.


V. PAUTA DE EJERCICIOS ESPECIFICOS:

A continuación te sugerimos algunos ejercicios para atenuar el proceso de celulitis:


Ejercicio N°1
Propósito: fortalecer los músculos aductores y gluteos.
Posición: decúbito dorsal con las piernas cerradas y juntas sosteniendo una almohada en el medio con la espalda derecha en el suelo y los brazos en el abdomen relajados.
Movimiento: juntar las piernas (aductores) en el centro y contraer los glúteos subiendo las caderas.


Ejercicio N°2

Propósito: fortalecer los glúteos.
Posición: en posición de cuadrupedia, los brazos semiflextados en el suelo con apoyo palmar, mientras una rodilla va apoyada en el suelo y la pierna contraria se eleva en forma extendida hasta la altura de la cadera. Movimiento: elevar la pierna hasta la altura de la cadera para contrer el glúteo firmemente.
Evitar: no elevar nunca la pierna más arriba de la línea de los hombros y mantener firme los abdominales para no flexionar la zona lumbar.

Ejercicio N°3
Propósito: fortalecer los músculos del cuadriceps, isquiotibiales y glúteos.
Posición: de pie, una pierna delante de la otra, para realizar una pequeña semiflexión de rodilla anterior. Espalda siempre en posición recta con respecto al centro de gravedad .
Movimiento: alternando el movimiento de semiflexión de rodillas de cada pierna, se lleva la fuerza hacia el centro de gravedad, produciendo la contracción de los músculos principales.
Evitar: flexionar o llevar la mirada hacia abajo para no viciar la postura.


Ejercicio N°4
Propósito: fortalecer los músculos del cuadriceps, isquiotibiales y glúteos.
Posición: de pie, una pierna delante de la otra, para realizar una flexión profunda de rodilla anterior. Espalda siempre en posición recta con respecto al centro de gravedad .
Movimiento: alternando el movimiento de flexión de rodillas de cada pierna es de casi 90° por cada pierna, se lleva la fuerza hacia el centro de gravedad, produciendo la contracción de los músculos principales en especial glúteo.
Evitar: flexionar o llevar la mirada hacia abajo para no viciar la postura.


Ejercicio N°5:
Propósito: fortalecer los músculos abductores, cuadriceps y glúteos.
Posición: de pie, piernas separadas más ancho que la pelvis y las rodillas y puntas de pié abiertas. Tronco recto y manos a la cadera.
Movimiento: flexión de rodillas hasta los 90°, para actuar los músculos de cuadriceps, abductores y glúteos.
Evitar: la flexión de tronco y no llevar la mirada hacia el suelo.

Ejercicio N°6

Propósito: fortalecer los músculos abductores, aductores, cuadriceps y glúteos.
Posición: de pie, piernas separadas más ancho que la pelvis y las rodillas y puntas de pié abiertas. Tronco recto y manos a la cadera.
Movimiento: flexión de una rodilla trasladando el peso del tronco a la rodilla en flexión, mientras la otra pierna permanece extendida, para realizar posteriormente el cambio.
Evitar: la flexión de tronco y no llevar la mirada hacia el suelo.

Pauta a considerar según grado de condición física:

Principiante : 2 serie, 8 a 10 repeticiones, 30 seg. de descanso .
Intermedio : 3 series, 10 a 12 repeticiones, 30 seg. de descanso.
Avanzado : 4 series, 15 a 20 repeticiones, 30 seg. de descanso.


Salud actual recomienda:

CLÍNICA DE MEDICINA INTEGRAL



Comentarios Belleza

Belleza
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Belleza


DIRECTORIO MEDICO
CONSULTAS

diseño de sitios web