Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-08

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Bolsas en los Ojos

Equipo SaludActual

Si bien no provoca ningún dolor físico, las bolsas en los ojos nos hacen ver cansados, agotados y hasta pueden sumarle años a nuestra apariencia. Pero la pregunta es, ¿por qué salen?


A todos nos ha pasado en algún momento de nuestras vidas. Nos levantamos y lo que vemos en el espejo refleja cansancio o una noche de mal sueño. Quizás hasta estés descansado, pero tu cara dice lo contrario. Todos hemos sufrido de bolsas en los ojos y este "malestar" no es sólo femenino.

No hay que hablar de manera despectiva de este problema. Las bolsas bajo los ojos no son un signo de belleza, es verdad. Si, te hacen ver cansado y más viejo de lo que realmente eres, pero lo único que realmente puede decirse de las mismas es que todo el mundo va a tener que lidiar con ellas, tarde o temprano. Eso no significa que simplemente debes sentarte y esperar que las bolsas se apoderen de tu rostro. Hay maneras de combatirlas, pero primero debemos ver a qué nos estamos enfrentando.

Hay varios factores que influyen en su aparición y si, la edad tiene que ver un poco en ello. Con el pasar de los años, los ligamentos debajo de los ojos que sostienen al tejido adiposo empiezan a debilitarse, el tejido se cae y da esa impresión de bolsas por debajo de los ojos. Cuando estamos más jóvenes, la piel y los músculos sanos hacen todo lo posible para mantener la grasa en la cara, pero a medida que nos hacemos mayores, y esa piel pierde la tenacidad, los músculos empiezan a perder esa batalla y terminamos con bolsas hinchadas debajo de nuestros ojos.

Si sientes que todavía la edad no es tu factor desencadenante, quizás hay que chequear las alergias. Las alergias estacionales, resfrío y hasta sinusitis puede hacer que se acumule agua debajo del ojo, dejándonos las temibles bolsas cada mañana. 

Lo que comes también puede darte estas indeseadas bolsas. Una comida muy salada en la noche puede causar esta inflamación. El agua viaja a través del cuerpo desde lugares que tienen poca concentración de sal, hasta lugares donde ésta se concentra. Por eso también, luego de una noche de llanto y tristeza, puedes despertar con bolsas debajo de tus ojos.

Y como dijimos, una vez que entiendas de dónde provienen tus bolsas, se puede empezar a tomar acciones para mejorar su apariencia:

Verifica que no sufras ninguna alergia. Las alergias estacionales son muy comunes, pero también son comunes los medicamentos para combatirlas y los puedes encontrar en cualquier farmacia. Si es una alergia más complicada, tu médico te dirá como tratarla. También debes verificar que no estés sufriendo de ningún ataque de sinusitis, para el cual solamente tu doctor puede recetarte los antibióticos correctos.

Ten cuidado con tus hábitos cotidianos que parecen inofensivos. Como puede ser frotarse los ojos con frecuencia e ir a la cama con maquillaje. El maquillaje puede irritar los ojos, lo que puede hacer que amanezcas con bolsas en tu cara. 

Cuida tu consumo de alcohol. Beber excesivo alcohol causa deshidratación. Eso debilita la delicada piel alrededor de los ojos, por lo que es más probable que se formen bolsas. 

Prueba una olla Neti. Utilizar una olla Neti para la limpieza de la cavidad nasal te puede ayudar a mantener esta vía de oxigeno limpia de toxinas, polvo y agentes irritantes. Es un dispositivo usado por yoguis alrededor del mundo, que parece una pequeña tetera donde se usa agua con sal no yodada para limpiar la cavidad nasal. La limpieza nasal con la olla Neti puede ayudar a aliviar la acumulación de líquido causada por alergias, congestión nasal o los resfríos. 

Poner pepinos, bolsas de té, rodajas de patata y cucharas frías en tus ojos.  Cuando alguno de estos elementos se enfría y se coloca en los ojos, pueden ayudar a reducir la hinchazón porque el frio restringe los vasos sanguíneos, lo que puede reducir la hinchazón. 

Cambia tu posición para dormir. Tu posición para dormir puede estar contribuyendo a las bolsas debajo de los ojos. Gracias a la gravedad, dormir de lado o boca abajo puede animar a los líquidos a juntarse debajo de tus ojos. Si duermes de lado, es posible que notes una bolsa más pesada en el lado que sueles dormir. Si te levantas todos los días con los ojos hinchados, prueba dormir de espalda y con una almohada extra debajo de tu cabeza.

Aunque las bolsas en los ojos son totalmente inofensivas y sólo le hacen daño al ego, debes verificar que no estén ligadas a ningún problema de salud. Si aparecen de pronto y tu estilo de vida no ha cambiado, puedes chequear con tu médico para verificar su origen.

Por Clementina Ramos



Comentarios Oftalmologia

Oftalmologia
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Oftalmologia


diseño de sitios web