Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-08

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Vigorexia: El trastorno alimentario que afecta a los hombres

Equipo SaludActual

Asistir al gimnasio y comer sano parece ser el mejor consejo para elevar nuestra calidad de vida, pero cuando empezamos a estar más horas en el gimnasio que en nuestra casa y la dieta se transforma en una obsesión, es hora de detenernos y replantear la situación.


La vigorexia es conocida como una preocupación desproporcionada por la figura y una distorsión de la imagen física/corporal. Algunos la califican como una anorexia nerviosa inversa o complejo de Adonis. Esta enfermedad es más común en los hombres y hace que quiénes la padecen, se vean muy delgados y enclenques, por lo que ponen todo su esfuerzo en aumentar su masa corporal. Suelen llevar una dieta rica en proteínas, libre de grasas y, generalmente, consumen anabólicos y esteroides.

La vigorexia fue descrita por primera vez en 1997 por el siquiatra Harrison G. Pope del Hospital McLean (Belmont, EE.UU), por lo que es una patología poco explorada. Por lo mismo, la vigorexia no está reconocida como enfermedad por la comunidad médica internacional, pero se trata de un trastorno o desorden emocional donde las características físicas se perciben de manera distorsionada, al igual que lo que sucede cuando se padece anorexia, pero a la inversa.

“A diferencia de las mujeres, la preocupación en los hombres estaría en lograr un cuerpo musculoso. Con el boom de los gimnasios, actualmente, el cuerpo masculino musculoso se ha convertido en un producto básico tal como el ser delgada para las mujeres”, explica el sicólogo, Gonzalo Retamal del Instituto de Psicoterapia Integrativa.
Según la psicóloga de la Universidad Santo Tomás, Karen  Inostroza, algunas de las pistas para reconocer a un vigoréxico, son “una distorsión de la imagen corporal, autoestima baja y tendencia al perfeccionismo, entrenamiento con dedicación compulsiva y casi exclusiva, los vigoréxicos dejan en segundo plano otras actividades sociales o culturales, por ejemplo descuidan el trabajo, sus relaciones amorosas y familiares”.

La vigorexia aún no es calificada como una enfermedad, puesto que no se tienen estadísticas de cuántos son los afectados por este trastorno en Chile. Sin embargo, “según estudios hechos en Estados Unidos y Europa habría un aumento progresivo de este trastorno, alcanzando una prevalencia de un 10% en el grupo de riesgo, es decir, varones adolescentes y en adultos jóvenes entre los 15 y 30 años. La edad promedio de comienzo del cuadro es alrededor de los 19 años”, explica Retamal. 

En cuanto al tratamiento el especialista del Instituto de Psicoterapia Integrativa asegura que lo más importante es el diagnóstico oportuno y acertado, lo que no suele ser tarea fácil debido a que es muy similar a otros trastornos, como depresión, problemas de sueño y otras patologías obsesivo-compulsivas. “Yo he tratado con personas que padecen este trastorno y he trabajado a nivel cognitivo, manejo de pensamientos, dominio de afectos y consecuencias de disminuir éstas prácticas dañinas, además de fármacos”, agrega el especialista.

La importancia de estar atento a los síntomas anteriormente descritos radica en que la vigorexia  puede ser mortal. Una de sus complicaciones es la atrofia del músculo cardíaco, debido a la falta de sangre por su aumento de tamaño. La obsesión de estas personas por su cuerpo les lleva a pasar horas en el gimnasio, habitualmente suelen ser mas de 8 horas en el gimnasio por día, produciendo el aislamiento social, o incluso a consumir productos dopantes. Lo que, sin duda, daña el correcto funcionamiento del organismo.

La vigorexia, por desgracia es una enfermedad que está muy relacionada con las exigencias del medio, en cuanto a la belleza y a la apariencia exterior, suele atacar a personas vulnerables y expuestas a estos factores socioculturales, generalmente, relacionadas con el mundo del deporte y la imagen física. Según Retamal, el tratamiento debe ser principalmante psicológico, ya que se debe intentar cambiar la conducta de la persona, su autoestima y su miedo al rechazo.



Comentarios Anorexia Nerviosa

Anorexia Nerviosa
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Anorexia Nerviosa


diseño de sitios web