Salud Actual
ENCUENTRANOS EN:
Sábado 20 de Diciembre de 2014




El Botox es utilizado en los niños con parálisis cerebral

18/12/2009

Aunque el Botox es conocido por su capacidad rejuvenecedora, el producto también se usa en la rehabilitación de los niños con alguna discapacidad cerebral.

El Botox es utilizado en los niños con parálisis cerebral

Los niños y jóvenes que padecen de parálisis cerebral desde su nacimiento o producto de algún accidente, espasticidad en su musculatura, incontinencia urinaria, sialorrea, estrabismo, pueden hoy tener mejores resultados en sus tratamientos gracias al Botox, mejorando considerablemente su calidad de vida.


Según José Luis Bacco, médico fisiatra del Instituto Teletón de Valparaíso, señala que “la Parálisis Cerebral es la condición discapacitante más frecuente de la edad pediátrica y la mayoría de las veces se presenta acompañada de espasticidad, es decir, de un aumento anormal del tono muscular. La espasticidad restringe el movimiento normal y limita las experiencias motrices, o genera diferentes complicaciones entre las cuales destacan las deformaciones del sistema músculo-esquelético. De esta manera, la aplicación intramuscular de Botox se ha convertido en una estrategia terapéutica significativa en el manejo integral de rehabilitación del paciente portador de Parálisis cerebral y, específicamente, de espasticidad”.


El procedimiento para aplicar el Botox es simple y con resultados que impactan positivamente en los pacientes, señala Bacco. Se aplica en pequeñas inyecciones en aquellos músculos afectados, relajándolos, permitiendo que se den una serie de beneficios, entre los que destacan: evita que se produzcan deformidades de las extremidades, evita que se produzcan luxaciones, contracturas, contribuye a la disminución del dolor, los resultados del tratamiento de rehabilitación son mucho mejores, ya que facilita la práctica de sus ejercicios, estos y muchas otros beneficios son los que experimentan las pacientes al ser tratados con el Botox.


En el caso de la incontinencia urinaria que presentan muchos de los pacientes afectados por una parálisis cerebral, el Botox actúa en al parte neuromuscular, frenando la contracción de ésta e inhibiendo la urgencia de la vejiga hiperactiva del paciente.


El tratamiento para la Sialorrea –dificultad para mantener la saliva en la boca- se presenta entre un 10% y un 38% de los niños con parálisis cerebral. Para esta patología, la inyección de Botox se coloca en las glándulas salivales disminuyendo considerablemente la cantidad de saliva que producen, en especial entre comidas, sin embargo, conserva la saliva necesaria para cuando el niño se esté alimentado.


Estos procedimientos con la toxina Botox no son muy conocidos en Chile, sin embargo sus resultados son notables e impactan notoriamente en mejorar la calidad de vida de estos pacientes con discapacidad cerebral.


Gentileza de Jankelevich & Asociados   

Comentarios [0]

Comentar la noticia