Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-16

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Celulitis - Tratamiento de la celulitis

Equipo SaludActual

Dependiendo de la escuela se define como Lipoesclerosis, Fibroedema geloide subcutáneo, que se acercan más al proceso, para nosotros quedara finalmente definida como Fibroedema geloide lipoesclerosado.


De los muchos y diferentes términos dados a lo largo de toda la historia a la celulitis, en lo que sí coinciden todas las escuelas es en los siguientes puntos:


- Es una patología que afecta con mayor frecuencia a la mujer;
- Que tiene localización en zonas muy específicas;
- Que suele haber un acúmulo de células grasas o adipocitos;
- Que suele haber un fenómeno hídrico ligado a la polimerización de los
mucopolisacáridos; y
- Que hay un estancamiento intersticial con modificaciones a nivel de la
microcirculación.

Para entender mejor sobre la celulitis recordemos algunas características de la Dermis e Hipodermis:

1) La dermis está constituida por un tejido conjuntivo de unión, de conexión de diferentes partes de nuestro organismo, con una importante función trófica por la gran cantidad de vasos sanguíneos que contiene. Este tejido conjuntivo está formado por células como los fibroblastos o formadores de la sustancia fundamental y de las fibras, así como los fagocitos, mastocitos, que son células que intervienen en la defensa contra los agentes externos. Además hay fibras elásticas, colágenas y reticulares, también encontramos vasos sanguíneos, glándulas, etc.

La sustancia fundamental intercelular, que es el elemento que actúa como unión de todos los componentes del tejido celular subcutáneo está formada por agua, sales minerales, mucopólisacáridos que son unas moléculas formadas por glúcidos y son las que van a dar la viscosidad a la sustancia fundamental, que tendrá un papel muy importante en la formación de la celulitis.

2) Por debajo de la dermis estaría la hipodermis o tejido celular subcutáneo, que es otro tipo de tejido conjuntivo, constituido por células, a destacar entre ellas los adipocitos o células grasas. Por último encontramos vasos sanguíneos, linfáticos y nervios, todos estos son los componentes del tejido celular subcutáneo y en este punto de la piel es donde se va a desarrollar la celulitis.

Una parte muy importante en el desarrollo de la celulitis radica en la alteración en el aporte de oxígeno y nutrientes por un lado y en la eliminación de sustancias de deshecho por otro, problemas ambos ligados a las dificultades motivadas en la microcirculación sanguínea.

Para comprender el motivo de estas alteraciones vamos a recordar el mecanismo de nutrición celular y el mecanismo de deshecho.

El intercambio de oxígeno, nutrientes y materiales de deshecho, se produce a nivel de los capilares por mediación de la sustancia intercelular fundamental, de tal manera que las sustancias nutritivas y el oxígeno van a llegar a través de los capilares arteriales que van a dejar pasar estas sustancias a través de los poros, por diferentes mecanismos de difusión y diferentes gradientes de concentración a ambos lados de la membrana.

De esta forma pasarán de los capilares arteriales a la sustancia fundamental y es aquí donde a través de las membranas de las células pasarán a su vez al interior de la célula, donde lo van a utilizar para renovar estructuras, para acumular energía o bien para almacenar grasa como sucede con los adipocitos.

Todo esto constituye el metabolismo celular, o sea funciones de síntesis, degradación de sustancias de deshecho que tendrán que ser eliminadas y salir fuera de la célula por mecanismos de difusión y atendiendo a las leyes físicas de gradientes de concentración a ambos lados de la membrana, los productos de deshecho pasan a la sustancia fundamental y será aquí donde los capilares venosos y linfáticos se encargarán de recogerlos y pasarlos a la circulación general y la circulación se encargará de llevarlos a los órganos que actúan eliminando estos deshechos tóxicos.

Los hechos fisiopatológicos que se suceden en el desarrollo de la celulitis, implican tres componentes:

A) La microcirculación.
B) La sustancia fundamental.
C) Las células.

A) Hay un déficit a nivel de la microcirculación venosa y linfática, tendremos una falla en el sistema de drenaje de las sustancias de deshecho, que quedarían acumuladas en la sustancia fundamental y provocarían una retención acuosa. De esta manera vasos sanguíneos y linfáticos estarán sometidos a una presión por el líquido y las sustancias almacenadas, lo que dificultará aún más su función de recolector de sustancias de deshecho. Toda esta hiperpresión creada en el medio que estamos tratando, o sea en el tejido celular subcutáneo, llega un momento en que compromete a la microcirculación arterial, con lo que el aporte de oxígeno y nutrientes va a ser deficiente, alterándose el metabolismo de las células secretoras de sustancia fundamental.

B) La sustancia fundamental esta constituida por proteínas, agua, carbohidratos, sales y mucopolisacaridos o glucosaminoglicanos (ácido hialuronico y ácido condroitin sulfurico) la densidad de la sustancia fundamental depende de reacciones de polimerización y despolimerización que están ocurriendo siempre (50% polimerización y 50% despolimerización), además varias hormonas permiten mantener el tejido acuoso, la progesterona en cambio endurece, densifica el FEC, en periodo pre-menstrual y en embarazo esta hormona está aumentada.

El fenómeno de polimerización y despolimerización depende de una enzima llamada Hialuronidasa, cuando disminuye su acción aumenta la polimerización gelatinandose la sustancia fundamental y apareciendo la celulitis.
Las enzimas para funcionar adecuadamente necesitan un pH y temperatura estables, si la temperatura disminuye la enzima también disminuye su acción y la falta de evacuación de toxinas altera el pH de la piel lo que aumenta la disminución de la acción de la enzima.

La sustancia fundamental de esta manera se repleta de fibras estructurizadas, y de mucopolisacáridos polimerizados, haciéndose más espesa, frena más agua, crea mayor dificultad para el intercambio de sustancias y se agrava aún más el sistema de drenaje. La sustancia fundamental alterada configura una especie de red en la que quedan retenidos los adipocitos formando los micro y macro nódulos.

C) Las células adiposas, por otro lado, van a presentar dificultad para eliminar sus residuos a una sustancia fundamental alterada por los productos y agua acumuladas, que van a dar una hiperpresión en el medio impidiendo los intercambios.

Del mismo modo las células adiposas tendrán dificultad para renovar la grasa que en condiciones normales se produce, al mismo tiempo que siguen almacenando nueva grasa a partir de los nutrientes que le llegan. Todo ello desemboca en un nuevo acúmulo de grasa y de sustancias de deshecho en el interior del adipocito, lo que determina el aumento de volumen de éstos agravando aún más el drenaje.

Constitucionalmente el hombre tiene una trama fibrotica mayor que la mujer, su tejido es duro, poco elástico, cuando engorda la piel se rompe, en la mujer el tejido es más dúctil y maleable, es por eso que cuando el hombre tiene fibroedema geloide esclerosado no se le nota visualmente al exterior como a la mujer.

En resumen vemos que estas alteraciones fisiopatológicas nos van a dar una secuencia formando tres fases en la evolución de la celulitis:

1) Tenemos una primera fase congestiva en la que se da un éstasis venoso y linfático con vasodilatación. Estas alteraciones van a determinar por un lado dificultad en el drenaje con el acúmulo de sustancias de deshecho y retención acuosa, y por otro un aumento de la permeabilidad capilar con salida de agua y elementos a la sustancia fundamental, los mucopolisacáridos se unen entre sí formando cadenas largas, lo que llamamos polímeros, dando lugar a una sustancia fundamental más espesa de consistencia gelatinosa, agravándose los intercambios célulo-vasculares.

No hay manifestación clínica, se puede evidenciar al apretar la piel, en esta etapa se deberían recomendar hábitos de alimentación adecuados, ejercicios físicos, etc.

2) En una segunda fase fibrosa el fibroblasto al no estar en buen estado fabrica fibras y sustancia fundamental de mala calidad, al aumentar la densidad de los líquidos el cuerpo comienza a fabricar mayor cantidad de colágeno que ejerce más presión hacia adentro, se forman una serie de redes o mallas que aprisionan a los adipocitos formando los micro y macro nódulos, estas mallas fibrosas se infiltran en la dermis, provocando retracciones de la piel que junto con el aumento de volumen de la zona por la retenc¡ón de líquido y el acúmulo graso da el aspecto acolchado típico, irregular o piel de naranja.

Los síntomas son:
Piel sensible, pesadez en las extremidades, entumecimiento, calambres periódicos nocturnos.
Los signos:
Piel de naranja, deshidratada, edemas ortostaticos.

3) Ya en la última fase o nodulosa, hay una intensa proliferación de fibras que infiltran en todo el tejido dando una consistencia rígida. Se forman adherencias entrecruzadas entre dermis y fascias -que es el tejido conjuntivo que está rodeando los músculos- hay en conjunto -una compresión celular y de elementos vásculo-nerviosos y en esta fase los nódulos formados son más evidentes.

Los síntomas son:
Dolor en la piel al caminar, todos los otros síntomas anteriores se ven exacerbados.

Los signos son:
Todos los anteriores, grandes retracciones de la piel hacia planos profundos, piel cianotica, escamosa y con síntomas de intoxicaciones como foliculitis.

A todos nos gustaría tener una respuesta clara y concluyente de la causa que provoca la celulitis, es decir, cual es el motivo de esa alteración en el drenaje venoso-linfático. En la mayoría de los casos, no suele obedecer a una causa clara y única, ya que por lo general suele ser consecuencia de múltiples factores, cada uno de ellos con mayor o menor influencia. Hoy sabemos que la aparición de la celulitis es multifactorial. Siempre hay que buscar varios factores. De ahí que su prevención y tratamiento suponga un trabajo arduo, difícil y en muchos casos con resultados poco o nada satisfactorios. ¿En qué medida intervienen cada uno de los factores y mecanismos que actúan? Todavía es algo poco claro y se necesita más estudio e investigación. En cualquier caso existen teorías bastante acertadas que permiten acercarnos al conocimiento de diversos factores que pueden incidir en el inicio y evolución de la celulitis.
Así podemos distinguir los grupos de factores influyentes, factores primarios y secundarios.

FACTORES PRIMARIOS

Dentro de los primarios a destacar están los factores hormonales y de hecho hay dos factores que indican que hay una clara influencia de las hormonas sexuales femeninas en la formación y evolución de esta patología. En primer lugar la celulitis afecta en un porcentaje mayor a las mujeres.

Y en segundo lugar el inicio de una celulitis suele ir ligada a etapas de la vida de la mujer en las que se producen cambios hormonales, como es la pubertad, menopausia o embarazo.

Estos dos hechos unidos a estudios de laboratorio, han podido comprobar que las hormonas sexuales femeninas tienen una acción sobre el tejido celular subcutáneo, produciendo alteraciones similares a la lipoesclerosis, llevándonos a considerar que las hormonas sexuales femeninas juegan un importante papel en esta patología.

FACTORES INFLUYENTES

Genéticos
Aunque en muchos casos podemos ver como una mujer afectada de celulitis presenta en su familia mujeres con antecedentes del mismo trastorno, no se puede afirmar con certeza el carácter hereditario, pero sí podemos hablar de cierta predisposición genética, con lo que diremos que con la presencia de diversos factores de riesgo el hecho de existir una predisposición hará que la celulitis se manifieste con más facilidad que si no hubiera dicha predisposición.

Neurovegetativos o nerviosos
Podemos observar que factores psicológicos adversos como pueden ser depresiones, ansiedad, estrés, actúan sobre el sistema hipotálamo-hipofisiario, originando una alteración en la producción de estrógenos y consiguiendo una retención hídrica y alteraciones metabólicas.

Si añadimos que las situaciones críticas adversas estimulan actos como fumar, beber alcohol o ingerir una alimentación desequilibrada, entenderemos el alcance que puede tener en el desarrollo de la celulitis un trastorno de este tipo.

 

FACTORES SECUNDARIOS
Dentro de los factores secundarios destacaremos una disfunción hepática por el hecho de que el hígado es un importante órgano que interviene en la desintoxicación de sustancias que circulan por nuestro organismo. De ahí que una alteración en el funcionamiento de este órgano derive en el acúmulo de sustancias de deshecho y su repercusión en la celulitis.

 

DISFUNCIONES DIGESTIVAS
Como pueden ser dispepsias o alteraciones en la digestión, estreñimiento, producen un aumento de productos tóxicos y metabolitos, lo que ayudará a la formación de esta patología.
Dentro de lo que llamamos el desequilibrio alimenticio es un importante punto a resaltar porque hay diferentes elementos que contribuyen a agravar la celulitis o favorecer su aparición. En primer lugar las dietas hipercalóricas que favorecen la síntesis y almacenamiento de grasas con la consecuente aparición de la obesidad, lo que supone un factor de riesgo importante en el desarrollo de la celulitis, al crear una mayor ocupación del tejido celular subcutáneo dificultando por tanto el drenaje.
Las dietas ricas en grasas saturadas también ayudan a una arterioesclerosis o estrechamiento y endurecimiento de los vasos arteriales, dando lugar a las alteraciones circulatorias. La poca toma de agua y la ingesta excesiva de sal son otros dos motivos de gran importancia, por lo que favorecen la retención de líquidos y dificultarían el drenaje. El mal reparto en la toma de alimentos es otro factor que interviene en la formación anómala de grasas, por lo que resulta elemental seguir una dieta equilibrada y sana.

 

FACTORES DE ACTIVIDAD FÍSICA
Sedentarismo y falta de ejercicio físico es otro punto importante a destacar. Una vida sedentaria, prácticamente sin ejercicio físico favorece sin duda la aparición de la celulitis.
La falta de ejercicio rebaja el consumo de energía y el exceso de ésta se acumula en forma de grasa. Además la actividad física desarrolla la musculatura y mejora la consistencia de la piel. También es una forma idónea de mejorar la circulación sanguínea, siendo un buen tonificante circulatorio, por lo tanto la práctica habitual de ejercicio es sin duda alguna una forma de retrasar la aparición o de frenar la evolución de la celulitis.
Pero el esfuerzo demasiado intenso, provocado por una gimnasia extenuante, conduce a una mayor concentración de metabolitos en los tejidos afectados, derivado de la actividad muscular.
Debe evitarse toda actividad física que implique sobreesfuerzo; ésta puede deprimir el sistema nervioso central, provacando depresión y fatiga.
La gimnasia moderada y periódica activa la circulación, favorece y tonifica la musculatura.
Hay que desestimar todos los deportes bruscos que alteran los capilares venosos y favorecen los edemas, como tenis, squash, paddle, baloncesto o jogging sobre asfalto.
Por el contrario, es beneficioso practicar natación, ciclismo y caminatas (sin agotamiento).

 


FACTORES DE CIRCULACIÓN SANGUÍNEA

La insuficiencia venosa en las extremidades inferiores es otra patología que influye decisivamente en el desarrollo de la celulitis, por el hecho de que hay un éstasis sanguíneo, un éstasis de sustancias que no se eliminan y por lo tanto su repercusión en esta patología.

 

FACTORES TÓXICOS
Como el tabaco, alcohol o café también tienen repercusión tanto a nivel del sistema circulatorio como del sistema nervioso.

 

OTROS FACTORES
Como son el uso de prendas ajustadas, calzado incorrecto, hiperlordosis, pies planos... influyen también en la formación de esta patología a nivel de las repercusiones negativas sobre el sistema circulatorio por causa compresiva.

 


CONCLUSIÓN
El mejor tratamiento es el tratamiento preventivo, controlando siempre en la medida de lo posible los factores influyentes. Si bien es cierto que cuando la paciente acude a tratarse la celulitis ya está presente e instalada, aún así resulta útil educar en sentido preventivo, porque en muchos casos colaborarán en el resultado del tratamiento que le estamos aplicando.

Debemos potenciar estas medidas preventivas inculcándolas a las jóvenes desde edades muy tempranas, educándolas en una forma de vida sana, lo que implica el cumplimiento de las siguientes normas higiénico-dietéticas:

Tratamiento de las patologías asociadas si las hubiera, puede haber diabetes, alteraciones funcionales a nivel digestivo, etc., cualquier patología en primer lugar hay que tratarla.
Hacer ejercicio físico es importante como prevención en esta patología. Hay que evitar el sedentarismo.
Conviene evitar tóxicos y prendas ajustadas, evitar el calzado incorrecto y los tacos altos, el estrés, el estreñimiento, la toma de anticonceptivos orales, el exceso de calor, las exposiciones prolongadas al sol, calefacciones y locales cerrados con exceso de temperatura.

Otro punto importante es mantener el peso ideal.

El masaje venoso y drenaje linfático es una buena medida como método preventivo o como método complementario a cualquier otro tipo de tratamiento, puesto que si hemos dicho que la principal causa es la alteración a nivel de la microcirculación, será la mejor forma de poder actuar a este nivel.

Duchas de agua fría o alternando fría y caliente, resultan un buen tonificante venoso. Usar guante de crin en las zonas afectadas durante la ducha ( usar rápido y suave). También el uso de cremas anticelulíticas conjuntamente con el masaje.

Evitar la sobre alimentación que nos llevaría a un sobrepeso, por lo tanto acúmulo de grasa y alteraciones del tejido celular subcutáneo. Beber abundante agua es otra norma importante, así como evitar la ingesta excesiva de sal por los motivos mencionados anteriormente. El reparto equilibrado de la toma de alimentos a lo largo de todo el día, por el hecho de que un acúmulo excesivo de grasas puede ser el resultado de hacer cenas muy copiosas, pasando todo el día saltándose comidas o comiendo poco.

Una alimentación sana y equilibrada significa una dieta rica en frutas y verduras frescas, lácteos, cereales y legumbres, carnes blancas, aceites vegetales, pescados, reduciendo la grasa saturada de origen animal, los azúcares refinados, las bebidas azucaradas y el alcohol.

Con todas estas medidas conseguiremos retrasar la aparición de la celulitis u obtener mejores resultados en los tratamientos aplicados para combatirla.

-----------------------------------------------------------

Centros de estética relacionados al tema:

Tratamiento de la celulitis y flacidez

GYCO CHILE

http://www.gyco.cl
Av. Apoquindo 3990, of. 701. Las Condes
Fono: +56 9 98438352
info@gyco.cl


Salud actual recomienda:

CLÍNICA DE MEDICINA INTEGRAL



Comentarios Belleza

16/05/2018 - 12:44:33 | Saira Mendez

Esta pagina debes tenerla en tus favoritos.

12/07/2018 - 19:46:47 | MONICA

quiero algo que de verda me quite la celulitis me gustan muchos los vestidos y no me los puedo colocar alguna ayudita consejos, y se me pueden recomendar una crema bien buena GRACIAS

Respuesta

Primero debes evitar el consumo de café, bebidas y exceso de sal, además de beber com mínimo 2 litros de agua al día. Sumado a eso, debes realizarte un tratamiento de drenaje linfático una vez a la semana y utilizar una crema para la celulitis. Mucha suerte!

Belleza
Página: 1 de 1 « Primero | 1 | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Belleza


DIRECTORIO MEDICO
CONSULTAS

diseño de sitios web