Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-06

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Bruxismo, el apretar y rechinar los dientes.

Equipo SaludActual

Muchas personas tienen la mala costumbre de apretar sus dientes o hacerlos rechinar. Ésta es una patología conocida como bruxismo que conlleva problemas físicos impensables para las personas que lo padecen.


¿Qué es el bruxismo? Definición.

El bruxismo es una manifestación involuntaria que se traduce en una hiperactividad de los músculos masticadores. El bruxismo tiene como consecuencia directa que los dientes se resientan o se tornen débiles y se aflojen, llegando incluso a la pérdida de una o varias piezas producto del exceso de presión y desgaste de las piezas. Tambén el bruxismo puede llegar a romper el hueso que soporta al diente y generar problemas en las articulaciones.

El bruxismo se reconoce por la dificultad para mover la mandíbula;  por dolores mandibulares severos, dolor de cabeza, dolor de oídos, molestias generalizadas en la cara, cuello ,etc. En muchas ocasiones las personas no se han percatado del apriete o rechinar de los dientes por sí mismos y los dolores del día siguiente generan la preocupación que permite determinarlo. La principal razón por la cual un paciente recurre a un especialista es el dolor más que el desgaste de los dientes que provoca el excesivo apriete.

Las causas del bruxismo

Existen dos tipos reconocibles de bruxismo, el bruxismo diurno y el norturno. El primero, es decir el bruxismo de día se relaciona al estrés , presión laboral o escolar y se caracteriza por el apriete de los dientes, más que por el acto de rechinar. El bruxismo de noche se relaciona más al sueño, no habiendo una causa clara de su aparición o desparición. Eso sí, estadísticamente el bruxismo es más habitual en la edad escolar, especialmente en adolescentes entre 14-16 años y es más recurrente en mujeres que en hombres y que si bien no hay una causa clara de por qué se detona, está claro que existe un factor genético en su transmisión.

El primer problema que se presenta con la aparición del bruxismo  es el estado de los dientes. Ejercer una excesiva presión en los dientes hace que se resientan de distintas maneras. Pueden desgastarse, perder la capa de esmalte que los cubre, presentar recesiones gengivales (cuellos descubiertos), sufrir dolor e inclusive perder la totalidad de las piezas dentarias por esta acción. Pero hay otras consecuencias físicas, como dolores de cabeza, dolores de espalda y hasta dolor de oídos. Muchos afectados no saben a qué atribuir estos dolores, por lo que visitan a varios especialistas y hacen miles de exámenes que no detectan el problema, ya que éstas son molestias originadas por los músculos masticadores.

Cómo reconocer o detectar el Bruxismo

El odontólogo Fernando Oviedo (Dentik.cl) señala que generalmente las personas no se dan cuenta cuando están apretando las mandíbulas y/o rechinando los dientes: "Frecuentemente esto sucede cuando uno está durmiendo en la noche, pero hay veces en que uno va manejando en el auto a alta velocidad y por el estado de alerta en el que se encuentra aprieta los dientes sin querer". Aunque también es posible notarlo por algunas características físicas: "A veces, externamente, se puede ver el rostro de una persona con un aumento de los músculos masticadores, muy evidente en algunos actores, como Jennifer Aniston y Brad Pitt, que tienen los músculos súper marcados. También hay personas que desarrollan un lado de la mandíbula más que otro", indica el especialista.

Este problema se puede presentar desde la niñez y se da con mayor facilidad a partir de la adolescencia. Esto se debe a que el principal factor causante es el estrés. En los estudiantes, esto es más evidente en los períodos de exámenes, cercanos a Diciembre. También es provocado por ciertos alimentos que son más estimulantes que otros, como chocolates, bebidas colas y café, los que producen un estado de alerta superficial que puede alterar el sueño.

Cómo tratar el bruxismo

Para tratar este problema, lo más común es utilizar un plano de relajación, que es una placa transparente de acrílico que impide el contacto entre los dientes, separando la mandíbula superior de la inferior y produciendo una inhibición en la contracción de los músculos masticadores.

Lo último que se ha estado utilizando es el bótox, que se inyecta en los músculos masticadores produciendo una inhibición parcial de éstos. Así, los músculos no se contraen y disminuyen su tamaño.

Lamentablemente estos tratamientos no atacan el problema de raíz. Por eso, antes de que el problema se agrave, lo mejor es visitar al dentista para que luego de una evaluación lo derive al especialista indicado.

Uno de los aspectos  más recomendados para el bruxismo es evitar el estrés, especialmente el estrés laboral y el estrés escolar, que son uno de los aspectos más correlacionados con la aparición/desaparición del molesto apriete y rechinar de los dientes. Así que, una de las medidas más importantes para evitar o solucionar el bruxismo es bajar las cargas  laborales o académicas. 



Comentarios Revista Electrónica

16/09/2016 - 13:07:42 | dfdsg

okey esta buey m gusto sigue adelante

08/04/2018 - 10:41:09 | Dr. Jorge Fraifer

Hola. El Bruxismo está estrechamente ligado con problemas del tipo nervioso en la gran mayoría de los casos. Las placas de relajación son una buena solución para evitar el desgaste y la fricción de los diente. Hace poco tiempo he adquirido un equipo en USA (www.usdentaldepot.com) de la marca Flexite para la realización de placas de relajación y prótesis dentales. Los resultados obtenidos hasta el momento son muy buenos en los pacientes con bruxismo. El mismo sistema permite hacer placas anti ronquido y protectores bucales para deportistas.

Respuesta

Muchas gracias por tu aporte!

Revista Electrónica
Página: 1 de 1 « Primero | 1 | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Revista Electrónica


diseño de sitios web