Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-13

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Reacciones y cuidados de las alergias farmacológicas

Equipo SaludActual

Todos reaccionamos de manera distinta a los medicamentos: en algunos casos éstos pueden provocar pequeños efectos secundarios o graves alergias debido al mecanismo de respuesta de cada organismo. Es importante detectar a tiempo las señales y tener los cuidados necesarios en el futuro para evitar consecuencias mayores.


Si bien los medicamentos han sido creados para ayudarnos a combatir enfermedades, lo cierto es que en algunas ocasiones pueden no tener los efectos esperados en nuestro cuerpo y generar reacciones alérgicas, las que pueden repetirse cada vez que se vuelve a tomar el mismo medicamento.

Pero, ¿qué puede ocasionar una alergia farmacológica?

La causa principal de que esta ocurra es que el cuerpo, al entrar en contacto con el fármaco, lo reconoce como un elemento extraño originando una respuesta exagerada del organismo. La intensidad y la gravedad de esta reacción dependerán tanto del tipo de fármaco como de la cantidad consumida.

Es importante mencionar que, aunque una persona no tenga alergia a un medicamento, si lo consume en grandes cantidades, provocará una sobredosis y el cuerpo reaccionará de manera adversa con el fin de eliminarlo del organismo.

Asimismo, puede ocurrir que el fármaco realice correctamente su función, pero que además de curar la enfermedad cause efectos secundarios. Como, por ejemplo, un antiinflamatorio que provoque gastritis debido a la irritación de la mucosa del estómago. Esto no necesariamente significa que estamos frente a una alergia farmacológica.

Generalmente, se desconoce el motivo por el cual una persona desarrolla una alergia medicamentosa en particular, pero es probable que la genética juegue un papel muy importante.

Formas de reconocer una alergia farmacológica

Frecuentemente las alergias se manifiestan en forma de urticaria. Sin embargo, de acuerdo al lugar en donde se produzca la reacción pueden presentarse también síntomas respiratorios e, incluso, reacciones anafilácticas poniendo en riesgo la vida del paciente.

En cuanto a las manifestaciones cutáneas, estas se caracterizan por la aparición de ronchas, eczemas, urticaria o marcas, las que pueden ser muy dolorosas e, inclusive, provocar la sensación de quemazón.

El paciente puede tener también hinchazón de labios, lengua o cara. Hay que tener precaución con la aparición de estos síntomas, ya que incluso pueden tardar días en manifestarse.

Los síntomas respiratorios, por su parte, se caracterizan por inflamar la tráquea y el tejido pulmonar, provocando el cierre de las vías e impidiendo respirar con normalidad. Si se actúa a tiempo, esta manifestación no tiene mayores consecuencias.

Además, existen situaciones en donde el tejido cerebral se ve afectado, provocando síntomas como mareos y vértigo. En casos más graves puede provocar que el paciente caiga en coma o muera.

En el caso de la anafilaxia los síntomas avanzan más rápidamente y, mayoritariamente, son cólicos o dolor abdominal, confusión, diarrea, desmayos o desvanecimiento, pulso rápido y fuertes palpitaciones.

¿Qué hacer frente a una alergia a los medicamentos?

Lo principal es identificar el medicamento que ha ingerido y que podría haber ocasionado la reacción.

Si los síntomas son cutáneos se pueden aplicar compresas frías para aliviar el dolor y luego asistir inmediatamente a un centro de salud. El médico es el único profesional preparado para recomendarle medicamentos antialérgicos. Es fundamental mantener al paciente en observación en busca de otros signos o síntomas.

Si entre los síntomas se presentan dificultades para respirar evite que el paciente utilice almohadas bajo la cabeza y no le dé nada para comer ni beber.

Tratamiento y cuidados futuros

El objetivo del tratamiento es mejorar los síntomas y por sobretodo prevenir que la reacción empeore. Este tratamiento puede incluir broncodilatadores con el fin de disminuir la presencia de asma, tos moderada o sibilancias.

Así también los antihistamínicos son utilizados durante el tratamiento para disminuir síntomas como la picazón, urticaria y ronchas. A esto se agregan los corticosesteroides que pueden aplicarse vía oral, intravenosa o directamente en la piel y la epinefrina, para el tratamiento de la anafilaxia.

En el caso de las reacciones alérgicas, estas suelen durar unos días luego de suspender el medicamento. Si se producen consecuencias más graves el paciente puede tener lesiones notables en la piel y requerir un tratamiento parecido al de quien ha sufrido una quemadura.

En el futuro se debe descartar por completo el consumo del medicamento que desencadenó la alergia. Nunca lo vuelva a consumir para confirmar la reacción.

Este tipo de alergias son imprevisibles y si vuelve a consumir el medicamento la alergia puede presentarse en forma más intensa y rápida, poniendo en riesgo la vida del paciente.

¿Se puede saber con anticipación si soy alérgica a un medicamento?

Las pruebas permitirán diagnosticar alergias a medicamentos como la penicilina. No obstante, no existen pruebas cutáneas o de sangre que permitan diagnosticar otras alergias farmacológicas.

Asimismo, es imposible prevenir la aparición de una alergia de este tipo, pero existen algunas precauciones que se deben tener al consumir cualquier medicamento como:

 

  • Seguir las instrucciones que vienen con los remedios.
  • Consultar al médico que recetó, en caso de no saber cómo consumir el fármaco. 
  • En caso de presentarse un efecto secundario importante, llamar inmediatamente al médico.

 

Medicamentos que provocan alergia con mayor frecuencia

Los antibióticos como la penicilina y los derivados de la amoxicilina son la causa principal de reacciones alérgicas, seguidos por los antiinflamatorios no esteroides. Asimismo, ciertas medicinas utilizadas para la anestesia general como bloqueadores o relajantes neuromusculares pueden provocar este tipo de alergia.

 

 

Carolina Roco



Comentarios Alergias

Alergias
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Alergias


diseño de sitios web