Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-13

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Cómo combatir la rinitis alérgica

Equipo SaludActual

Es un padecimiento al que, además de tratarlo con medicamentos, se deben aplicar ciertas medidas medioambientales para evitar el contacto con las fuentes que provocan la molesta alergia.


 

 

La primavera es sinónimo de alegría, bienestar, tiempo de esparcimiento y, también, de las odiadas alergias. Para quienes sufren de ellas, cuentan los días para que la tortura del estornudo constante, del uso indiscriminado de pañuelos y la "vistosa" nariz colorada termine cuando se dé inicio a la temporada veraniega.

Para muchos, estos días de sol acaban con estas molestas alergias, pero ¿Qué pasa si aún sigo con los mismos síntomas? ¿Es normal que se presenten alergias durante todo el año? Si usted está en esa situación, le contamos que padece de rinitis alérgica (también llamada alergia nasal) y que es el padecimiento alérgico más frecuente en nuestra sociedad. De hecho, se cree que el 10 a 15 % de la población la padece.

La rinitis alérgica es un padecimiento inflamatorio de la mucosa (membrana interna) y las estructuras internas de la nariz, de carácter crónico, que afecta a personas de cualquier edad pero que tiene una fuerte tendencia genética. Puede padecerse por períodos prolongados o por toda la vida.

Estos síntomas se presentan cuando se inhala algo a lo que es alérgico, como polvo, caspa, veneno de insectos o polen, es decir, un alérgeno. Cuando una persona con rinitis alérgica inhala un  alérgeno, el cuerpo libera químicos, incluyendo histamina, lo cual ocasiona síntomas de alergia.

En la actualidad, es muy común que las personas padezcan de alergias. El medio ambiente y los genes pueden hacer que uno sea más propenso a padecerlas. Si ambos padres tienen alergias, usted también es propenso a padecerlas. La posibilidad es mayor si es la madre quien tiene las alergias.

Síntomas

Los principales síntomas son picazón  en la nariz (boca, ojos, garganta, piel o en cualquier área), problemas con el olfato, rinorrea (secreción nasal), estornudos y ojos llorosos.

La gran mayoría de la gente que la padece, la sufre por períodos bien definidos del año (por ejemplo, en la primavera) y son menos los que la padecen en forma continua o perenne.

Diagnóstico

Para detectar la rinitis alérgica, el médico deberá conocer la historia del paciente, ya que es importante para dar con el diagnóstico y posterior tratamiento. De esta manera, le preguntarán si los síntomas varían de acuerdo con el momento del día o la temporada y si está expuesto a mascotas u otros alérgenos.

Las pruebas para alergias pueden revelar las sustancias que desencadenan los síntomas. Los llamados "test cutáneos" son el método más común para detectar las alergias. En esta prueba se aplica una pequeña cantidad de las sustancias que pueden estar causando los síntomas  sobre la piel,  casi siempre en  el antebrazo. Luego, se punza la piel para  que el alérgeno se introduzca bajo la superficie cutánea y después de 15 a 20 minutos, el médico observa la dermis minuciosamente para detectar  hinchazón, enrojecimiento u otros  signos.

Si el médico determina que el paciente no se puede someter a este test, hay exámenes de sangre especiales que pueden ayudar con el diagnóstico. Estas pruebas pueden medir los niveles de sustancias relacionadas con alergias, especialmente una llamada inmunoglobulina E. También se puede realizar un hemograma o conteo sanguíneo completo llamado "conteo de glóbulos blancos eosinófilos".

Tratamiento de la Rinitis Alérgica

Para que una persona se pueda tratar la rinitis alérgica, va a depender de la intensidad, de si es estacional o perenne, y de cuántos alérgenos sean los responsables. No obstante, los tratamientos siempre incluyen medicamentos que suprimen las molestias principales, como los antihistamínicos.

Los corticoesteroides nasales en aerosol son el tratamiento más efectivo para la rinitis alérgica y funcionan mejor cuando se usan de manera continua, pero también pueden servir cuando se utilizan por períodos de tiempo cortos.

Otro tratamiento son las vacunas contra las alergias, llamado también inmunoterapia, y es recomendado para quienes no pueden evitar el alérgeno y si sus síntomas son difíciles de controlar.

Esta terapia incluye inyecciones regulares del alérgeno. Cada dosis es ligeramente mayor a la anterior. Las vacunas contra las alergias pueden ayudar al cuerpo a ajustarse a la sustancia que está causando la reacción.

Recomendaciones

Además de estos tratamientos, es importante incluir ciertas medidas de control ambiental específico, es decir, debe evitarse el contacto con los alérgenos responsables de la alergia. Por lo general, se recomienda no poner peluches cerca de los niños, pues acumulan polvo y ácaros; ventilar los espacios todos los días, realizar aseo diario con una aspiradora y no con un plumero o paño y evitar el contacto con mascotas o polen.

La mayoría de los síntomas de la rinitis alérgica se pueden tratar, mientras que los casos más graves pueden requerir de inmunoterapia. Algunas personas (especialmente niños) pueden superar una alergia a medida que el sistema inmune se vuelve menos sensible al alérgeno. Sin embargo, una vez que una sustancia le causa alergias, ésta sigue afectando a la persona por mucho tiempo.

De esta manera, si aún no conoce qué tipo de alérgeno le produce rinitis alérgica, o considera que el tratamiento no está dando resultados, es recomendable que visite a un médico especialista en alergias para que le indique los pasos a seguir y evitar, dentro de lo posible, los inconvenientes de esta molesta dolencia.


Macarena Cifuentes.



Comentarios Alergias

Alergias
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Alergias


diseño de sitios web