Salud Actual
ENCUENTRANOS EN:
Viernes 31 de Octubre de 2014


Equipo SaludActual

Niños difíciles

Equipo SaludActual

Los niños difíciles son los que manifiestan con mayor frecuencia mañas y pataletas, más comúnmente llamadas rabietas, que se caracterizan por la incontrolabilidad de los niños ante situaciones específicas.



La personalidad es un conjunto de características que diferencian a las personas ante diversas situaciones, en base a esto, podemos decir que la personalidad se manifiesta desde el momento en que nacemos y se desarrolla mediante los siete primeros años de nuestra infancia.

De ahí que el ambiente familiar y la sociedad en general dan a la personalidad del niño su tinte original y característico. El ejemplo de los adultos es primordial para la definición de su personalidad; ya que para ellos, el adulto es significativo para el, es un modelo a seguir.

Normalmente escuchamos hablar de los niños tranquilos y de los fáciles de tratar, pero también hemos escuchado hablar de los difíciles y agresivos.

Los niños difíciles son los que manifiestan con mayor frecuencia mañas y pataletas, más comúnmente llamadas rabietas, que se caracterizan por la incontrolabilidad de los niños ante situaciones específicas y por generar sentimientos de incapacidad en los adultos encargados de su cuidado y educación.

Gracias a la psicología sabemos que gran parte del comportamiento emocional, es aprendido. El niño aprenderá a expresar sus emociones de la misma manera como él ha observado a un adulto significativo para él, es decir por imitación, o sino, porque se ha dado cuenta de que la rabieta es un método efectivo para conseguir su objetivo o también ha adquirido la rabieta como un método poderoso de llamar la atención de adulto.

En cuento a la agresividad en los niños se manifiesta tanto en situaciones afectuosas como agresivas y está presente a lo largo de toda nuestra vida incluso desde la vida intrauterina, pasando por las relaciones sociales, familiares y laborales.

Cabe mencionar que la agresividad no es igual a destructividad. El niño desde que toma un objeto y lo manipula, lo arroja, lo muerde o simplemente se para desafiante ejerciendo ese nuevo poder sobre su musculatura; inicia un camino en que su cuerpo es instrumento para dominar el mundo y a si mismo, pero no con la intensión de destruir o hacer daño sino que tiene la finalidad de lograr diferenciarse del otro. 

Ante estas situaciones, los padres deben tomar conciencia de que la expresión emocional del niño es fundamentalmente aprendida y que los adultos son modelos a imitar. Por lo tanto, es preciso entregar al niño un ambiente acogedor, calido, seguro, con normas en donde prevalezca el dialogo, una expresión emocional adecuada y abierta, y por sobre todo, el refuerzo positivo que fortalece la respuesta.

Por ejemplo, si un niño hace su tarea como corresponde se le permite salir a jugar con sus amigos. Este es un refuerzo positivo, ya que se le presenta una consecuencia agradable para él como premio por haber cumplido con su tarea.

Ahora bien, en el mismo momento en que el niño manifiesta una pataleta, es bueno aclararle que su pataleta no es útil, sino que más vale la pena conversar.

Es importante crear un clima de dialogo donde el niño se sienta escuchado, querido, respetado y atendido por los adultos que generalmente están ocupados para ellos. En esas instancias son útiles los cuentos, los juegos y láminas didácticas.

Cabe recordar que a medida que se realice un trabajo en conjunto con la familia y el centro educativo al cual pertenece el niño, las rabietas se podrán manejar en los distintos contextos en que el niño se desenvuelve y naturalmente estas disminuirán en frecuencia e intensidad hasta extinguirse totalmente.

MARJORIE MADRIAGA
Educadora de Párvulos

 


Comentarios

26/05/2012 - 23:57:19 | Rosa Evelia Hernàndez

me gustan estos temas porque ayudan a realizar un trabajo mas cuidadoso en la familia y el aula

03/02/2010 - 11:13:05 | marcela

mi bebe tiene solo 1 5meses ya estoy desesperado corre todo el dia tira cosas a todos y no obedece ordenes llora sin razon alguna, y ya no quiere dormir solo sino no que entremedios de nosotros y solo asi.lei el articulo y la verdad que hecho de todo le digo con calma que es lo que quiere y intento enterder porque se comporta asi ya q a esa edad no es mucho lo que habla.yo quisiera saber si hay algun tipo de ejercios de relacacion para el, o algo que me ayude a relajarlo un poco corre todo el dia se sube donde puede se golpea se tira el pelo y son pasado las 12 de la noche y aun no se cansa ¿que puedo hacer?

Página: 1 de 1 « Primero |1 | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook


DIRECTORIO MEDICO
CONSULTAS