Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
Viernes 20 de Enero de 2017

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Diferencia entre ejercicios aeróbicos y anaeróbicos

Equipo SaludActual

Cuando nos ejercitamos debemos tener en cuenta cuál es nuestro objetivo, para así, realizar el ejercicio específico. Puesto que los ejercicios aeróbicos y los anaeróbicos cumplen diferentes funciones y, por tanto, llegan a distintos resultados. Conozca más de ellos a continuación.


Para comenzar, los ejercicios físicos aeróbicos son aquellos donde la respiración es fundamental. Asimismo, son actividades con menor intensidad que se realizan por periodos de tiempo extensos.

El fin de este tipo de ejercitación es conseguir mayor resistencia. Por esta razón, para obtener la energía que se necesita para cada actividad, es necesario quemar grasas e hidratos. En consecuencia, se requiere oxígeno, incrementando la actividad pulmonar transformándose en una alternativa para mejorar el sistema cardiovascular.

La actividad aeróbica ayuda a mejorar la circulación coronaria, favoreciendo la distribución de los capilares en el musculo cardiaco. Permitiendo que la sangre transite por lugares donde no llegaba de manera suficiente para que funcione el cuerpo. También aumenta la cavidad ventricular, lo que es una disminución de la frecuencia cardiaca en reposo, lo que significa que es un ahorro de gasto cardiaco.

Este ejercicio utiliza las grasas como fuente principal de energía, reduciendo la grasa subcutánea, localizada entre los muslos. Es perfecto para alguien que quiera definir ciertas partes del cuerpo, pero para ello hay que practicarlo obligatoria y constantemente.

Los ejercicios más comunes son: bailar, pedalear, nadar, esquiar, trotar, patinaje y caminar.

Algunos de los beneficios que aporta este tipo de actividad aeróbica:

  • Baja los niveles de colesterol en la sangre: Desciende los niveles de colesterol LDL (malo) y aumenta el colesterol HDL (bueno). Como resultado, se reduce el riesgo de problemas cardiacos.

  • Ayuda a quemar grasas y a adelgazar: Disminuye la grasa corporal, porque las emplea como fuente de energía, definiendo músculos luego de haber eliminado la grasa localizada en ellos. La idea es practicar constantemente a una intensidad moderada.

  • Aminora la presión sanguínea: En las personas hipertensas, hasta en 7mmHg la sistólica y 4 mmHg de la diastólica. Menguando, así, el requerimiento de tantos medicamentos.

  • Reafirma los tejidos: La piel recupera parte de la lozanía perdida, ayudando a sentirse y verse más joven, con un cutis naturalmente sano.

  • Reduce los niveles sanguíneos de glucemia en las personas que padecen diabetes: Practicando estos ejercicios se utiliza la glucosa de la sangre. La "azúcar en sangre" cae, lo que ayuda de sobremanera a las personas con diabetes.

  • Incrementa la reabsorción de calcio por los huesos. Esto, los fortalece y merma el riesgo de fracturas.

  • Resta los niveles de adrenalina e incrementa los niveles de endorfinas. Entonces, baja la tensión emocional y mejora el estado anímico, generando un buen estado físico y mental.

Luego, los ejercicios anaeróbicos son actividades de alta intensidad. Su fuente principal es la fuerza, es decir son ejercicios que requieren grandes esfuerzos musculares en periodos cortos de tiempo.

Éstos ayudan a aumentar masa muscular y a adquirir potencia. También robustecen el sistema musculo-esquelético.

Este tipo de ejercicio no se recomienda cuando se necesita perder peso, ya que incrementan la masa muscular, por lo que las células musculares necesitan energía acumuladas en el organismo y al gastar demasiada, el organismo opta por utilizar ácidos grasos de reserva.

Al finalizar una sesión de ejercicios anaeróbicos se recomienda realizar estiramientos y alguna actividad aeróbica. De esta manera se removerá el ácido láctico de los músculos y facilitará la circulación sanguínea, mejorando la función de las articulaciones y elasticidad muscular.

Los ejercicios más comunes son: levantamiento de pesas, gimnasia artística, fútbol, carreras y abdominales.

Algunos de los beneficios que aporta este tipo de actividad anaeróbica:

  • Evita el exceso de grasa y controla el peso.

  • Disminuye la fatiga.

  • Ayuda a desarrollar masa muscular y fortalecer los músculos.

  • Mejora el estado cardiorrespiratorio.

Por consiguiente, la diferencia -a grandes rasgos- es que el ejercicio aeróbico mejora la capacidad pulmonar y la resistencia, ayudando a quemar grasas, y el anaeróbico aumenta masa muscular.

Si está con la idea de mejorar su figura y su salud, es bueno mezclar estos dos tipos de prácticas, ya sea una para bajar de peso y la otra para desarrollar musculatura. Sin olvidar que siempre deben estar acompañados de una dieta balanceada.

Estos ejercicios ayudan en gran medida al organismo, evitando enfermedades y complicaciones. Pues, hacen trabajar el sistema circulatorio y el corazón.

Como siempre hay que tener en cuenta que antes de someterse a estos ejercicios, hay que realizarse exámenes al corazón, para saber cómo está funcionando. Ésta es una manera de saber en qué estado y condiciones se encuentra el organismo.

 

 

Patricia González.

 

 



Comentarios Ejercicios físicos

Ejercicios físicos
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Ejercicios físicos


diseño de sitios web