Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
Viernes 20 de Enero de 2017

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Estrechez de la aorta, una patología congénita

Equipo SaludActual

La coartación de la aorta es una patología adquirida desde el desarrollo embriológico. Este estrechamiento de la principal arteria del corazón es una anomalía que dificulta el paso de sangre a través de ella.


La arteria aorta hace que la sangre oxigenada (roja) viaje desde el ventrículo izquierdo por todo el organismo, pero cuando existe un angostamiento en la aorta, el ventrículo debe trabajar más de lo normal para bombear sangre a todas las partes del cuerpo. 

La forma de báculo que tiene hace que en su primera sección la sangre suba hacia la cabeza, lo que se conoce como aorta ascendente. Luego se curva en forma de C, irrigando sangre a las arterias más pequeñas conectadas a ella, viajando desde la cabeza a los brazos, esto es denominado arco o cayado aórtico. En seguida la aorta es recta, bajando por el abdomen transportando sangre a la parte inferior del cuerpo, lo que se designa como aorta descendente. 

La prevalencia de esta patología encasilla a los individuos en el segmento arco aórtico como el más común, aún cuando existen distintos grados de estrechamiento, por lo tanto esto varía también en los síntomas. Mientras más grave, las señales de esta anomalía son evidentes desde antes. 

En algunos casos este defecto cardiaco congénito suele estar asociado a trastornos genéticos de carácter cromosómico, según las características de la enfermedad es frecuente que las personas con  síndrome de Turner nazcan con esta complicación cardíaca. 

Los síntomas pueden ser experimentados de distintas formas, habitualmente los síntomas en niños con características del estrechamiento moderado o grave consisten en: irritabilidad,  palidez de la piel, sudor, respiración dificultosa, falta de apetito, escaso aumento de peso, extremidades inferiores de baja temperatura, pulso disminuido, diferenciación de presión arterial entre brazos y pies, siendo perceptible más alta cuando se toma en extremidades superiores. 

En el caso de la coartación aórtica leve, los síntomas son parecidos a los que pudiesen existir por cualquier otra enfermedad, pero es detectable cuando se controla la presión alta. 

Para diagnosticar se requiere realizar una radiografía tórax, electrocardiograma, ecocardiograma y resonancia magnética, el objetivo de estos exámenes es obtener imágenes que permitan ver tejidos internos, huesos y órganos para evaluar funcionalidad y forma. 

De acuerdo al rango etario, estado general de la salud, estado de avance de la enfermedad y pronóstico,  el médico puede realizar un tratamiento específico para cada paciente, aunque la coartación aórtica se trata reparando el vaso estrecho. Para esto existen medidas quirúrgicas como el cateterismo cardíaco intervencionista, este procedimiento abre el estrechamiento con lo que se conoce como balón insuflado, el cual expande el área de angostura. Otra opción es la intervención quirúrgica que elimina el estrechamiento colocando estructuras circundantes que permitan abrir la arteria y liberar el paso fluido de sangre.  

Por Anarella Palma



Comentarios Enfermedades cardiovasculares

Enfermedades cardiovasculares
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Enfermedades cardiovasculares


diseño de sitios web