Google+
Salud Actual
REDES SOCIALES SALUDACTUAL:
2019-12-07

diseño de sitios web

Equipo SaludActual

Alergia al polen: el lado incómodo de la primavera

Equipo SaludActual

Junto con las flores primaverales aparecen también las alergias, y entre ellas la del polen es una de las más comunes. Si eres de las personas que tiene que sacar los pañuelos durante esta época, te invitamos a conocer más sobre cómo se producen estas reacciones en tu cuerpo.


Una sola planta puede producir miles de granos de polen que se esparcen en el aire de manera casi imperceptible para nosotros.

Es importante distinguir el polen de las semillas con pelusillas blancas, ya que es común que las personas con alergia culpen a estos elementos de su reacción, cuando en realidad el culpable es el polen disperso en la atmósfera.

Cuando el alérgeno, en este caso el polen, se pone en contacto con ciertas células, se produce la histamina y el cuerpo desarrolla anticuerpos.

Entonces, cuando se produce gran cantidad de anticuerpos y la persona se pone en contacto con el alérgeno nuevamente, existe una reacción desmesurada en el paciente alérgico.

Este tipo de alergia se presenta principalmente con dos síntomas: rinitis y conjuntivitis. La primera se caracteriza por estornudos, secreción nasal, picor y congestión. La segunda, por enrojecimiento de los ojos, lagrimeo y picazón ocular.

Los síntomas de la alergia suelen confundirse con los de un resfrío, por eso es importante hacer la diferenciación para poder aplicar un tratamiento específico.

 

Tratamiento médico al polen

Ante toda alergia es importante tener claridad de cuál es el agente que la produce. De esta forma podremos atacarla correctamente, sobre todo frente a reacciones severas que en el futuro podrían representar ataques alérgicos más peligrosos.

Para esto se recomienda visitar a un médico especialista, quien realizará una serie de pruebas para obtener el diagnóstico. Entre ellas, la más común es la prueba cutánea, en donde el posible elemento problemático se aplica a la piel para ver si efectivamente produce alergia. Asimismo, el médico puede realizar análisis de sangre o cabello.

Frente a una alergia, el tratamiento médico suele consistir en el consumo de antihistamínicos, medicamentos que bloquean los receptores de la histamina y anulan los efectos de la alergia. Entre sus efectos secundarios puede existir un aumento del sueño y el apetito.

También pueden recetarse los esteroides tópicos nasales que son gotas de inhalación que mejoran la obstrucción nasal. Frente a síntomas intensos el paciente puede necesitar ingerir los esteroides.

Finalmente, en algunos casos las vacunas para la alergia pueden ser muy eficaces. Su extracto de proteína de polen se aplica de forma inyectable o por vía oral, en dosis progresivas para generar una tolerancia del sistema inmune.

Esta tolerancia impide la formación de Inmunoglobulina IgE contra el polen, lo cual cambia por completo la respuesta al mismo y no se producen síntomas de alergia.

Es importante destacar que nunca deben mezclarse los antialérgicos con alcohol.


Recomendaciones para sobrellevar la alergia

Durante la época primaveral la mayoría de los árboles producen polen. Recomendamos que durante este período intente permanecer bajo techo y mantener puertas y ventanas cerradas. Sobre todo entre las 5 y 10 de la mañana y las 7 y 10 de la noche, ya que en esos horarios es donde los niveles de polen están más elevados. Utilice el aire acondicionado si tiene uno y colóquele filtros antipolen.

Asimismo, evite las actividades al aire libre para el final del día y no seque la ropa en el exterior, puesto que el polen se pegará a ella. En la calle use lentes de sol para evitar que el polen ingrese a los ojos y al regresar a casa es recomendable ducharse y cambiarse la ropa. Durante la noche no duerma cerca de fuentes de polen como árboles o plantas.

Evite actividades que remuevan las partículas de polen, como cortar el pasto o barrer el polvo.

 

Remedios caseros contra la alergia

Con pequeños detalles caseros podemos hacer la diferencia en nuestro cuerpo durante el periodo en que la alergia está más presente. Por ejemplo, es importante fortalecer defensas. Para ello se recomienda la ingesta de cítricos como la naranja.

Por otra parte, nuestro cuerpo suele reaccionar al alérgeno cerrándolo, de manera que nuestro tracto respiratorio se resiente y nos cuesta respirar. Para disminuir esa sensación se pueden realizar a diario sesiones de respiración con vapores de manzanilla o melisa. De esta forma abriremos y limpiaremos las vías respiratorias.

El consumo de ajo puede ayudar a acabar con el malestar que provoca la alergia, ya que contiene capsaicina, sustancia que estimula la secreción nasal, permitiendo eliminar el alérgeno que produce el malestar nasal.

Por último, las limpiezas nasales son muy efectivas. Se pueden realizar hirviendo agua con sal y bicarbonato, para luego ser aplicadas en las fosas nasales y en la boca.

 

Carolina Roco.

 



Comentarios Alergias

Alergias
Página: 1 de 0 « Primero | | Último »

Comentar este artículo




Comenta con Facebook Alergias


diseño de sitios web