Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-06-18

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Implantología moderna: adiós a la larga espera

Equipo SaludActual

Hoy, gracias a la tecnología, es posible reducir los tiempos de espera para utilizar nuestros implantes de prótesis fijas de titanio.


La oseointegración, principio básico de los implantes de titanio, se define como la unión intima a nivel microscópico entre el hueso vivo y la superficie del implante, que se evidencia clínicamente en la posibilidad de soportar cargas funcionales con ausencia de inflamación, movilidad y dolor.

La utilización de implantes de carga inmediata es una de las técnicas más novedosas en reconstrucción dentaria. Actualmente, la colocación de un implante conlleva un proceso que, desde que se realiza la cirugía hasta que es colocada la prótesis definitiva, se prolonga por espacio de entre dos y tres meses en el caso de la mandíbula y de entre tres y seis en el maxilar superior.

La técnica de carga inmediata permite efectuar el implante y la cirugía en una única sesión. El cirujano dentista Carlos Pozo señala al respecto. "Se trata de una técnica más agresiva, que reduce de un modo muy significativo el tiempo que dura el proceso y en el cual se están consiguiendo buenos resultados. Talvez el principal debate es en qué casos está indicada su aplicación", concluye.

Los implantes de carga inmediata deben ser realizados únicamente en casos favorables, esto en pacientes que tengan una buena cantidad y calidad de hueso, ya que se reduce el periodo de cicatrización tras la cirugía de la técnica convencional. Los límites recomendados en cuanto a cantidad ósea necesaria para poder llevar a cabo la reconstrucción se sitúan, como mínimo, en torno a los 10 milímetros de longitud de mandíbula. En las extracciones debe quedar un remanente de entre 5 y 7 milímetros fuera de la zona alveolar para conseguir estabilidad primaria en piezas dentales unitarias. Aunque la calidad ósea no es la misma en una persona joven que en una de más adulta, la edad no constituye una contraindicación, ya que la mandíbula es la última zona donde se produce osteoporosis.

El doctor Pozo distingue distintos tipos de implantes según el tiempo en el que son sometidos a carga. Los hay mediatos, tempranos, progresivos e inmediatos. En estos últimos el objetivo principal es devolver en el menor tiempo posible la funcionalidad y estética al paciente.

La carga inmediata es una técnica reciente cuyos resultados positivos, si te toman todos los cuidados pertinentes, se sitúan en torno al 100 por ciento; aunque a veces fracasa. Los posibles fallos en la carga inmediata se derivan precisamente de que los criterios citados anteriormente (calidad ósea) no se cumplen. Además, el cirujano dentista Fernando Oviedo señala que una inadecuada higiene posterior, no favorece tampoco a la rehabilitación pudiendo provocarse lo que se conoce como perioimplantitis. Puede suceder también que exista sobrecarga y que se produzcan fuerzas sobre los implantes.

El doctor Pozo recomienda completamente esta técnica, osada para muchos, el señala:"Los implantes de carga inmediata son totalmente seguros y posibles de efectuar en un alto porcentaje de personas. En este sentido, el diagnóstico, plan de tratamiento, juicio y experiencia clínica del profesional son vitales. Además, las necesidades, deseos y posibilidades de los pacientes son factores que no podemos olvidar para tener éxito".

 



Comentarios Odontología

Odontología
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Odontología


diseño de sitios web