Salud Actual
ENCUENTRANOS EN:
Jueves 27 de Noviembre de 2014


Natalie Becerra López

Reflejos: Reflejos para el pelo, luz y color para tu pelo.

Natalie Becerra López
Cosmetóloga-Esteticista
Fontboté

Los reflejos  para el cabello son parte de los recursos para las mujeres para realizar pequeños cambios que den luz y color moderados a nuestro pelo.



Una opción para dar vida a tu pelo sin ser tan radical es hacerse reflejos. Así, de una manera sofisticada y con apariencia natural, se aplica tintura en mechas, es decir, tiñe sólo una parte de tu cabello, que pueden ser gruesas o delgadas – se recomienda que se haga de la forma en que la naturalidad reine en tu cabello- . La decoloración no es parte de este proceso, ya que con dicho procedimiento se busca ser lo menos agresivo posible, esto, por tratarse de iluminaciones que buscan ser delicadas y naturales para tí.

En la misma línea, se recomienda que la tonalidad a escoger no supere los dos tonos de diferencia con el color que se posee en la actualidad en su cabellera, porque, al buscar pasar lo más desapercibido posible no se aconseja un contraste marcado, sino que, al contrario, buscar que se destaquen con la luz para dar un brillo especial a todo tu rostro y, a la vez, mostrar un pelo sano y brillante.

Sumado a las ventajas mencionadas antes, está el hecho de que los reflejos capilares no son de mantenimiento difícil ni seguido. Me refiero a que no es necesario retocarlos cada mes, es más, cada fémina lo hará en tiempos independientes dependiendo de que tan rápido le crezca el cabello; si tiene un crecimiento lento, la raíz no aparecerá tan pronto, por lo que no le será necesario acudir a que se los retoquen, en el caso contrario, le tocará ir más seguido. Sin embargo, al estar hechos en tonos parecidos a los de su cabellera, si se atrasa un poco en hacerlo tampoco será el fin del mundo, ya que no será muy notorio; pero eso hay que analizarlo en cada caso.

¿Para quién sirven los reflejos?

Todas las mujeres pueden aprovechar ésta fórmula para asegurar brillo en su pelo sin perder su virginidad, sin embargo, para quienes las primeras canas ya son una realidad se recomienda como primer método para buscar disimularlas. Lo anterior, porque al comienzo de la etapa en que el cabello se nos comienza a tornar blanco o grisáceo, no conviene teñirlo con decoloración y los formas más drásticas al tiro, de lo contrario, nos convertiremos en esclavas de la peluquería y de un pelo que se verá cada vez más falso. Y, como vernos más jóvenes y naturales es lo que siempre buscamos, esta opción es la más recomendable para comenzar.

Como sirve para todas quienes quieran lucir un pelo más luminoso, se recomienda también como solución frente a la creciente petición de las niñas a sus madres por cambios de look. Al no ser agresivo, pero si ofrecer un cambio sutil, pero que entrega belleza a quien se lo realiza, es perfecto para dejar felices a las mamás y también a las adolescentes, que cada vez con más frecuencia se intervienen su pelo.

¿Qué tono me queda mejor y en qué lugar de mi cabeza? 

El color depende de cada mujer en particular y, cabe decir, que al no tinturarse todo el cabello, se pueden utilizar varios tonos para mezclar en el pelo en distintas mechas de éste, pudiendo crearse una imagen tan juguetona como se quiera. Sin embargo, nunca hay que perder la perspectiva de que la idea central de está técnica es lograr un tono creíble para que se vea natural y sofisticado. Para decidirse por qué tono usar se debe tener en cuenta el color de ojos, de pelo y el tono de la piel. Sin embargo, a modo de regla común, las recomendaciones son:

Reflejos Por color de pelo:

  • Castaños: reflejos dorados, cobrizos y caobas.
  • Rubios: reflejos platinados o cenizas.
  • Cabellos oscuros: reflejos caobas o rojizos.
  • Pelirrojas: reflejos violetas o rojos intensos.

La ubicación de las iluminaciones es muy importantes, pero para saberla hay que tener claro el tipo de rostro que se posee, ya que dependerá de eso donde las apliquemos. A continuación, un par de consejos para decidirse en ésta materia:

  • Cara redonda: hágalos en la parte superior de la cabeza y no a los lados del rostro.
  • Rostro alargado y delgado: hágalos a los lados de la cara y no en la parte superior de la cabeza.
  • Maxilar inferior pronunciado: hágalos sobre la frente y en el sector de las sienes.
  • Papada prominente: hágalos asimétricos.
  • Ojos unidos: hágalos a la altura de los ojos y las sienes.

 

Espero que se identifiquen con alguno para que puedan imaginarse como les quedaría este nuevo brillo en su pelo y se atrevan a probar el sutil cambio que les propongo para verse más jóvenes, naturales y sofisticadas. Y, recuerden, la mirada siempre va hacia los lugares con más luz, así que si se hacen los reflejos en el tono y en el lugar correcto, tendrán la certeza de que están sacando el mayor partido a sus atributos y desviando la atención de sus defectos.


Natalie Becerra López
Cosmetóloga y Esteticista

http://www.maquillajeprofesional.cl  


Comentarios

27/12/2012 - 16:22:55 | lordes tellez

muy buenas las sugerencias ,encontre lo ideal para mi hija de 13 años gracias

Página: 1 de 1 « Primero |1 | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook


DIRECTORIO MEDICO
CONSULTAS