Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
Viernes 20 de Enero de 2017

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Pediculosis: los molestos y contagiosos piojos

Equipo SaludActual

Los piojos son parásitos que se alimentan de la sangre humana que extraen del cuero cabelludo. Son altamente contagiosos y -aunque no transmiten enfermedades- son bastante molestos. Producen picazón y tras rascarse, puede provocar inflamación y heridas en la cabeza del perjudicado.


Los piojos son insectos parásitos sin alas que viven en dos etapas: cuando son huevos se les denominan liendres.

Éstas se alojan en el pelo, se parecen a la caspa, pero no salen del pelo si se sacuden o peinan con cualquier cepillo o peine. Se demoran entre una a dos semanas en eclosionar.

Más tarde, en estado adulto se denominan piojos o ninfas. Son más o menos del porte de una semilla de sésamo. En una primera etapa son pequeñas -ninfas-, luego de 7 a 14 días se transforman en piojos adultos.

Cuando los piojos infectan la cabeza de una persona, más común en menores entre 3 y 12 años, más en niñas que en niños, se le llama pediculosis.

Esta infección no tiene nada que ver con la limpieza o con el nivel socioeconómico de los niños, sino que los pequeños siempre tienen más contacto físico (contacto cabeza con cabeza) entre ellos al jugar, por lo que estos parásitos se propagan más fácilmente.

De manera preventiva, es importante que de vez en cuando se revise la cabeza de su hijo o hija poniendo énfasis detrás de las orejas y en la nuca, ya que es el lugar preferido de las liendres y piojos por el calor. Aunque los piojos son pequeños y escurridizos, las liendres se pueden ver con luz directa. Si cuesta demasiado verlos, se puede utilizar una lupa.

Lo anterior se recomienda, porque aunque en la mayoría de los casos presentan picazón, ya que la saliva de estos "bichos" provoca una pequeña alergia, y su pequeño puede no presentar este síntoma.

Es importante señalar que si hay mucha picazón y se producen heridas, éstas pueden infectarse y supurar. En consecuencia, el pediatra podría recetar algún medicamento.

Luego, al diagnosticar la pediculosis, el pediatra podrá ordenarle utilizar un champú, cremas, spray o cualquier otro método disponible en el mercado para exterminarlos.

Es de vital importancia seguir al pie de la letra las indicaciones del médico y del producto en cuestión (estos productos son insecticidas), ya que el exceso de químicos podrían ocasionar alergias. Además, se pueden utilizar peines con dientes muy finos para tratar de eliminar las liendres.

Si su hijo tiene menos de tres años es poco probable que el médico recete algún tratamiento químico, por lo que es importante lavar el pelo y peinarlo con frecuencia, revisar y exterminarlos de manera manual.

En casos muy extremos, se podría recomendar medicamentos por vía oral si es que la infestación continúa a pesar de todos los tratamientos externos. Sin embargo, se insiste que esto sólo puede medicarlo un profesional.

Asimismo, no es necesario fumigar el hogar, porque los piojos sólo viven dos días fuera del cuero cabelludo. Se aconseja lavar con agua caliente las fundas de almohadas (incluso estas últimas si quieren prevenir de manera más extrema) y ropa de cama.

Además, se deben dejar remojando por una hora con alcohol (agua caliente o el producto recetado) los implementos para el pelo: peinetas o moños, o simplemente, botarlos. También, los peluches o ropa de cama que no se puedan lavar con agua y jabón, hay que lavarlos en seco o dejarlos en bolsas herméticas por dos semanas.

Es importante considerar que los piojos y liendres no se contagian a las mascotas ni vicerversa.

En último lugar, se recomienda visitar al pediatra al notar una liendre o un piojo, sin olvidar dar aviso en el centro educacional para prevenir el contagio entre compañeros.

Si no se comunica, este problema podría persistir. Es cierto que la vergüenza puede existir, pero es un tema que a todos los niños (insistimos, no tiene nada que ver con falta de limpieza o nivel socioeconómico) y, en consecuencia, librarse de ellos depende de todos.

 

Mireya Guzmán.

 



Comentarios Pediatría

Pediatría
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Pediatría


DIRECTORIO MEDICO
CONSULTAS

diseño de sitios web